Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pakistán desvía la ayuda militar estadounidense para luchar contra el terrorismo según el 'NYT'

El rotativo estadounidense asegura que Pakistán usa la ayuda militar proporcionada por Washington para su frente contra India

Pese a todos sus esfuerzos y desembolsos económicos, Estado Unidos está más lejos que nunca de encontrar a Osama bin Laden o ha podido parar los pies a Al Qaeda y los talibanes en Afganistán y Pakistán, según publica hoy el diario The New York Times, que asegura que Pakistán desvía los fondos en su lucha contra su enemigo principal: India.

En un reportaje en el que cita a altos funcionarios de los servicios secretos y del Pentágono, el diario resalta la escasa eficacia en la lucha contra el terrorismo que han demostrado las fuerzas de seguridad de Pakistán, que han recibido 5.000 millones de dólares (3.500 millones de euros) en ayuda en los últimos seis años.

El dinero invertido en las fuerzas de seguridad de Pakistán ha servido de poco, insisten las fuentes de The New York Times, que acusan al régimen del presidente Pervez Musharraf de desviar los fondos estadounidenses, aportados para financiar la guerra contra el terrorismo en la frontera con Afganistán, hacia sistemas de armamento pensados para hacer frente a la India.

Citando a fuentes militares, el rotativo asegura que los soldados desplegados en las zonas tribales fronterizas con Pakistán van equipados con material de la Primera Guerra Mundial y calzados con sandalias en medio de la nieve. Además, los helicópteros, clave para las operaciones contra los combatientes de Al Qaeda, están siendo usados en otras regiones.

Por su parte, fuentes pakistaníes oficiales aseguran que el dinero ha sido invertido en el equipamiento de 100.000 efectivos desplegados en las zonas tribales limítrofes con Afganistán, donde se refugian miembros de Al Qaeda. Además recuerdan que unos 1.000 soldados paquistaníes han muerto en combates en las citadas regiones en los últimos años.

La oposición al general Musharraf asegura que estos fondos están siendo usados por el general para asentarse en el poder. En el citado reportaje, un diplomático europeo en condiciones de anonimato alerta de que EE UU no presta atención a cómo se gestionan los fondos proporcionados a Musharraf en la lucha contra el terrorismo.

Lejos de capturar a Bin Laden

Sobre Bin Laden, un alto cargo militar confesó a The New York Times que "no hemos podido contar con una buena pista sobre su paradero desde hace dos años".

El rotativo afirma que se trata de "un amplio revés para la administración (de George W. Bush) en vísperas del inicio del último año de su mandato. Funcionarios de los servicios de inteligencia dicen creer que probablemente cuando el Bush abandone el cargo en enero de 2009, Osama bin Laden todavía estará en libertad", agrega.

El senador demócrata Jack Reed, vocal de la Comisión sobre las Fuerzas Armadas, dijo al rotativo: "la situación en las zonas tribales (de Pakistán) parece empeorar, no mejorar, y eso pese a mil millones de dólares en ayuda (en el último año). Darles dinero y pedirles que (luchen contra Al Qaeda y los talibanes) no está dando los resultados que necesitamos".