Lanzamientos contra la policía en la sexta noche de protestas por Pablo Hasél

Siete detenidos en una jornada con menos violencia callejera en Barcelona

Un manifestante tira un objeto hacia las fuerzas de seguridad, este domingo en Barcelona. En vídeo, sexta jornada consecutiva de protestas.ALBERT GARCIA | VÍDEO: EPV

La sexta noche de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél derivó también, este domingo, en altercados y enfrentamientos con la policía, aunque de menor intensidad que los vividos la noche del sábado. El epicentro del conflicto fue en esta ocasión la Jefatura Superior de Policía de la Via Laietana. Allí, pequeños grupos de manifestantes lanzaron todo tipo de objetos contra la línea de Mossos d’Esquadra que protegía el edificio. Los antidisturbios intervinieron con celeridad y avanzaron a pie por la avenida para expulsar a los jóvenes. Unas 1.000 personas, según la Guardia Urbana, participaron en las protestas. Siete personas fueron detenidas al final de la protesta, en el paseo de Gràcia, y un mosso resultó herido leve.

La manifestación comenzó a las 19.00 frente a la estación de Sants, donde se desplegó un fuerte dispositivo policial. Tras unos breves parlamentos, la marcha se movió con velocidad hacia el centro de Barcelona. Los incidentes se registraron cuando parte del grupo alcanzó la Via Laietana. Allí, los jóvenes lanzaron diversos objetos (piedras, bolsas de basura, botellas) contra los agentes antidisturbios que custodiaban la jefatura, sede del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en Cataluña. “Nos habéis enseñado que ser pacíficos es inútil”, rezaba una de las pancartas exhibidas.

Más información
“Al final no quedan manifestantes, quedan delincuentes”
Los disturbios en Barcelona derivan en saqueos de tiendas del centro y llegan al Palau de la Música
“Hay mucha rabia y un cúmulo de problemas”

Como ocurrió la víspera, un pequeño grupo de manifestantes se acercó al Palau de la Música, situado a escasos metros de la jefatura. Un individuo, sin embargo, les disuadió con éxito de atacar el coliseo modernista. A pie, los Mossos d’Esquadra avanzaron posiciones en Via Laietana y empujaron a los manifestantes en dirección norte, hasta la plaza de Catalunya, donde la manifestación se dispersó sin que se produjeran los graves incidentes de la víspera.

La dispersión, sin embargo, permitió a algunos grupos entrar a robar en tiendas, de nuevo del paseo de Gràcia. Los Mossos d’Esquadra informaron de la detención de cinco personas que habían roto los vidrios de un establecimiento adonde entraron a robar. Durante esa actuación fue herido el agente. Otros dos jóvenes fueron detenidos por desórdenes públicos. Algunos jóvenes hicieron barricadas en la Rambla de Catalunya antes de que, alrededor de las 22.00, se disolviera de forma definitiva la manifestación.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS