Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles marchan en Perú contra el posible indulto a Fujimori

“Esto no es un indulto, es un perdón médico”, dijo el presidente Kuczynski horas antes de la movilización

Manifestantes en Lima contra el indulto a Fujimori.
Manifestantes en Lima contra el indulto a Fujimori. REUTERS

Decenas de miles de ciudadanos recorrieron la noche del viernes las calles de Lima, Arequipa, Cajamarca, Cuzco y Huancayo para expresar su rechazo al anuncio de un posible indulto al reo y exmandatario Alberto Fujimori, planteado hace un par de semanas por el presidente Pedro Pablo Kuczynski y que reiteró esa misma mañana en un programa de radio.

"Esto no es un indulto, es un perdón médico. Está exclusivamente determinado por la opinión de los doctores de primer nivel que verán cuál es el estado de salud del expresidente Fujimori. Antes de fin de año podremos definir esto", dijo en Radioprogramas. Fujimori, quien gobernó entre 1990 y 2000, cumple una cadena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, secuestro agravado y corrupción.

En menos de un año, el gobierno de Kuczynski ha perdido a dos ministros por presiones y censura de Fuerza Popular —la mayoría fujimorista en el Congreso— que además ha rechazado y derogado varios decretos legislativos de los 112 que aprobó el Ejecutivo para luchar contra la inseguridad ciudadana y reactivar la economía. Incluso, un tercer miembro del gabinete, el de Interior, estuvo a punto de ser censurado a finales de junio.

Kuczynski y algunos miembros del Ejecutivo estiman que con el indulto cesará la hostilidad del Parlamento. El martes 11, Kuczynski y la excandidata presidencial, e hija del exmandatario, Keiko Fujimori se reunirán sin ningún mediador y, según el presidente, dialogarán sobre cómo dar "mejor gobernabilidad al Perú".

La marcha contra el indulto realizada en Lima estuvo encabezada por familiares de las víctimas de las masacres de Barrios Altos y de la Universidad La Cantuta, operaciones realizadas en 1992 por el Grupo Colina, un destacamento del Ejército que asesinó a opositores al régimen de Fujimori y a ciudadanos no ligados a la política. Cientos de personas portaban fotografías de los rostros de los universitarios y el profesor asesinados en La Cantuta, y de otras víctimas, como la estudiante de periodismo Melisa Alfaro.

Antes de la segunda vuelta electoral en 2016, Kuczynski firmó un compromiso con los parientes de las víctimas de ambas masacres, para tener su respaldo como votantes, por eso la pancarta principal que portaban tenía como lema: "No más traiciones, PPK".

"Estoy aquí por solidaridad con estas personas que han perdido a sus familiares. No es justo que los maten y quemen", dijo a EL PAÍS Gisela, una madre de familia residente en el distrito de Villa El Salvador.

La marcha fue organizada en Lima por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y participaron grupos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Universidad Nacional de Ingeniería, la Universidad Villarreal, gremios como la Federación de Trabajadores Textiles y la Central General de Trabajadores del Perú, dos colectivos anti Keiko Fujimori, entre otras agrupaciones.

Más información