MODA NUPCIAL

La Barcelona Bridal Fashion Week crea una plataforma digital para asegurarse la vuelta en septiembre

La feria de moda nupcial reiniciará los eventos en Fira Barcelona del 4 al 10 de septiembre

Desfile de Rosa Clara en una edición de la Barcelona Bridal Fashion Week.
Desfile de Rosa Clara en una edición de la Barcelona Bridal Fashion Week.Massimiliano Minocri

Después de cancelar la convocatoria de abril por el estado de alarma, la Valmont Barcelona Bridal Week quiere asegurarse su regreso en septiembre para ser la feria que reinicie la actividad en Fira Barcelona. Ante la incertidumbre que todavía conlleva la pandemia y las posibles restricciones que pueda haber de aquí a cuatro meses, la feria de moda nupcial ha ideado una edición que basculará entre lo virtual y lo presencial, y tendrá capacidad para adaptarse a las circunstancias del momento. La principal apuesta es una plataforma digital, todavía en desarrollo, donde se presentarán las colecciones y se podrán seguir los desfiles de las marcas nupciales. El salón comercial también tendrá una parte digital y será parcialmente presencial.

Los organizadores esperan celebrar la 30ª edición de la reconocida feria nupcial al inicio del último trimestre del año, con una nueva propuesta que sumará al espacio físico todas las posibilidades de la plataforma digital. Será una edición con mucha flexibilidad, que se adaptará a las relaciones comerciales y de exposición que permita la situación creada por la covid-19, con el objetivo de reactivar el negocio de la moda nupcial, muy trastocado por la situación.

La nueva plataforma permitirá llegar a una audiencia global a través de una experiencia dinámica e interactiva, con nuevas oportunidades en el entorno digital. No es una apuesta puntual, sino una estrategia de largo recorrido. El entorno digital facilitará el acceso al máximo número de diseñadores, marcas, compradores, medios de comunicación y prescriptores de diferentes países del mundo. De esta forma, la Bridal Week se transforma hacia un modelo híbrido y flexible que podrá adaptarse a la situación y a las posibles medidas preventivas que decreten las autoridades.

Se trata de un cambio que no es sólo coyuntural sino que se plantea como el inicio de un nuevo formato que permita al evento crecer y evolucionar aprovechando las oportunidades que ofrece la tecnología. La directora del evento, Estermaria Laruccia, asegura que “este modelo permite integrar lo mejor del mundo digital con el físico, acortar distancias y ampliar los contactos e interacciones para dinamizar el negocio a nivel internacional sin renunciar a la experiencia, las emociones, la creatividad, la innovación y el talento, pilares básicos del mundo de la moda nupcial”.

Por su parte, Jesus Díez, presidente de VBBFW y propietario de la firma Jesús Peiró, asegura que la cita internacional de la moda nupcial vuelve innovando y transformándose para dar apoyo a un sector que necesita reanudar su actividad comercial”. Defiende que la celebración del certamen es una herramienta “más necesaria que nunca para contribuir al impulso de esta industria en un momento tan complejo” como el actual.

Lo más visto en...

Top 50