Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tragedia del hambre

  • Un niño, con el rostro lleno de arena, espera junto a otros refugiados somalíes a formalizar en registro en el campo de refugiados de Dagahaley.
    1Un niño, con el rostro lleno de arena, espera junto a otros refugiados somalíes a formalizar en registro en el campo de refugiados de Dagahaley. TONY KARUMBA (AFP)
  • Una mujer somalí lleva a cuestas a su hijo, cerca de un hospital de la fundación  Gift of the Givers , una de las organizaciones que trabajan sobre el terreno para proporcionar asistencia médica y comida a los somalis.
    2Una mujer somalí lleva a cuestas a su hijo, cerca de un hospital de la fundación Gift of the Givers, una de las organizaciones que trabajan sobre el terreno para proporcionar asistencia médica y comida a los somalis. GALLO IMAGES (GETTY/ THE TIMES)
  • Una niña juega con un bidón de agua vacío en Garissa, Kenia.
    3Una niña juega con un bidón de agua vacío en Garissa, Kenia. KE OLOO (Cruz Roja, EFE)
  • Una enfermera asiste a un enfermo mental, procedente de Somalia, en un hospital del IRC en Dedaab, Kenia. Con una capacidad para 90.000 personas, el campamento instalado en Debaab supera los 400.000 y cada día recibe a unas 1.000 personas que escapan del hambre que asola Somalia.
    4Una enfermera asiste a un enfermo mental, procedente de Somalia, en un hospital del IRC en Dedaab, Kenia. Con una capacidad para 90.000 personas, el campamento instalado en Debaab supera los 400.000 y cada día recibe a unas 1.000 personas que escapan del hambre que asola Somalia. SCHALK VAN ZUYDAM (AP)
  • Somalíes recién llegados se empujan para conseguir alimentos en el campo de refugiados Ifo, en Dadaab (Kenia).
    5Somalíes recién llegados se empujan para conseguir alimentos en el campo de refugiados Ifo, en Dadaab (Kenia). THOMAS MUKOYA (REUTERS)
  • El sol se ponde en la localidad keniata de Dadaab, cerca de la frontera somalí.
    6El sol se ponde en la localidad keniata de Dadaab, cerca de la frontera somalí. THOMAS MUKOYA (REUTERS)
  • Una familia de desplazados somalíes posa frente a su improvisado refugio en el distrito de Hodan, al Sur de Mogadiscio, capital de Somalia.
    7Una familia de desplazados somalíes posa frente a su improvisado refugio en el distrito de Hodan, al Sur de Mogadiscio, capital de Somalia. FEISAL OMAR (REUTERS)
  • Un trabajador del Programa Mundial de Alimentos junto a sacos de comida en el centro de distribución del campo de refugiados Ifo, en Dadaab (Kenia)
    8Un trabajador del Programa Mundial de Alimentos junto a sacos de comida en el centro de distribución del campo de refugiados Ifo, en Dadaab (Kenia) THOMAS MUKOYA (REUTERS)
  • Un niño somalí severamente malnutrido recibe sales de rehidratación oral (SRO), un compuesto que ha sido promocionado por la Organización Mundial de la Salud.
    9Un niño somalí severamente malnutrido recibe sales de rehidratación oral (SRO), un compuesto que ha sido promocionado por la Organización Mundial de la Salud. MUSTAFÁ ABDI (AFP)
  • Refugiados recién llegados hacen cola en la recepción del campo de Ifo, situado en Dadaab, cerca de la frontera de Somalia con Kenya.
    10Refugiados recién llegados hacen cola en la recepción del campo de Ifo, situado en Dadaab, cerca de la frontera de Somalia con Kenya. THOMAS MUKOYA (REUTERS)
  • Desplazados somalíes esperan la entrega de las raciones de comida en el campo gubernamental de refugiados de Badbaado. Se calcula que un tercio de los 3.7 millones de habitantes de Somalia están al borde de la inanición.
    11Desplazados somalíes esperan la entrega de las raciones de comida en el campo gubernamental de refugiados de Badbaado. Se calcula que un tercio de los 3.7 millones de habitantes de Somalia están al borde de la inanición. MUSTAFA ABDI (AFP)
  • Los refugiados somalíes están padeciendo las consecuencias de la sequía junto con las condiciones de vida que les han impuesto los militantes islamistas afiliados a al Qaeda en la región.
    12Los refugiados somalíes están padeciendo las consecuencias de la sequía junto con las condiciones de vida que les han impuesto los militantes islamistas afiliados a al Qaeda en la región. THOMAS MUKOYA (REUTERS)
  • Esta mañana, en el campamento de refugiados de Run badbaado los refugiados seguían esperando la llegada de su plato de comida. El control de la región está dividido entre las milicias de al Qaeda y los más de 9.000 soldados de la Unión Africana que se han desplegado para asegurar la correcta transición del Ejecutivo.
    13Esta mañana, en el campamento de refugiados de Run badbaado los refugiados seguían esperando la llegada de su plato de comida. El control de la región está dividido entre las milicias de al Qaeda y los más de 9.000 soldados de la Unión Africana que se han desplegado para asegurar la correcta transición del Ejecutivo. MUSTAFA ABDI (AFP)
  • Un niño somalí observa los alrededores de la caseta hecha con cartones que le sirve de alojamiento, en el campamento de Ifo, uno de los tres asentamientos de refugiados de Dadaab. Somalia está envuelta en un conflicto armado desde 1991.
    14Un niño somalí observa los alrededores de la caseta hecha con cartones que le sirve de alojamiento, en el campamento de Ifo, uno de los tres asentamientos de refugiados de Dadaab. Somalia está envuelta en un conflicto armado desde 1991. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Abdihakin Omar, de 3 años, procedente del sur de Somalia, es atendido en un hospital de Mogadiscio de una malnutrición severa.
    15Abdihakin Omar, de 3 años, procedente del sur de Somalia, es atendido en un hospital de Mogadiscio de una malnutrición severa. FARAH ABDI WARSAMEH (AP)
  • Ciudadanos somalíes organizan diversos recipientes para acumular agua en el campamento de Ifo, parte del asentamiento de refugiados de Dadaab, localizado en la frontera de Kenia y Somalia. Se estima que unas 300 mil personas residen en Dadaab.
    16Ciudadanos somalíes organizan diversos recipientes para acumular agua en el campamento de Ifo, parte del asentamiento de refugiados de Dadaab, localizado en la frontera de Kenia y Somalia. Se estima que unas 300 mil personas residen en Dadaab. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Mujeres y niñas, buscan agua en Wajir, Kenia, durante una tormenta de arena. El este de Afríca sufre la peor sequía de los últimos 20 años.
    17Mujeres y niñas, buscan agua en Wajir, Kenia, durante una tormenta de arena. El este de Afríca sufre la peor sequía de los últimos 20 años. JAKOB DALL (REUTERS / CRUZ ROJA DANESA)
  • Un hombre tira de un carromato cargado de agua en Barmil.
    18Un hombre tira de un carromato cargado de agua en Barmil. JAKOB DALL (REUTERS / CRUZ ROJA DANESA)
  • Alumnos de Lolkuta, en el oeste de Wajir, Kenia.
    19Alumnos de Lolkuta, en el oeste de Wajir, Kenia. SIMON MAINA (AFP)
  • En el campo de refugiados etíope de Dolo Ado, donde se han encontrado cobijo millares de etíopes en las últimas semanas para huir de la hambruna, la tasa de mortalidad es 15 veces superior a la media (7,4 muertos por cada 10.000 personas cada día frente a una media de la zona subsahariana de 0,5 muertes diarias). La emergencia golpea principalmente a los niños de edad inferior a cinco años.
