Un archivo audiovisual del arte actual

El programa de televisión ‘Territori Contemporani’ realiza un mapa de la creación catalana hecha en comarcas

El equipo de 'Territori Contemporani' durante el rodaje en Sant Maria de Mur.
El equipo de 'Territori Contemporani' durante el rodaje en Sant Maria de Mur.

Hace mucho que se habla de descentralización de la cultura, pero Barcelona suele fagocitar la atención de los medios y del público pese a que en las comarcas hay mucho arte, nunca mejor dicho. Lo ha demostrado semana tras semana Territori Contemporani, el programa de la televisión del Vallés Oriental (VOTV), para La Xarxa de televisiones de Cataluña, a punto de cumplir 50 emisiones. No es fácil conseguir producir un programa solvente sobre arte contemporáneo y menos que dure tanto tiempo en la parrilla. “Desde el principio tuvimos claro que debía ser un formato ágil y comprensible para todos los públicos, con un carácter intemporal y si bien cada capítulo tiene vínculos con la actualidad, nunca seguimos la agenda de los eventos”, explica Frederic Montornés, comisario de exposiciones que se encarga de los contenidos y alma mater del proyecto junto con Alberto Jordana, director de VOTV, encargado de la producción y los aspectos más concretamente audiovisuales del trabajo. “Empezamos a pensar en 2017 en la importancia de dar a conocer centros y actividades de diversa tipología y dimensión que traen el arte contemporáneo a las comarcas. Centros que con dotaciones presupuestarias exiguas, consiguen alternar propuestas más locales con iniciativas más arriesgadas”, continúa Montornés, también autor con Eva Muñoz, de los guiones que interpreta para la cámara el poeta y presentador Martí Sales.

A través de sus capítulos, el número 50 se emitirá a finales de enero, todos disponibles en Internet, Territori Contemporani ha ido diseñando un mapa de la creación en Cataluña, que conforma un verdadero archivo audiovisual del arte contemporáneo a través de artistas e instituciones. Durante los primeros 39 episodios, el formato siempre ha sido el mismo: a partir de un artista se habla de dos plataformas por las que este ha pasado o con las que tiene alguna relación. De ese modo el programa pudo hablar de centros conocidos como La Panera de Lleida o el Bolit de Girona, otros con dotaciones menores como Can Manyé de Alella o la Sala de Vilanova, y espacios autogestionados por artistas como la Trastera de Calafell. También se dieron a conocer experiencias totalmente atípicas como el espacio expositivo rural Major 28 de La Floresta, situado en la vivienda del artista Lluc Baños o el Espai Satán de Sant Pere de Riudebitlles, una micro galería de arte abierta por Miquel Sabaté Masachs en un antiguo cajero automático, donde les llevó la reconocida artista Eulalia Grau.

Por Territori han pasado todos los artistas relevantes para la creación contemporánea del país, desde consagrados como Perejaume, Joan Fontcuberta, Antoni Abad o Carlos Pazos, hasta jóvenes que trabajan con nuevos formatos como Laura Llaneli o Marla Jacarilla, nombrarles todos es imposible, por eso están las emisiones. “En cada capítulo durante media hora hemos seguido las huellas de un creador, dando a conocer al mismo tiempo aspectos característicos de los pueblos por los que pasábamos. En cada programa entrevistamos un artista, siempre en su hábitat, su estudio, taller o más raramente un lugar que les inspira, como la estación de trenes de Badalona en el caso de Mireia Sallarès o la cabaña para pensar que Pep Vidal se construyó detrás del centro de producción Hangar, una de las raras ocasiones en que rodamos en Barcelona”, explica Montornés, que recientemente ha comisariado Obres els diposit, un amplio proyecto producido por la Xarxa Transversal, que involucraba diez centros de arte en otras tantas ciudades catalanas a través de las obras creadas especialmente para la ocasión por diez artistas, actualmente disponible en vídeo en la web.

Desde el capiíulo número 40, Territori se abrió a programas temáticos sobre formatos como las publicaciones de arte contemporáneo a cargo de Anna Pahissa, las intervenciones en el espacio público con Gloria Picazo, el regreso del vinilo con David Armengol o arte contemporáneo y artesanía con Curro Claret. Tras 49 emisiones desde los cuatro puntos cardinales de Cataluña, el último programa se grabará en Barcelona, pero el contenido se mantiene en el secreto más absoluto. ¿Y luego? “Aún no sabemos cuál será la próxima etapa, pero estamos seguros de que es un tema que no se agota en 50 capítulos, por lo que estamos pensando en un nuevo formato para seguir documentando y difundiendo el arte contemporáneo que se hace en las comarcas”, termina Montornés.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50