INICIATIVAS CULTURALES DURANTE LA PANDEMIA

‘Master class’ con el excavador de la tumba de Djehuty

La Fundación Palarq ofrece charlas con los directores de las misiones arqueológicas a las que da apoyo

Imagen de los trabajos en uno de los pozos funerarios del Proyecto Djehuty.
Imagen de los trabajos en uno de los pozos funerarios del Proyecto Djehuty.

Quién te iba a decir que un martes cualquiera podrías meterte en la biblioteca del director de las excavaciones de la tumba de Djehuty (en Luxor), uno de los proyectos más excitantes de la egiptología española, para que el propio mudir, el jefe, José Manuel Galán, te explicara cara a cara, los últimos descubrimientos. El egiptólogo del Consejo Superior de Investigaciones Centíficas (CSIC) recibe en su casa de Madrid vía internet, entre sus libros y objetos personales (se ve una protectora figurita de la hipopótama Tueris junto a las fotos enmarcadas de sus hijos) para contarte la marcha del proyecto y cómo ha ido la última campaña. La master class de Galán es la primera que ha colgado en su página web la Fundación Palarq de una serie sobre los trabajos de las misiones arqueológicas que apoya, la crême de la arqueología española. Ya pueden verse también otras como la de Oriol Olesti sobre la investigación del Tossal de Baltarga, el yacimiento en colina de los ceretanos, en la Cerdanya; la de Oliva Rodríguez sobre Baelo Claudia, la de Pablo Arias Cabol sobre un yacimiento de los primeros pobladores del norte de Patagonia, o la de tres arqueólogas palestinas que trabajan en las excavaciones de la Universidad de A Coruña en Tell El Far-Ah, Cisjordania. Una oportunidad única para conocer proyectos arqueológicos y sus novedades de primera mano.

La Fundación Palarq, entidad privada que preside Antonio Gallardo, reafirma así "su compromiso con la arqueología y la paleontología en estos difíciles momentos” y mantiene la convocatoria de la segunda edición de su premio, dotado con 80.000 euros (se pueden presentar candidaturas hasta el 29 de mayo).

En su charla, Galán recuerda que la misión, que el año que viene acometerá su campaña número 20 (y habrá que celebrarlo), se desarrolla en una extensa área de Dra Abu el Naga, en la zona de las necrópolis de la antigua Tebas, donde el proyecto original de excavar la tumba de Djehuty, noble de la corte de la reina Hatshepsut, ha derivado en la investigación de numerosos enterramientos y estructuras funerarias de distintas épocas que han ido apareciendo. Entre los hallazgos de la campaña de este año, de la que regresaron a finales de febrero, lo que les ha evitado los problemas de otras misiones a causa de la pandemia, se incluyen un carcaj y otros objetos de cuero (entre ellos más sandalias como el estupendo par teñidas de rojo de la campaña anterior), unas misteriosas bandas de tela de cáñamo de ocho metros, y conexiones y pasadizos entre ese gruyere de tumbas, alguno de los cuales ha de conducir hasta las “capillas de los dioses” que indican los grafitos demóticos dejados por los viejos sacerdotes.

Galán, que anima a aprovechar el tiempo del confinamiento -no hay duda de que el lo rentabilizará repasando jeroglíficos-, está muy ilusionado con la perspectiva de que pronto, cuando pase todo esto, se abrirá el yacimiento al público para su visita. Inshallah!

Lo más visto en...

Top 50