ESPECIAL PUBLICIDAD
i

Abertis da pasos de gigante en Estados Unidos

Con la compra de una concesión en el estado de Virginia, que incluye cuatro puentes y una autopista, la empresa avanza en un mercado clave que la compañía ha explorado de forma activa en los últimos años.

Los túneles del Elizabeth River están en la región de Hampton Roads y son unas de las vías más transitadas del área metropolitana de Virginia Beach-Norfolk-Newport News.
Los túneles del Elizabeth River están en la región de Hampton Roads y son unas de las vías más transitadas del área metropolitana de Virginia Beach-Norfolk-Newport News.

Abertis, uno de los operadores de referencia internacional en la gestión de autopistas, avanza en su expansión en Estados Unidos. A finales de 2020, la empresa cerró la compra del 100% de la concesión Elizabeth River Crossing, para operar cuatro túneles y una autopista en el estado norteamericano de Virginia. Ello supone la entrada de la compañía española en uno de los principales mercados de infraestructuras del mundo.

“Esta adquisición representa un paso más en nuestra ambiciosa estrategia de crecimiento”, afirma José Aljaro, consejero delegado de Abertis. La compañía ya estaba presente en la primera economía del mundo, pero solo a través de su filial de tecnología de peaje electrónico, Emovis, que gestiona varios activos en estados como Rhode Island u Oregón. La reciente adquisición es el primer gran paso en la gestión de autopistas de peaje. El salto que dio lo hizo junto a su socio Manulife, un fondo de inversión canadiense, en una operación valorada en unos 1.000 millones de euros por una concesión que se extenderá hasta abril de 2070.

Los túneles, que operan bajo el sistema de peaje electrónico sin barreras, conectan áreas importantes de empleo, comerciales y militares de la ribera del río Elizabeth en Norfolk con el resto del área de Hampton Roads, que alberga el puerto comercial más importante de la Costa Este en EE UU. La creciente actividad portuaria y la presencia de la Marina americana en la región sirven como fuente de tráfico constante para esta infraestructura. En 2019, por ejemplo, los cuatro túneles tuvieron una intensidad media de 102.000 vehículos diarios. Además han mostrado una fuerte resiliencia en 2020 durante la pandemia del coronavirus, pues en los últimos meses sus niveles de tráfico se han normalizado.

Una apuesta por el futuro

EE UU es un mercado clave que la compañía ha explorado de forma activa en los últimos años, y que facilitará el análisis de oportunidades futuras. “Abertis espera trabajar en beneficio de las comunidades locales, y cimentar una relación constructiva y mutuamente beneficiosa con el Departamento de Transporte de Virginia, una de las autoridades de infraestructuras viarias más consolidadas e importantes de EE UU”, afirma Aljaro.

Abertis gestiona ahora en EE UU una importante infraestructura que conecta a diversas áreas importantes industriales, comerciales y militares

De igual forma, la reciente compra impulsará el crecimiento en ese país de Emovis, su filial de tecnología de peaje que instala y gestiona sistemas de peaje electrónico como el del puente Newport Pell Bridge en el estado de Rhode Island. Una de las apuestas de la compañía está en la innovación en las infraestructuras carreteras que contribuyan a resolver algunos de los retos que trae consigo el aumento del tráfico. La compañía invierte de manera continua en tecnología e ingeniería inteligente para garantizar que sus clientes disfruten de un viaje seguro, cómodo, rápido y fácil.

Abertis gestiona unos 9.500 kilómetros en 16 países de Europa, América y Asia. Es el primer operador nacional de autopistas en países como España, Chile, y Brasil, y tiene una importante presencia también en Francia, Italia, México, Puerto Rico y Argentina.

Archivado En: