Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro palestino pide el fin de las acciones militares de ambos bandos

Israel insiste en que frenará la ofensiva cuando se libere al soldado secuestrado y cesen los disparos palestinos

El primer ministro palestino, Ismail Haniya, ha pedido hoy el fin de las hostilidades entre palestinos e israelíes para resolver la crisis desatada por el secuestro de un soldado israelí. En un comunicado, Haniya llama al fin de las "operaciones militares" por ambos bandos. Pero Israel ha negado esta petición a través de un responsable de la oficina de su primer ministro, Ehud Olmert: "No negociamos con terroristas", ha dicho. Además, ha reiterado las condiciones de su Gobierno para poner fin a la operación Lluvia de verano: "Tienen que liberar al soldado secuestrado y cesar los disparos".

Aunque el Ejecutivo hebreo ha frenado un tanto la fuerte ofensiva que realizaba en el norte de la franja de Gaza -que se ha cobrado ya la vida de 34 personas-, ha iniciado otras incursiones en la ciudad de Gaza, según informa Juan Miguel Muñoz.

En un movimiento sin precedentes en la actual refriega, que dura ya 11 días, Haniya ha emitido un comunicado en el que dice que "para salir de la actual crisis, es necesario que todas las partes restauren la calma sobre la base de detener todas las operaciones militares". Se refiere con esto a las incursiones militares del ejército israelí, pero también a la resistencia palestina y, en especial, al lanzamiento de misiles artesanales que llevan a cabo los milicianos palestinos contra territorio israelí y que los tanques israelíes no consiguen evitar.

La llamada de Haniya llega apenas unas horas después de que el ejército israelí levantara un tanto la presión sobre las facciones palestinas replegándose y frenando la ofensiva que desde el jueves llevaba a cabo sobre el norte de la franja de Gaza. En esta incursión se han producido duros combates contra milicianos palestinos, aunque el parte de bajas revela la diferencia de equipo entre ambos bandos: 34 palestinos muertos, los dos últimos esta misma madrugada.

Víctimas civiles

La ofensiva israelí en Gaza se ha cobrado la vida hoy de una mujer y dos de sus hijos, en una jornada en la que Palestina suma al menos 9 muertos. Al parecer, un tanque estacionado en la parte este de Gaza capital, en el barrio de Sayaíe, disparó varios proyectiles de artillería y uno de ellos impactó en una vivienda. En el ataque murieron la mujer y dos de sus hijos.

Un portavoz del Ejército israelí justificó el ataque explicando que el tanque fue atacado por milicianos y que disparó contra los atacantes, versión que ha sido confirmada por testigos. Con estas tres víctimas ya son cerca de 50 los fallecidos de este bando desde que Israel lanzara la operación Lluvias de verano el 28 de junio.

El Ejército hobreo se ha retirado hoy de una zona en el norte, pero al mismo tiempo otro contingente ha entrado por el este, hasta llegar a unos 500 metros de la ciudad de Gaza.