México avala la vacuna para menores a partir de los cinco años, aunque el Gobierno aún no la incluya en su plan de vacunación

La Cofepris ha dado la autorización para usar el biológico de Pfizer en ese grupo poblacional, sin embargo, las autoridades no se han pronunciado al respecto

Menores de edad reciben la vacuna contra la covid en Tijuana, Baja California.
Menores de edad reciben la vacuna contra la covid en Tijuana, Baja California.Omar Martínez (CUARTOSCURO)

Aunque la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó desde marzo pasado la vacuna Pfizer contra la covid-19 para niños a partir de los 5 años, la Secretaría de Salud federal todavía no incluye a estos menores en su estrategia nacional de vacunación contra el coronavirus. En el portal de la Cofepris se estipula que para este segmento de la población la dosis y composición del biológico será diferente al aprobado para los mayores de 12 años. Hasta ahora, la vacuna se aplica en adolescentes sin importar su estado de salud a partir de los 15 años y en menores de 12 años con padecimientos preexistentes como afecciones cardiacas, pulmonares, neurológicas, entre otras.

El infectólogo Alejandro Macias explica que pese a que la Cofepris es la instancia encargada de emitir las autorizaciones emergentes o definitivas con base en su comité de moléculas nuevas, sin embargo, está recomendación no es vinculante, es decir, no obliga a que el Gobierno tenga que utilizar el biológico. “En el caso de México, una vacuna se tiene que analizar por un Consejo Nacional de Vacunación y ellos analizan la pertinencia y se le propone a la instancia correspondiente que establecerá también si el costo y los beneficios son los suficientes. Desde luego que hay una tendencia internacional a que se vacunen jóvenes y niños una vez que se alcanzan la vacunación en adultos y, por otro lado, es evidente que no vamos a alcanzar una buena inmunidad de grupo si no los vacunamos” comenta.

Andreu Comas, doctor y académico de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), advierte de que México tiene un rezago de más de siete meses en la inmunización infantil en comparación a otros países. “México no ha comprado más vacunas, ahorita las vacunas que está aplicando son las que le sobraron del año pasado o las que tiene del mecanismo de Covax, pero hoy por hoy, los amparos que se han ganado para inmunizar menores la respuesta es que no hay vacunas”, comenta el investigador.

El especialista explica que seguramente fue la farmacéutica, en este caso Pfizer, la encargada de iniciar el trámite ante la Cofepris para obtener el aval como uso de emergencia. “Cofepris tiene que cumplir los tiempos y, al final de cuenta, cómo iba a justificar que no lo autorizaba, no tenía motivos para negar la vacuna”, detalla Comas. Sin embargo, aunque la autorización se concretó y publicó en su portal de internet, la difusión fue omisa por parte de las autoridades sanitarias.

Desde el inicio de la pandemia, la vacunación de menores fue un punto de quiebre en la estrategia del Gobierno de López Obrador ante la crisis sanitaria. Las autoridades federales argumentaban que los menores no eran población de riesgo y por ende, no entraban dentro de las prioridades de vacunación. No obstante, las cifras oficiales dan cuenta de alzas de contagios y defunciones de niños y adolescentes en los picos de la pandemia. A la fecha, México acumula 96.966 menores contagiados y 949 defunciones, de acuerdo con las estadísticas.

Mientras en México este segmento sigue sin ser incluido en el plan nacional de vacunación, otros países como Chile, Colombia, Cuba, Perú, Uruguay y Estados Unidos ya se encuentran vacunando a niñas y niños, en algunos de ellos desde los 2 años de edad. En el país, Gobiernos como Nuevo León o Coahuila han optado por hacer viajes transfronterizos para vacunar a los menores de 5 a 15 años con el biológico de Pfizer en Estados Unidos, solo de Coahuila se han vacunado 38.000 niños en estas caravanas de vacunación.

Colectivos de padres de familia han hecho hincapié en la necesidad de que se proteja con la vacuna a menores de edad para alcanzar la inmunidad de rebaño y evitar fallecimientos o afectaciones en niños y adolescentes. La Asociación Mexicana de Pediatría, en conjunto con otros organismos, abogó por escrito este lunes por la inmunización de niños de 5 a 11 años, refiriendo que el coronavirus ya es la principal causa de muerte infantil en el país. “Los eventos supuestamente atribuibles a vacunación graves en población pediátrica son poco frecuentes, teniendo un balance positivo en cuanto al riesgo-beneficio para reducir las muertes y hospitalizaciones por covid”, indica el comunicado.

La abogada Alma Franco, una de las madres de familia que presentó un amparo para lograr la inmunización de su hijo, critica la opacidad con la que se ha manejado la información por parte del Gobierno de López Obrador. Para Franco, la resistencia de la Administración a incluir a este grupo de la población en su estrategia inmunización tiene un trasfondo económico. “No sabemos cómo les va a ir a nuestros niños con este virus. Están minimizando las muertes de menores por covid, no sé que le pasa a nuestro presidente”, comenta.

Durante la conferencia de este martes en Palacio Nacional, el subsecretario de Salud, Hugo López- Gatell no dio seña sobre los menores, pero sí celebró que el país registra 10 semanas consecutivas a la baja de contagios, así como el elevado porcentaje de adultos inmunizados: “La cobertura de vacunación se ha quedado en 90% en promedio nacional y en jóvenes, personas menores de edad, de 14 a 17 años, la cobertura es del 54%”, declaró. Casi 86 millones de personas han sido vacunadas con al menos una dosis del biológico.

López-Gatell insistió en invitar al público en general para que participen en los ensayos de la vacuna contra el coronavirus, Patria, que desarrolla el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). “Para la persona que participe en el ensayo clínico hay un beneficio directo en que durante todo un año estará en observación médica, recibiendo una serie de evaluaciones que son de importancia adicional a la evaluación de la inmunidad provocada por las vacunas”, dijo.

Para las autoridades sanitarias México es un país en verde, basta con mostrar el mapa de la República y las cifras de contagios y defunciones a la baja. Sin embargo, para los padres de menores de edad, la inmunización de sus hijos es un asunto todavía en el tintero que solo requiere de la voluntad del Gobierno para ponerse en marcha.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS