Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestantes lanzan cohetes a un helicóptero de la presidencia de México

Uno de los artefactos impacta una aeronave que transportaba a la prensa en Oaxaca, en el sur del país

El daño al helicóptero atacado por manifestantes en Oaxaca.
El daño al helicóptero atacado por manifestantes en Oaxaca.

Manifestantes que protestaban este jueves por la visita del presidente de México, Enrique Peña Nieto, a Oaxaca, al sur del país, han lanzado cohetes contra uno de los helicópteros del Gobierno. Uno de los artefactos ha alcanzado a una aeronave que transportaba a personal de Los Pinos y miembros de la prensa. El aparato en el que viajaba el mandatario no ha sufrido ningún percance, según los primeros reportes.

Los hechos se han producido alrededor de las 13.40 durante la inauguración del Centro de Convenciones de Oaxaca, uno de los fortines de la disidencia magisterial que se opone a la reforma educativa que promovió el Gobierno de Peña Nieto. Los manifestantes lanzaron los proyectiles desde tierra cuando el helicóptero estaba por aterrizar. El humo del artefacto llenó la cabina, pero los dos pilotos no perdieron el control de la aeronave, que se elevó otra vez y tocó tierra en un sitio seguro.

La tropa que transporta a la comitiva de las giras presidenciales está compuesta por cuatro helicópteros. El primero está destinado para el presidente, el segundo para su escolta y los restantes para empleados de la presidencia y miembros de los medios de comunicación. Los tres helicópteros restantes aterrizaron sin ninguna complicación.

"Condeno estos hechos porque sin importar las banderas políticas que defendamos, lo que es condenable siempre es la violencia", ha dicho Peña Nieto en el acto inaugural. El presidente defendió el alcance de la reforma educativa ante las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la disidencia magisterial. "Los cambios siempre enfrentan resistencia", ha agregado.

La policía federal desplegó el miércoles a 1.500 agentes para resguardar la seguridad durante el acto presidencial en Oaxaca, en el que se entregó premios a exportadores mexicanos. Se esperaba un clima adverso ante la visita del mandatario sobre todo de parte de los maestros de la sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, que cubrieron su sede con una manta en la que se leía "Fuera Peña. Peña Asesino". 

Otros miembros de la CNTE también han realizado bloqueos para impedir la llegada de los invitados al acto. Los visitantes se replegaron y tomaron vías alternas para llegar al nuevo centro de convenciones. Los manifestantes se enfrentaron con policías en otros puntos de la capital oaxaqueña cercanos al recinto. Pese al caos, la violencia y el cruce de acusaciones en las calles de Oaxaca, al interior del edificio, el acto transcurrió sin eventualidades.

Más información