LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

El Estado mexicano de Hidalgo aprueba la despenalización del aborto

La entidad es la tercera en permitir la interrupción voluntaria del embarazo, junto con Oaxaca y Ciudad de México

Una mujer porta un pañuelo a favor de la despenalización del aborto en México.
Una mujer porta un pañuelo a favor de la despenalización del aborto en México.Margarito Pérez / Cuartoscuro

México ha dado un enorme paso a favor de la marea verde este miércoles con la despenalización del aborto en el Estado de Hidalgo hasta la semana 12 de gestación. Se trata de la tercera entidad del país en permitir la interrupción voluntaria del embarazo, junto con Ciudad de México y el Estado de Oaxaca, que lo hizo en septiembre de 2019. El proyecto fue aprobado entre gritos de los diputados de la oposición y con el apoyo de 16 votos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el mínimo necesario para aprobar la ley. Una de las legisladoras de esa bancada se abstuvo y el resto de los 28 representantes de la Cámara se negaron a emitir su voto.

La resolución del dictamen en el Congreso estatal ha hecho saltar de felicidad a las manifestantes de la marea verde que esperaban una resolución positiva a las puertas del órgano legislativo. El proyecto ha modificado los artículos 154, 155, 156, 157 y 158 del Código Penal como también la Ley de Salud local. La reforma ha establecido que el Estado debe garantizar además el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo gratuita en los centros de salud privados y en las cárceles de mujeres. Mientras que penaliza a las mujeres que aborten después de la semana 12 de gestación con entre seis meses y un año de prisión y entre 10 y 40 días de multa.

El debate por la despenalización fue arduo. La oposición, compuesta por el Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Institucional (PRI), reclamó a la formación gobernante que no dejara exponer los argumentos en contra del proyecto y que cometiera irregularidades en los procesos legislativos. “Morena viola la ley, vamos a ir a los tribunales”, dijo el diputado Asael Hernández Cerón, del PAN, a los gritos mientras insistía en utilizar la palabra en el momento de la votación. “Aprobado el dictamen, solicito a la Secretaría de Servicios Legislativo elabore el decreto correspondiente y se envíe al Ejecutivo”, respondió también a los gritos el presidente del órgano legislativo, que contó con un quorum de 28 diputados.

En todos los Estados mexicanos se tolera la interrupción del embarazo por violación. Algunos agregan causales permitidas, como que el embarazo genere un peligro para la vida de la madre o que haya malformaciones fetales. Hidalgo ya había intentado despenalizar el aborto voluntario en diciembre de 2019, pero el proyecto no había alcanzado los votos suficientes, incluso los diputados de Morena lo habían rechazado. Esa pequeña entidad, al norte de la capital mexicana, ocupa el cuarto lugar en el número de mujeres que viajan a Ciudad de México a abortar, donde es legal desde 2007.

La despenalización llega después de años de lucha del movimiento feminista en Hidalgo. “Un Estado más a favor de la libertad y la justicia para las mujeres. La Marea Verde sube y todas estamos muy felices”, ha celebrado en su cuenta de Twitter el reconocido Grupo de Información en Reproducción Elegida. A ellos le han seguido cientos de organizaciones y políticos que reclaman desde hace años la legalización del aborto no solo en México, sino en toda América Latina. Citlalli Hernández, secretaria general de Morena en el país, ha festejado también la aprobación: “Mi total reconocimiento al movimiento feminista y a las y los legisladores que no se dejaron intimidar”. En las redes sociales como en el Congreso estatal, el grito de sí se pudo tapó por completo el reclamo celeste.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50