_
_
_
_

¿Qué ha pasado en Europa? Las claves de las elecciones en nueve gráficos

La extrema derecha mejora sus resultados y los socialistas representan por primera vez menos del 20% del Parlamento Europeo

El nuevo Parlamento europeo salido de cuatro días de votaciones en todo el continente tendrá una mayoría parecida a la de la última legislatura, aunque con un peso ligeramente mayor de derecha tradicional y ultras y menor de socialdemócratas y verdes. A continuación repasamos los nueve gráficos clave de las elecciones (a falta de los datos de Irlanda, que podrían tardar varios días).

Un parlamento de más de 170 partidos

El nuevo hemiciclo representa a más de 170 partidos nacionales. Populares, socialdemócratas y liberales han obtenido 400 escaños, el 55% del Parlamento. Estos tres grupos han sacado adelante la mayoría de medidas de la última legislatura y es probable que apoyen a Ursula Von der Leyen (PPE) en su reelección.

Los dos grupos de extrema derecha, Identidad y Democracia (liderado por el Reagrupamiento Nacional francés de Marine Le Pen) y los Conservadores y Reformistas (con partidos como Vox o los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni) conforman el 18% del hemiciclo. Otros partidos ultraconservadores, como el alemán Alternativa Para Alemania (AfD) o el húngaro Fidesz de Viktor Orbán por el momento se mantienen en el grupo de no inscritos.

En la agrupación etiquetada como “otros” se incluyen formaciones que entran en el Parlamento y aún no se han adscrito a ningún grupo. Es el caso de Se Acabó La Fiesta, el partido de Alvise Pérez. Cuando comience la legislatura, puede que estas formaciones se adhieran a una u otra familia y este reparto cambie.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Pocos cambios (y hacia la derecha)

El Parlamento de esta X legislatura tiene una composición similar al saliente, pero la perspectiva histórica da alguna clave de cómo se ha movido el voto.

Los socialdemócratas representan menos del 20% del total de asientos del Parlamento por primera vez desde 1979. Los populares crecen, aunque están lejos del 37% que controlaban en 2004. Los Verdes, que tuvieron un resultado récord en las últimas elecciones, vuelven a su media de los últimos 20 años, con un 7% de los parlamentarios.

El gran bloque pierde terreno

La suma de liberales, socialistas y populares sigue siendo mayoría en el Parlamento, pero su poder sigue menguando: entre 1999 y 2009 aglutinaban más del 70% de los parlamentarios; hoy son el 55%. La bajada se debe a la pérdida de escaños de socialistas y liberales.

La extrema derecha aguanta y sube

La erosión de los grandes grupos europeístas no se entendería sin el crecimiento de la extrema derecha. Si se incluyen bajo esta etiqueta los grupos de Identidad y Democracia, Conservadores y Reformistas, AfD y Fidesz (que concurren como no inscritos), representan el 21,5% del Parlamento Europeo. Hace cinco años sumaban el 20% (incluyendo también al británico UKIP de Nigel Farage). Los resultados de este domingo muestran la consolidación del salto que dieron en las pasadas elecciones.

Cuando se desgranan los resultados por países se comprueba dónde han obtenido mejores resultados las fuerzas ultraconservadoras, como se ve en el siguiente mapa.

En Austria, el ultraderechista Partido de la Libertad (FPÖ) es el más votado: ha conseguido 6 de los 20 escaños del país centroeuropeo. En Bélgica también es primera fuerza, aunque con tan solo el 14% de los votos en una elección muy repartida (13 partidos tienen escaño, en España son 11). Este resultado ha provocado la dimisión del primer ministro, Alexander De Croo.

En Francia, el Reagrupamiento National de Marine Le Pen ha conseguido doblar en votos a la coalición de Macron y ha sacado nueve puntos porcentuales más (31%) que en las últimas europeas, lo que ha obligado al presidente francés a convocar elecciones legislativas.

En Alemania, AfD ha conseguido el 16% de los votos y 15 escaños: son el segundo partido del país, por delante de los socialdemócratas del canciller Olaf Scholz.

Los liberales pierden apoyos en más de la mitad del continente

El grupo Renew pierde presencia en más de 15 países cinco años después de las elecciones que les dieron el mejor resultado de su historia.

Aunque la formación ha crecido al este del continente, en países como Eslovaquia, Chequia o Bulgaria, ha retrocedido en el norte: Renew se ha desinflado en Dinamarca, Finlandia y Estonia.

El principal golpe ha venido de Francia: en cinco años han pasado de 21 escaños a solo 13 de los 81 asientos que corresponden al país en la Eurocámara.

Los verdes se dan un batacazo en lugares clave

También ha cambiado la suerte de los verdes, que no han podido igualar sus resultados excepcionalmente buenos de 2019. Las formaciones ecologistas obtienen 52 asientos para la nueva legislatura, un 7% del hemiciclo: hace cinco años tenían un 10%.

Este descenso es resultado del importante retroceso de sus formaciones en Alemania y Francia, principales graneros de los ecologistas en los últimos comicios, donde caen más de 10 puntos.

Los resultados en Suecia, Dinamarca o España han contenido una caída mayor de la familia de formaciones ecologistas. En España, la agrupación recogía sufragios procedentes de Sumar y Ahora Repúblicas, y ha crecido tres puntos.

Los ganadores en cada país: los populares, primera fuerza en media Europa

En 13 de los 27 países europeos las formaciones del grupo popular han sido las más votadas. En Alemania, la coalición de la CDU se ha llevado 29 escaños, uno de cada tres, consiguiendo el doble de los socialistas.

Los partidos adscritos a los liberales han sido los favoritos en Países Bajos, Chequia y Eslovaquia. En Dinamarca, las tres formaciones que iban en este grupo europeo han conseguido, juntos, un asiento más del partido más votado, el socialista.

La extrema derecha de Identidad y Democracia ha conseguido ganar en Francia con el 30% de los votos (el doble que la coalición del partido del presidente Emmanuel Macron), en Austria y en Bélgica. En Italia, el más votado ha sido Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, de los Conservadores y Reformistas.

¿Y ahora qué? Las posibles sumas

Una de las primeras misiones del Parlamento será dar el visto bueno a la reelección de Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea. La alemana, como la candidata de la familia política más votada, el Partido Popular Europeo, tendrá que ser propuesta por el Consejo Europeo, donde se reúnen los primeros ministros de los miembros de la UE.

Populares, socialdemócratas y liberales han sido los grupos que han votado juntos la mayoría de medidas en la última legislatura, un escenario que probablemente se repita. Von der Leyen ha comentado nada más conocerse los resultados que cuenta con el apoyo de socialdemócratas y liberales para “construir un bastión contra los extremos, de la izquierda y de la derecha”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_