Escritores

La doble vida de Dan Brown, el autor de ‘El código Da Vinci’, amantes y una fortuna dilapidada

Su exesposa ha presentado una demanda en donde acusa al escritor de tener varias relaciones extramatrimoniales en las que se ha gastado mucho dinero y le reclama una compensación por inspirar gran parte de su trabajo

Dan Brown en La Pedrera, Barcelona en 2017.
Dan Brown en La Pedrera, Barcelona en 2017.©Consuelo Bautista

La intriga y las conspiraciones de las novelas de Dan Brown parecen haber entrado de lleno en su vida personal que hasta ahora se consideraba convencional. Su exesposa, Blythe Brown, de 68 años, presentó una demanda este lunes en New Hampshire, Massachusetts, en la que desvela que su marido llevó una doble vida durante su matrimonio con varias amantes, lujosos regalos para ellas y en la que reclama que fue ella la que inspiró la mayor parte del trabajo literario de su marido, incluida la idea sobre la que gira El código Da Vinci.

Blythe que es pintora, historiadora y colaboradora en los libros de su exesposo alega que este le ocultó decenas de proyectos futuros que significan ingresos millonarios y entre los que está incluida una nueva serie de televisión y un libro para niños que se publicará el próximo septiembre.

Describe el comportamiento de Dan Brown como “atroz” y afirma que se enteró de sus aventuras con otras mujeres entre las que había una peluquera, una funcionaria pública y su entrenadora personal, después de que la pareja se divorció en 2019 tras 21 años de matrimonio. “Dan ha vivido una vida de mentiras monumentales durante al menos los últimos seis años. Da la imagen de novelista de fama mundial que lleva una vida sencilla en su ciudad natal de New Hampshire, mientras la realidad era bien diferente”, explica la demanda según una información publicada en el periódico británico Daily Mail.

Entre la argumentación de la demanda se explica que el autor de El código Da Vinci “ha retirado durante años y en secreto fondos sustanciales de los bienes matrimoniales que tanto le costó a él y a Blythe ganar para financiar sus relaciones extramatrimoniales con mujeres mucho más jóvenes que él y para mantener su vida clandestina”.

Uno de los ejemplos que aportan los abogados de la exesposa del escritor, de 56 años, es sobre la relación que mantuvo con una experta en caballos a quien, según los documentos presentados, regaló un caballo, un coche y obras de renovación para su casa de los Países Bajos por una cifra de casi 308.000 euros. Según su esposa, esta situación comenzó después de que ella tuviera que quedarse en su casa recuperándose de una lesión de hombro. “Mi marido empezó a actuar distante, a vestir de forma diferente”, explica Blythe Brown y en 2018, después de que Brown le dijera que quería separarse, abandonó la casa que compartían en Rye Beach, New Hampshire.

La pareja, que no tiene hijos, terminó por divorciarse en diciembre de 2019, pero un mes después Blythe descubrió la existencia de transferencias electrónicas por grandes sumas de dinero de las que no sabía nada y se enfrentó a su exmarido con los documentos que lo demostraban. Fue entonces cuando el novelista admitió, siempre según la demanda presentada por su exesposa que había hecho “cosas malas con mucha gente” y terminó por confesar sus aventuras. Admitió que había tenido una aventura con la experta en caballos y que continuaba con ella y también su cita amorosa con una funcionaria en su casa de vacaciones de la isla de Anguila.

El motivo de la reclamación actual es que Blythe Brown se siente engañada sobre los bienes que repartieron en el momento de su divorcio cuando su actual exmarido la convenció de que ella tenÍa “pleno conocimiento” de toda la riqueza que habían acumulado mientras estaban casados, y afirma que el único motivo de la demanda es defenderse y reafirmar su autoestima. “No reconozco al hombre en el que Dan se ha convertido. Es hora de revelar su engaño y traición. Después de tanto dolor, es la hora de la verdad. De corregir estos errores”, afirma su exesposa.

Por su parte Dan Brown ha contestado a las acusaciones a través de un comunicado en el que afirma estar “atónito” por las acusaciones de su exmujer y que estas “no tienen en cuenta la verdad”. Según la versión del escritor, él nunca engañó a su esposa durante el proceso de divorcio y Blythe se quedó con la mitad de las propiedades de la pareja. El comunicado publicado este marte también dice que “por razones conocidas solo por ella, y posiblemente por su abogado, Blythe Brown ha creado a través de esta demanda un relato ficticio y vengativo de aspecto de nuestro matrimonio diseñados para lastimarme y avergonzarme”.

En la demanda presentada por Blythe Brown se retrata como la persona que inspiró a Brown para dejar de escribir canciones y convencerle de su “ilimitado potencial como escritor de ficción”. Alega que ayudó a elaborar temas e ideas claves para muchos de sus libros y que actuó como investigadora principal, primera editora y crítica, y que fue la socia literaria de Dan en el sentido más amplio de la palabra”. Afirmaciones que la hemeroteca confirma en palabras del propio autor en una entrevista de 2017 en Daily Mail: “Estaba escribiendo sobre el Louvre y el Santo Grial, pero fue Blythe quien me dijo que también debería hacerlo sobre María Magdalena. Probablemente no habría escrito El código Da Vinci sin ella. Es una gran investigadora”.

La demanda se ha presentado solo pocos días después de que se diera a conocer que el famoso best-seller ha llegado a los cien millones de copias desde que se publicó hace 17 años y que se llevará al teatro en Reino Unido con una gira nacional que seguirá a su estreno mundial previsto para la próxima primavera en el teatro Churchill en Bromley.



Lo más visto en...

Top 50