Barcelona avanza una hora el cierre de terrazas en cinco plazas de Gràcia

El Consistorio pretende así que los vecinos sufran menos el impacto del ruido

Multitud de jóvenes toman cervezas en la plaza del Sol del barrio de Gràcia.
Multitud de jóvenes toman cervezas en la plaza del Sol del barrio de Gràcia.Alejandro García (EFE)

El Ayuntamiento de Barcelona ha vuelto a recurrir a la modificación de los horarios de terrazas para intentar combatir el ruido que hace insoportable la vida de algunos vecinos en distintos barrios de la ciudad. Si hace unas semanas la modificación de horarios de terrazas era para el Triangulo Lúdico de Poblenou, para Ciutat Vella y para la calle Enric Granados; este martes el anuncio ha sido la reducción de horarios en Gràcia y en Sants. El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, ha explicado este martes que, a partir de septiembre, se avanzará una hora el cierre de terrazas de cinco plazas de Gràcia todos los días de la semana entre abril y octubre. El mismo procedimiento tendrá lugar entre octubre y abril, pero solamente lo viernes, sábados y vísperas de festivos.

Las plazas a las que afecta este nuevo horario son las de Sol, Vila de Gràcia, Diamant, Virreina y Revolució. En estas espacios -donde hay una veintena de bares y restaurantes- el cierre de las terrazas se avanzará, en verano, de las 00.00 a las 23.00 entre semana y de la 1.00 a las 00.00 los fines de semana. De noviembre a marzo solo se reducirá el horario los fines de semana, cuando las terrazas pasarán de cerrar a la 1.00 a hacerlo a las 00.00.

Badía ha señalado que para “compensar” la reducción horaria, los bares y restaurantes de Sol, Vila de Gràcia y Diamant podrán ampliar sus terrazas en solo dos mesas más de las 20.00 a las 23.00 horas entre semana y de las 20.00 a las 00.00 los viernes, sábado y vísperas. En el caso de la plaza Revolució se permitirá que los negocios amplíen en solo una mesa la terraza.

Donde las directrices son más duras es en la plaza del Raspall donde, después de las molestias, el Consistorio ha optado por eliminar la terraza extraordinaria que se permitió allí durante la pandemia. Por su parte, en la plaza de la Virreina no se ampliarán las terrazas.

Como en el resto de barrios donde se han implantado medidas contra el ruido, se obligará a los restauradores a instalar tapones de plástico en mesas y sillas, además de cadenas plastificadas. También se limitarán el número de conciertos y eventos nocturnos.

El equipo de gobierno pretende cambiar las dinámicas en las plazas y, de esta manera, se redistribuirán los bancos y se ampliarán las áreas de juego infantil de la plaza Joanic. También se reducirá los horarios de los supermercados, aunque todavía no se ha acordado cual será la hora de cierre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Guardia Urbana de Barcelona trabajará en coordinación con los equipos de limpieza para intentar que no se concentren peatones en las plazas a altas horas de la madrugada.

En el distrito de Sants-Montjuïc también se avanzará el cierre de terrazas y establecimientos en la plaza de los Jardins de la Mediterrania. Allí, durante todo el año el horario de cierre se avanzará de las 00.00 a las 23.00 horas entre semana y de la 1.00 a las 24.00 horas los fines de semana. Los locales deberán cerrar a la 1.30 entre semana y a las 2.00 horas los viernes, sábados y vísperas de festivo.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS