_
_
_
_
_
Escalada militar en Oriente Próximo

175 civiles han muerto en 6 días de ofensiva israelí en Líbano

Hezbolá vuelve a atacar el corazón de Israel mientras éste multiplica sus ataques en Líbano

La artillería israelí bombardea hoy de forma masiva la frontera con el Líbano, desde donde la milicia chií libanesa Hezbolá lanza sus misiles. Además, la ofensiva israelí se ha extendido a Trípoli, al norte del país, y las infraestructuras libanesas son objeto de los ataques israelíes por sexto día consecutivo. El puerto y el aeropuerto internacional de Beirut han vuelto a ser bombardeados durante la noche. Al menos 31 personas han muerto y más de un centenar han resultado heridas, según el último balance facilitado por la policía.

Más información
Haifa, Israel
Israel y Palestina en mapas
Blair y Annan piden el envío de una fuerza internacional en el sur de Líbano

El ministro de Sanidad libanés, Muhamad Jawad, ha cifrado en 175 el número de muertos y 500 los heridos en los seis últimos días por los bombardeos realizados por Israel contra posiciones de la milicia chií libanesa Hezbolá pero también contra infraestructuras y zonas residenciales.

Un 'caza' de combate derribado. La aviación israelí ha seguido castigando hoy las infraestructuras de Líbano (carreteras, depósitos de gas, etcétera). El grupo armado libanés Hezbolá ha derribado con un misil un caza F-16, que se ha estrellado cerca de Beirut, según ha informado la radio pública israelí citando fuentes cercanas a la milicia chií. Fuentes militares israelíes han negado la noticia.

Nueve soldados libaneses han muerto al ser alcanzados por un proyectil en el pequeño puerto de pescadores norteño de Abdeh, a unos seis kilómetros de la frontera con Siria. Los bombardeos israelíes se han extendido hoy desde el sur y el este de Beirut a la parte norte de la ciudad, donde fueron atacados varios depósitos de combustibles en Dora, la salida norte de la capital libanesa. Además de la capital, los misiles han caído sobre la ciudad de Baalbek, otro bastión de Hezbolá en la zona meridional de Líbano, y Trípoli, en el norte.

Además, al menos 12 civiles libaneses han muerto después de que un misil alcanzara el minibús en el que viajaban hacia Rmeilé, al sur de Beirut. También civiles eran los 10 miembros de una misma familia cuyos cadáveres han sido hallados bajo los escombros de una casa derribada tras los bombardeos del Ejército hebreo en la ciudad de Tyr, al sur del país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La ofensiva "continuará". El portavoz del Gobierno israelí ha dejado claro hoy que la ofensiva contra Hezbolá "continuará". Israel planea además crear una "zona de seguridad" de un kilómetro de ancho a lo largo de la frontera libanesa para evitar que la milicia chií pueda atacar su país desde esas posiciones. Soldados y blindados israelíes han entrado hoy en Líbano de nuevo para atacar las bases del grupo armado en el sur del país, una información que el Ejército también ha desmentido.

Los ataques de Hezbolá. La milicia chií ha lanzado hoy su segundo ataque contra la ciudad israelí de Haifa, la tercera en importancia del país, sobre la que han llovido al menos cinco o seis misiles. Los proyectiles han caído en un barrio turístico repleto de hoteles.

El líder de Hezbolá, el jeque Hasan Nasrala, ha amenazado a través de un mensaje de televisión con atacar objetivos civiles, toda vez que cree que el Ejército israelí está haciendo lo propio contra los civiles de Líbano. Nasralá ha amenazado al Gobierno israelí con una "guerra directa" si sus tropas invaden Líbano, y ha negado la implicación de Irán en el conflicto.

Policías inspeccionan la estación de Haifa tras la caída de uno de los misiles de Hezbolá.
Policías inspeccionan la estación de Haifa tras la caída de uno de los misiles de Hezbolá.REUTERS

Tres civiles muertos en Gaza

Un palestino de 25 años ha fallecido por los disparos de un helicoptero israelí en Beir Hanoun, al norte de la franja de Gaza, donde el Ejército hebreo continúa realizando incursiones. El joven recibió un disparo en la cabeza y murió poco despues de llegar al hospital, según una fuente médica. En esta localidad, también han resultado heridos graves dos hermanos de 10 y 11 años, tras recibir los disparos de un obús.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_