Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mercosur suspende la elección directa de los diputados de su Parlamento

Los legisladores de Parlasur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, saldrán de los Congresos nacionales

Última sesión ordinaria del Parlasur en Montevideo, el 1 de abril pasado.
Última sesión ordinaria del Parlasur en Montevideo, el 1 de abril pasado.

Creado en 2006, el Parlamento del Mercosur o Parlasur nunca arrancó del todo. Y es poco probable que lo haga en el futuro. Los países que integran el bloque económico del cono sur americano acordaron que ya no habrá elección directa de los legisladores que sesionan en Montevideo (Uruguay). Los diputados actuales cumplirán su mandato, pero los próximos serán elegidos por los respectivos Congresos nacionales entre sus propios miembros. El anuncio se realizó en la capital paraguaya, Asunción, y el presidente del país sudamericano, Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, dijo que la decisión fue acordada con los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, sus socios en el Mercosur. “El dinero ahorrado será destinado a inversión social”, agregó Abdo Benítez.

Los Ejecutivos de izquierda que dominaron los países del Cono Sur americano durante la década pasada pensaron que Mercosur debía tener una instancia de representación popular. Crearon entonces el Parlasur, un órgano deliberativo de decisiones no vinculantes integrado por diputados elegidos en forma directa por los electores de los Estados miembro. Los socios se dieron hasta 2020 para elegir a los 188 integrantes del cuerpo. Paraguay eligió a los suyos con las elecciones de 2008 y Argentina con las de 2015. Brasil y Uruguay, en cambio, debían hacerlo en las próximas citas electorales y solo tenían representantes provisionales: diputados en actividad en sus respectivos Congresos. Los planes de elección popular han quedado ahora suspendidos. Para que la medida sea definitiva, deberá pasar por el filtro de los respectivos Parlamentos nacionales.

Brasil sigue los pasos de Argentina oficializa su salida de Unasur

Agencias, Brasilia

Brasil ha oficializado este lunes su salida de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), justo cuando le tocaba ejercer la presidencia pro témpore del bloque, creado la década pasada, en pleno auge de los Gobiernos de izquierda en la región. El gigante sudamericano, que ya había suspendido su participación en Unasur, ha denunciado el Tratado Constitutivo del organismo, una decisión que, conforme a las disposiciones internas, entrará en vigor "transcurridos seis meses a partir del día de la fecha", según ha indicado la cancillería brasileña. Brasil sigue los pasos de Argentina —que abandonó el grupo el viernes pasado— y Ecuador, que anunció su salida semanas atrás. Unasur nació en 2008 en los años dorados de la izquierda latinoamericana, con 12 miembros. Brasil, con el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, fue uno de los motores de esta iniciativa. Una década larga más tarde, está cerca de echar el telón.

El canciller paraguayo, Luis Alberto Castiglioni, dijo en rueda de prensa que no habrá elección directa de representantes “hasta tanto se perfeccionen los mecanismos de integración y se aseguren la posibilidad de realizar elecciones simultáneas a los cuatro países”. Pero enseguida aclaró que “no existe una real urgencia" en volver "elegir directamente" a los representantes nacionales. Se trata, en el fondo, de acercar el modelo del Mercosur al de la Alianza del Pacífico, el bloque comercial que une a Chile, Perú, Colombia y México con un mínimo de burocracia y ninguna estructura fija, más allá del apoyo de las cancillerías. Con el giro político de la región hacia la derecha, los nuevos gobiernos del Mercosur asumieron que el modelo a seguir era el de la Alianza, mientras tomaban distancia de un tipo de organización que consideraron excesivamente ideologizada y limitante al desarrollo económico individual de los socios.

El 22 de marzo pasado, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió al Congreso que derogue la ley que obliga a elegir a los diputados del Parlasur porque “cuesta una fortuna mantener el gasto innecesario que significa generar un nuevo cuerpo de representantes en cada elección". Macri no midió el ahorro, como sí hizo Paraguay. Castiglioni estimó en cuatro millones de dólares la cantidad que el bloque dejaría de gastar al dejar de tener representantes elegidos por el voto popular.

Los actuales diputados paraguayos completarán su mandato hasta 2023, pero Argentina ya no elegirá nuevos en las generales de finales de octubre. Brasil y Uruguay, en tanto, paralizarán cualquier plan electoral. Con todo, el canciller paraguayo aclaró que la decisión no supone un golpe a la salud el Mercosur porque el bloque es “cada vez más fuerte” y se encuentra en negociaciones con “otras potencias”. La negociación más importante del Mercosur es la que lleva adelante con la Unión Europea y se encuentra paralizada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información