Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El personal del Zoo de Chile mata a dos leones para salvar a un hombre

La noticia ha causado un profundo impacto en la ciudadanía, que ha cuestionado las medidas de seguridad del recinto

Personal del zoológico de Chile supervisan e lugar del incidente.
Personal del zoológico de Chile supervisan e lugar del incidente.

A 11.30 de la mañana en Chile, un hombre de 20 años forzó la jaula de los leones del Zoológico Metropolitano de Santiago, que a esa hora estaba abierto al público y lleno de familias con niños, en un día festivo. En menos de un minuto el sujeto logró ingresar por el techo de la celda, donde se hallaban dos hembras y un macho de leones africanos. En ese momento se desnudó y se colgó en el cuello de Manolo, el león. Una de las hembras, llamada Flaca, molesta lo arrastró hasta el lugar donde duermen y comenzó a morderlo. El personal del zoológico activó el protocolo de seguridad que, en unos tres minutos, finalizó con la muerte de Manolo y Flaca y con el traslado del individuo a una clínica de la capital chilena.

La noticia ha causado un profundo impacto en la ciudadanía, que ha cuestionado tanto las medidas de seguridad del recinto, como la decisión de haberles disparado como única salida. De acuerdo a las autoridades del Zoológico Nacional, de propiedad pública, sus protocolos de seguridad tienen como objetivo “resguardar, en primer lugar, la vida de las personas”. Alejandra Montalba, directora del zoológico, señaló que el lugar “es muy seguro y nadie puede ingresar a no ser que se fuerce la entrada, que fue lo que ocurrió” este sábado. 

Para Mauricio Fabry, director del Parque Metropolitano, donde se ubica el zoológico, “si alguien quiere entrar y rompe la reja, puede ingresar a cualquier lugar y no solamente a una jaula del zoológico”. Señala como ejemplo lo que ocurre con personas con alguna enfermedad mental que logran entrar a lugares peligrosos como los carriles del metro o la azotea de edificios. Fabry indica que de acuerdo a los antecedentes que se encontraron en su billetera, el hombre tenía un plan estudiado, lo que explica que haya logrado ingresar rápidamente a la jaula. “No existe un sistema para detener a alguien que tiene ese nivel de intencionalidad. Ni el zoológico ni ningún área del parque está pensada para alguien que se suba al techo, corte la reja y quiera pasar”. 

El veterinario señala que, a raíz de lo ocurrido, se reforzarán las medidas de seguridad de un recinto que, reconoce, necesita de una modernización. Pero defiende la reacción del zoológico. De acuerdo a lo que señalan las autoridades, en el lugar había un guardia que observó el momento en que el hombre se subió a las rejas de los leones. Fue tan rápido que fue imposible detenerlo. Mientras pedía refuerzos, indica Fabry, el encargado le lanzó agua a los animales para alejarlos, pero el sujeto los seguía provocando. Cuando se colgó al cuello de Manolo y la leona lo trasladó al sitio donde duermen, se intentó en dos ocasiones dormir a los felinos a través de mecanismos de contención química. Como la vida del hombre estaba en peligro, sin embargo, el tirador autónomo decidió sacrificarlos con arma de fuego.

“No hay ningún fármaco que haga que un animal se anestesie en un minuto. Cuando un animal peligroso ataca a una persona, no podemos esperar entre tres y cinco minutos para que haga efecto una droga. Los tiradores autónomos tienen la obligación de actuar”, señala Alejandra Montalba.

El hombre de 20 años tenía todos sus signos vitales cuando fue rescatado y permanece grave en la Clínica Indisa de Santiago, a donde fue ingresado. La Fiscalía Oriente investiga el caso y estudiará los vídeos que registraron su ingreso a la jaula de los leones africanos. De acuerdo a la información difundida por el Zoológico Nacional, Manolo había nacido hace 20 años en el propio recinto y era uno de los animales más queridos del lugar. La hembra había tenido todavía una peor suerte: de 18 años, hace solo seis había sido rescatada en pésimas condiciones de un circo que había quebrado, en la ciudad sureña de Coihueco. El personal del zoológico se declaró “consternado” por ambas pérdidas.

Lo sucedido este sábado en Santiago de Chile ha restablecido el debate sobre el papel de los zoológicos y la conveniencia de mantener a animales en cautiverio. De acuerdo al director del Parque Metropolitano, “los zoológicos han permitido salvar a muchas de las especies animales que se están extinguiendo por las conductas humanas”. “En Chile, animales como el cóndor andino, que se han reproducido en el zoológico, son luego liberados en la vida silvestre”.

Más información