    20En el campo de refugiados etíope de Dolo Ado, donde se han encontrado cobijo millares de etíopes en las últimas semanas para huir de la hambruna, la tasa de mortalidad es 15 veces superior a la media (7,4 muertos por cada 10.000 personas cada día frente a una media de la zona subsahariana de 0,5 muertes diarias). La emergencia golpea principalmente a los niños de edad inferior a cinco años. DAI KUROKAWA (EFE)
  • Un grupo de somalíes, que acaba de cruzar la frontera con Etiopía, espera entre dos tiendas de alimentos para obtener comida en el campo de refugiados de Kobe, en el sur del país. El campo, levantado hace menos de tres semanas, ya aloja a más de 25.000 personas.
    21Un grupo de somalíes, que acaba de cruzar la frontera con Etiopía, espera entre dos tiendas de alimentos para obtener comida en el campo de refugiados de Kobe, en el sur del país. El campo, levantado hace menos de tres semanas, ya aloja a más de 25.000 personas. ROBERTO SCHMIDT (AFP)
  • Dos mujeres somalíes sujetan a sus niños entre un grupo de refugiados en el campo de Kobe, en el sur de Etiopía. Las dos madres acaban de cruzar la frontera para huir de la hambruna.
    22Dos mujeres somalíes sujetan a sus niños entre un grupo de refugiados en el campo de Kobe, en el sur de Etiopía. Las dos madres acaban de cruzar la frontera para huir de la hambruna. ROBERTO SCHMIDT (AFP)
  • Una vista aérea del campo de refugiados Dagahaley, en Dadaab (Kenia). El campo, situado cerca de la frontera con Somalia, se construyo en los años 90 para acoger a 90.000 personas, aunque la ONU estima que actualmente aloje un número de personas cuatro veces mayor.
    23Una vista aérea del campo de refugiados Dagahaley, en Dadaab (Kenia). El campo, situado cerca de la frontera con Somalia, se construyo en los años 90 para acoger a 90.000 personas, aunque la ONU estima que actualmente aloje un número de personas cuatro veces mayor. OLI SCARFF (GETTY)
  • Una mujer somalí llora la muerte de su hijo, en el hospital Banadir, en Mogadishu. Unos tres millones y medio de personas están en riesgo de La ONU ha declarado que hay hambruna en dos regiones del sur de Somalia.
    24Una mujer somalí llora la muerte de su hijo, en el hospital Banadir, en Mogadishu. Unos tres millones y medio de personas están en riesgo de La ONU ha declarado que hay hambruna en dos regiones del sur de Somalia. FEISAL OMAR (REUTERS)
  • Un pequeño refugiado somalí yace en el suelo al lado de las latas vacías de aceite vegetal proporcionadas por las ayudas humanitarias en el campo de refugiados de Dagahaley, en Dadaab (al sur de Kenia).
    25Un pequeño refugiado somalí yace en el suelo al lado de las latas vacías de aceite vegetal proporcionadas por las ayudas humanitarias en el campo de refugiados de Dagahaley, en Dadaab (al sur de Kenia). OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Una mujer somalí rodeada por sus hijos espera el reparto de comida en el campo de refugiados de Koba, en la frontera con Etiopía. La emergencia es fruto de la peor sequía que ha golpeado el Cuerno de África en los últimos 60 años y del conflicto armado somalí.
    26Una mujer somalí rodeada por sus hijos espera el reparto de comida en el campo de refugiados de Koba, en la frontera con Etiopía. La emergencia es fruto de la peor sequía que ha golpeado el Cuerno de África en los últimos 60 años y del conflicto armado somalí. ROBERTO SCHMIDT (AFP)
  • Un somalí sostiene a su hijo en brazos en el asentamiento de Dadaab.  En el campamento de refugiados, diseñado a principio de los 90's para acoger unas 90 mil personas, viven actualmente unas 300 mil. La violencia en Somalia, combinada con una devastadora sequía, ha obligado a más de 135.000 somalíes a abandonar su país en lo que va de año.
    27Un somalí sostiene a su hijo en brazos en el asentamiento de Dadaab. En el campamento de refugiados, diseñado a principio de los 90's para acoger unas 90 mil personas, viven actualmente unas 300 mil. La violencia en Somalia, combinada con una devastadora sequía, ha obligado a más de 135.000 somalíes a abandonar su país en lo que va de año. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Una mujer cuida a su hijo desnutrido en el hospital Banadir, en Mogadishu, Somalia. Según un informe de la ONU el 30% de los niños en las regiones somalíes de Bakool y Lower Shabelle sufre malnutrición aguda.
