Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La millonaria Angélica Fuentes, condenada por robar a su exmarido

Un juez determina que la empresaria sustrajo más de 140 millones de dólares de las cuentas bancarias de Jorge Vergara para adueñarse de Omnilife y el Grupo Chivas

La empresaria mexicana Angélica Fuentes.
La empresaria mexicana Angélica Fuentes.

El empresario mexicano Jorge Vergara ha ganado una de las batallas decisivas contra su exmujer, Angélica Fuentes. Su divorcio, lejos de ser un asunto personal, se convirtió en el más mediático de México el año pasado debido a que estaba en juego mucho más que su matrimonio: el control de dos potentes empresas, el Grupo Omnilife (de suplementos alimenticios) y el club de fútbol más emblemático del país, Chivas. Esta semana se ha dado a conocer un fallo judicial que le da la razón al millonario y condena a su mujer por enriquecimiento ilícito a costa de su exmarido.

El juez determina que Fuentes sustrajo de las cuentas bancarias de Vergara más de 2.650 millones de pesos (alrededor de 140 millones de dólares) para comprar acciones y hacerse dueña de las empresas de la familia. Todas estas transacciones han quedado invalidadas con la decisión judicial y pasan a formar parte inmediatamente de su exmarido, que posee el control total de los grupos, según señalan sus abogados.

Lo que comenzó con una historia de amor propia de los más poderosos, con boda en la India y elefantes incluidos, terminó de un sablazo siete años después. El 1 de abril del año pasado Jorge Vergara, de 61 años, le declaró la guerra a su mujer, de 53. Antes que el divorcio, la lucha la desató el dinero. Y echó de sus empresas a todos los empleados afines a Fuentes. Ese mismo día los trabajadores de la sede principal de Omnilife, en Guadalajara (a unos 540 kilómetros de la Ciudad de México), se encontraron con coches de la Policía Federal y una lista negra a la entrada.

Jorge Vergara y Angélica Fuentes, celebrando el 60 cumpleaños de él el año pasado.
Jorge Vergara y Angélica Fuentes, celebrando el 60 cumpleaños de él el año pasado.

Hasta ese día, eran un matrimonio ejemplar en le mundo de los negocios en México. Unidos por sus dos hijas de tres y cinco años, llevaron a lo más alto al Grupo Omnilife y sus tres grandes empresas: los suplementos alimenticios Omnilife, los productos de belleza Angelissima y el club de fútbol Chivas de Guadalajara.

Omnilife es una empresa que se dedica a la venta de suplementos alimenticios y que ha crecido exponencialmente desde su fundación en 1991. Es una compañía que cuenta con 6.000 empleados en 19 países y en 2013 facturó unos 1.700 millones de dólares. Entre los dos poseían el total de las acciones de la firma.

El escándalo comenzó a gestarse cuano se barajó la venta de las Chivas, un club tan valioso que la venta de sus derechos en Estados Unidos son los más costosos por debajo de los gigantes Barcelona y Real Madrid. En medio de la pelea con su mujer, Vergara tuvo que tranquilizar a los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol, que finalmente acabaron reconociendo el control del empresario. "El que se divorcia soy yo, no Chivas", señaló entonces Vergara.

En octubre del año pasado un juez ordenó la captura de Fuentes por fraude, al considerar que existían pruebas suficientes de una administración fraudulenta de su compañía. La firma Angelissima desapareció y su dueña se refugió en Estados Unidos desde que se desató la tormenta.

Fuentes, una mujer proveniente de una poderosa familia de Ciudad Juárez, dueña de una de las principales empresas de gas del país, estuvo a cargo de las empresas de Vergara desde que la conoció. Ella metió mano en la gestión del grupo, echó a la calle a directivos y empleados que habían fundado la empresa con su marido. "Jorge se llegó a enemistar con su propia familia por ella", contó una fuente cercana a la empresa a este diario.

Después de un año de guerra, con más de 50 pleitos judiciales, Fuentes ha quedado marcada como la esposa que robó a su marido para hacerse dueña de las empresas que él fundó. Los abogados de ella señalan que la sentencia no es definitiva y que piensan recurrir a otras instancias judiciales. El fallo contempla una indemnización a Vergara por daños y perjuicios que supera los 2.100 millones de pesos, alrededor de 113 millones de dólares.

Más información