Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres niños palestinos muertos en Gaza por un ataque del ejército israelí

Los niños se encontraban junto a un miliciano palestino que lanzaba cohetes de fabricación casera contra Israel

Tres niños palestinos han muerto y otros dos han resultado heridos por el ataque de un tanque israelí cerca del campo de refugiados de Yabalia, en el norte de la franja de Gaza, según han informado testigos y fuentes médicas palestinas. Las víctimas son cinco niños de la misma familia de edades comprendidas entre 10 y 12 años, han confirmado fuentes del hospital Kamal Oduán, de la localidad de Yabalia.

Los testigos han explicado que los niños se encontraban junto a una lanzadera de cohetes de fabricación casera que previamente había empleado un miliciano palestino para atacar el sur de Israel.

Por su parte, el Ejército israelí se ha limitado a confirmar la existencia de un ataque de fuerzas terrestres contra lanzaderas de cohetes artesanales en el norte de la franja, sin aportar más datos.

Las muertes de los tres pequeños se suman a la de otros dos niños, de 10 y 12, el pasado 21 de agosto en el norte de Gaza como consecuencia de un bombardeo terrestre del ejército israelí. Asimismo, el 25 de agosto dos adolescentes de 15 y 16 años fueron abatidos cuando se encontraban cerca de un poste de observación israelí en la ciudad de Beit Lahiya, al norte de la franja.

Adolescentes israelíes y palestinos elaboran una Hoja de Ruta

Un grupo integrado por seis adolescentes israelíes y seis palestinos de entre 14 y 16 años han firmado hoy en Helsinki (Finlandia) una Hoja de Ruta conjunta para alcanzar la paz en Oriente Próximo. La creación de dos estados separados y la erradicación del terrorismo son las claves de su propuesta.

Esta Hoja de Ruta, impulsada por el Plan Internacional de Paz para Oriente Próximo, será remitida al Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, así como al presidente de Israel, Simon Peres, y al de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

Los jóvenes, procedentes de Tel-Aviv, Jerusalén y Ramala, han trabajado durante toda la semana para elaborar un documento por el que declaran que creen en la paz a través de la creación de un estado palestino independiente y la coexistencia pacífica de los dos países. Además de la desaparición de la violencia y las organizaciones terroristas, el grupo propone la cooperación económica, los intercambios culturales, educativos y deportivos como "vector de comprensión mutua".

Más información