    28Una mujer cuida a su hijo desnutrido en el hospital Banadir, en Mogadishu, Somalia. Según un informe de la ONU el 30% de los niños en las regiones somalíes de Bakool y Lower Shabelle sufre malnutrición aguda. FARAH ABDI WARSAMEH (AP)
  • La FAO, la organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, ha establecido un cuadro de referencia para la clasificación de la seguridad alimentaria, basado en cinco niveles, que van de "seguro en general" hasta "hambrunacatástrofe alimentaria". El más grave de los niveles establece una tasa de mortalidad diaria superior a dos personas sobre 10.000, una malnutrición aguda que afecta a más del 30% de la población, un consumo por debajo de 2.100 calorías diarias por persona e inferior a cuatro litros de agua.
    29La FAO, la organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, ha establecido un cuadro de referencia para la clasificación de la seguridad alimentaria, basado en cinco niveles, que van de "seguro en general" hasta "hambruna/catástrofe alimentaria". El más grave de los niveles establece una tasa de mortalidad diaria superior a dos personas sobre 10.000, una malnutrición aguda que afecta a más del 30% de la población, un consumo por debajo de 2.100 calorías diarias por persona e inferior a cuatro litros de agua. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Decenas de millares de personas ya han muerto en dos regiones del sur de Somalia, Lower Shabelle y el sur de Bakool. En esta zona se registra una de las tasas de malnutrición más altas del mundo. "La hambruna puede extenderse a las ocho regiones del sur del país en un plazo de dos meses, ha declarado el portavoz de la ONU Mark Bowden.
    30Decenas de millares de personas ya han muerto en dos regiones del sur de Somalia, Lower Shabelle y el sur de Bakool. En esta zona se registra una de las tasas de malnutrición más altas del mundo. "La hambruna puede extenderse a las ocho regiones del sur del país en un plazo de dos meses, ha declarado el portavoz de la ONU Mark Bowden. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • Al menos 50.000 niños están expuestos al peligro de muerte en el Cuerno de África por la hambruna. La región ya se ha ganado el apodo de 'Triángulo de la muerte'. Más de diez millones de personas viven una situación de emergencia alimentaria en el mundo, según estima la ONU.
    31Al menos 50.000 niños están expuestos al peligro de muerte en el Cuerno de África por la hambruna. La región ya se ha ganado el apodo de 'Triángulo de la muerte'. Más de diez millones de personas viven una situación de emergencia alimentaria en el mundo, según estima la ONU. OLI SCARFF (GETTY IMAGES)
  • El Programa Mundial de Alimentos de la ONU tiene previsto poner en marcha a partir de hoy un puente aéreo para aliviar la hambruna que afecta el Cuerno de África. Los aviones de la agencia aterrizarán en Mogadiscio, Dolo (ciudad etíope en la frontera con Somalia) y Wajir, en el norte de Kenia, para incrementar la ayuda percibida por las poblaciones locales. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha cifrado en 1.600 millones de dólares (1.100 millones de euros) la cantidad de ayuda necesaria para encarar la crisis. El Banco Mundial se ha comprometido a donar 500 millones de dólares
    32El Programa Mundial de Alimentos de la ONU tiene previsto poner en marcha a partir de hoy un puente aéreo para aliviar la hambruna que afecta el Cuerno de África. Los aviones de la agencia aterrizarán en Mogadiscio, Dolo (ciudad etíope en la frontera con Somalia) y Wajir, en el norte de Kenia, para incrementar la ayuda percibida por las poblaciones locales. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha cifrado en 1.600 millones de dólares (1.100 millones de euros) la cantidad de ayuda necesaria para encarar la crisis. El Banco Mundial se ha comprometido a donar 500 millones de dólares SCHALK VAN ZUYDAM (AP)