Alberto de Mónaco confirma que la operación de Charlene “ha salido bien”

La princesa se recupera favorablemente tras una intervención quirúrgica causada por una infección de oído, nariz y garganta que padece desde mayo.

Charlène de Monaco, en el día del Principado, celebrado el 19 de noviembre.
Charlène de Monaco, en el día del Principado, celebrado el 19 de noviembre.Olivier Huitel / Pool Monaco / Bestimage

“La operación ha salido bien. La princesa Charlene está descansando y nuestros pensamientos están con ella”. Con estas palabras, el príncipe Alberto de Mónaco ha confirmado que su mujer, la princesa Charlene, se recupera favorablemente de una intervención quirúrgica a la que fue sometida este pasado viernes en Sudáfrica a causa de una grave infección de oído, nariz y garganta que padece desde mayo. La operación ha durado cuatro horas y se ha efectuado con anestesia general.

Según ha informado el Principado, que este mismo viernes anunciaba la inminente operación en un comunicado, tanto Alberto como los dos hijos de la pareja, los mellizos Jacques y Gabriella, de seis años de edad, “se unirán a ella durante su período de recuperación” en el país africano que la vio nacer. Allí lleva viviendo desde mayo cuando un viaje de doce días para participar en una campaña contra la caza furtiva de rinocerontes terminó complicándose con una infección otorrinolaringológica que le ha provocado fuertes dolores y la ha mantenido alejada de su familia todos estos meses. Las recomendaciones médicas le han impedido volar para reunirse con ellos ya que sus oídos no “podrían soportar un vuelo por encima de los 20.000 pies de altura”, según ella misma explicó en una entrevista radiofónica concedida a Channel 24.

Esa prescripción también la ha mantenido alejada este tiempo de su agenda oficial impidiéndole acudir a eventos como el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco, la gala de la Cruz Roja o la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio. La ausencia más sonada, sin embargo, se produjo en la conmemoración de su enlace con el príncipe Alberto. “Lo que ha sido extremadamente difícil para mí fue cuando mi equipo médico me indicó que no podía regresar a casa para mi décimo aniversario de boda. Sin su amor [en referencia a Alberto] y apoyo no habría podido superar este momento doloroso”, afirmó el pasado mes de julio zanjando los rumores de crisis en su matrimonio con los que especulaban los tabloides.

Charlene ha lamentado en numerosas ocasiones, a través de las redes sociales, estar alejada de su marido y de sus hijos, pero aún tendrá que esperar antes de poder regresar al Principado. Tras la exitosa intervención, su estancia en Sudáfrica se prolongará previsiblemente hasta octubre porque “se necesita tiempo para abordar el problema que padece” y “no debe forzar su curación”, tal y como ella misma explicó. El problema de salud del que ahora empieza a recuperarse es consecuencia de una intervención dental para colocar un implante que se realizó en Mónaco antes de viajar a Sudáfrica y que le terminó provocando una grave infección.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS