Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos independientes seguirán investigando el caso Iguala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos prolonga seis meses su mandato

Manifestante en Ciudad de México por la desaparición de los estudiantes
Manifestante en Ciudad de México por la desaparición de los estudiantes REUTERS

El grupo de expertos internacionales que ha dado un vuelco a la investigación del caso Ayotzinapa podrá seguir avanzando en sus pesquisas sobre qué pasó con los 43 estudiantes de Iguala que desaparecieron en una violenta noche de septiembre del año pasado, un hecho que ha marcado un antes y un después en México. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció este miércoles que ha renovado el mandato, en principio, por otros seis meses, hasta el 30 de abril de 2016.

El relator para México, James Cavallaro no descartó además nuevas extensiones, siempre y cuando se den las condiciones para ello, puntualizó. El comisionado hacía referencia, entre otros, a uno de los puntos que han causado más fricción entre los expertos y el Gobierno mexicano en los últimos meses: la negativa del ejecutivo a permitir que los investigadores entrevisten directamente a los militares del Batallón 27 que puede arrojar alguna luz sobre lo sucedido en la fatídica noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.

“Para nosotros es importante y exigimos que el grupo tenga las condiciones necesarias para cumplir su mandato”, subrayó Cavallaro. “Y si el grupo entiende que entre las condiciones hay el tema de los militares y las entrevistas, nosotros entendemos que corresponde facilitar y viabilizar esa solicitud”, agregó en rueda de prensa en Washington.

La renovación del mandato era algo esperado, sobre todo después de que el Gobierno mexicano suscribiera, la semana pasada en la sede de la CIDH en Washington, un acuerdo con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en el que el ejecutivo de Enrique Peña Nieto aceptaba la mayor parte de las condiciones de los expertos internacionales para continuar su investigación. Para proseguir, los cinco miembros del GIEI habían pedido sobre todo que México aceptara traspasar la investigación del caso a la Supbrocuraduría de Derechos Humanos, que se conforme un nuevo equipo de investigación y que se decidan nuevas líneas de investigación. A instancias del Estado mexicano, el acuerdo prevé además una nueva investigación en torno al basurero de Cocula, pese a que los expertos independientes ya han determinado que no fue ahí donde se incineraron los cuerpos de los normalistas, tal como afirmaba la versión oficial de los hechos.

El lunes, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, instó a los expertos independientes a que proporcionen más información sobre esto.

Si afirman que los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos no fueron incinerados en el basurero de Cocula, que nos digan dónde y cómo (sucedió)", afirmó Osorio Chong, en declaraciones reproducidas por los medios mexicanos. “No nada más señalar que no, sino también hacia dónde seguir con las investigaciones”, insistió.

Cavallaro recogió este miércoles el guante y afirmó que, si México está dispuesto a ello, la Comisión Interamericana, un organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA),  no tendría problema alguno en ampliar el mandato del GIEI.

“Si le interesa que el grupo entre directamente en las investigaciones con competencia para denunciar a los responsables, podría aumentar el mandato del grupo para que tenga esas competencias”, replicó el relator para México de la CIDH. Si el Gobierno de Peña Nieto así lo quiere, el GIEI también podría “actuar en el caso, no solo como coadyuvante sino para poder presentar denuncias”, señaló. “Si quieren autorizarle al grupo esas competencias, la Comisión estaría a evaluar esa posibilidad y ampliar el mandato”.