Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas explosiones en el volcán Popocatépetl cubren a Puebla de ceniza

Las localidades aledañas amanecieron con una niebla densa y blanca. Las autoridades han decretado la fase dos de emergencia

El momento de la erupción del Popocatepetl.

El volcán Popocatépetl ha despertado esta madrugada a los mexicanos para recordarles que está más vivo que nunca. Uno de los volcanes más peligrosos y vigilados del mundo, con 25 millones de personas habitando a su alrededor, ha sorprendido con algunas explosiones este lunes que han cubierto de ceniza la ciudad de Puebla, la localidad más grande y cercana (a 60 kilómetros). La Ciudad de México está a unos 90 kilómetros.

La lluvia de ceniza es la más grande desde 1994. Ha alcanzado los tres kilómetros de altura y ha lanzado material incandescente a 1,6 kilómetros de sus laderas. El valle de Puebla ha amanecido blanco. Las autoridades han recomendado cubrirse la boca y han decretado la fase 2 de emergencia (la más grave es la 3). Con esta categoría denominada "amarilla", establecida por la Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el organismo aconseja prepararse para una alerta mayor: guardar agua potable y alimentos, cubrir depósitos de agua para evitar que se contaminen y guardar los documentos más importantes.

Una infografía del Gobierno mexicano sobre el volcán. ampliar foto
Una infografía del Gobierno mexicano sobre el volcán.

El Gobierno ha prohibido acercarse al volcán por el peligro de caída de "fragmentos balísticos". El coordinador nacional de protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, ha señalado esta mañana a través de su cuenta de Twitter: "Es importante que respetes el radio de seguridad de 12 kilómetros ante el peligro de fragmentos incandescentes arrojados". 

Aunque la zona de riesgo por la ceniza se encuentra principalmente en el Estado de México y el Valle de Puebla —Xalilitzintla, Atlixco, Cholula, Amecameca, Ozumba, Tetela del Volcán y Hueyapan—, también afecta en menor medida a la capital mexicana, según señalan las autoridades.

El Popocatépetl, que en náhuatl significa Montaña que humea, está vigilado las 24 horas por cuatro cámaras de vídeo que transmiten en directo toda su actividad. Todo está gestionado por el Cenapred, que a través de un comité científico determinan la gravedad de los eventos. 

El volcán comenzó una fase intensa de actividad a partir de 1994 con emisiones de lava y explosiones de ceniza. Es el segundo más alto de méxico, de 5.452 metros, un cráter de 900 metros de diámetro y 150 metros de profundidad, según el organismo. 

El Popocatépetl es uno de los dos volcanes activos en México junto con el de Colima, que desde sus 3.940 metros sobre el nivel del mar, también mantiene en alerta a los habitantes de Jalisco.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >