El tiempo en el fin de semana electoral: chubascos y temperaturas bajas para esta época del año

La situación de inestabilidad y ambiente fresco se mantendrá la semana próxima, con una mayor probabilidad e intensidad de las precipitaciones en las mitades norte y este

Una persona toma imágenes del caudal en un barranco en Benicàssim (Castellón), donde se han alcanzado los 220 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada.Foto: DOMENECH CASTELLÓ (EFE)

Como consecuencia del paso de dos danas ―depresión aislada en niveles altos, un embolsamiento de aire en capas altas de la atmósfera— España está acaparando tanta lluvia esta semana que el Met Office, la agencia meteorológica británica, se pregunta a dónde ha ido a parar su agua. “Mientras el Reino Unido se mantiene seco, si se va de vacaciones al sur de Europa esté atento al pronóstico. Partes de España pueden registrar las precipitaciones de un mes de lluvia en un día o dos”, advertía el jueves la agencia. Así ha sido en las últimas horas, en la que se han recogido 198 litros por metro cuadrado en Castellón, 150 de ellos apenas en dos horas, la cifra más alta en mayo, mientras que en Benicàssim se han alcanzado los 220. “No hay precedentes de algo similar fuera de los meses otoñales”, subraya la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Y así continuará siendo los próximos días, porque este fin de semana, en el que se celebran elecciones municipales en toda España y comicios autonómicos en 12 comunidades, se mantiene el tiempo inestable en la mayor parte de la Península y Baleares, con chubascos que en algunos casos podrían ser fuertes y estar acompañados de tormenta y de granizo y con unas temperaturas bajas en general para la época del año, salvo en el extremo norte, donde serán más altas de lo normal.

La tarde del jueves se registraron numerosos chubascos de intensidad torrencial ―10 litros por metro cuadrado en 10 minutos o 60 litros a la hora― el este de la Península, Baleares y puntos de la zona centro, acompañados puntualmente de granizo. De ellos, Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), destaca los 17 litros en tan solo 10 minutos en Utiel (Valencia), y los 11 en San Sebastián de los Reyes (Madrid) y de Porreras (Mallorca). Y en Molina de Segura (Murcia), una tromba de agua causó graves daños y el rescate de al menos 15 personas.

Este viernes, Aemet espera chubascos prácticamente generalizados en la Península, con una situación que puede ser adversa en amplias zonas, sobre todo en Castilla y León, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura, por lluvias fuertes que podrían superar los 15 o 20 litros en una hora o los 40 en 12. El aviso es naranja, el segundo nivel de los tres existentes, hasta las 10 de la mañana en la Comunidad Valenciana, mientras que es amarillo, el más bajo, en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid.

El sábado seguirá “la influencia de las bajas presiones, que estarán situadas al oeste de Portugal” y de nuevo será una jornada con chubascos acompañados de tormenta que podrían producirse en la mayor parte del territorio, excepto en el noreste. Así, es poco probable que llueva en Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña y Baleares, mientras que las precipitaciones más intensas se esperan en Andalucía, sur de Castilla-La Mancha, Extremadura e interior de Galicia. Hay avisos, todos amarillos, en Andalucía, Castilla y León, Extremadura y Galicia.

Las temperaturas bajarán en el tercio sur y subirán en la mitad norte. “Bilbao, Logroño, Pamplona, Zaragoza, Lleida y Girona rondarán los 30°, mientras que Murcia y Sevilla apenas alcanzarán los 25°. Serán temperaturas entre 5° y 10° por encima de lo normal en el extremo norte y entre 5° y 10° por debajo en buena parte de la mitad sur”, detalla el portavoz de Aemet.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El domingo, día de la votación, será otra jornada con lluvias y chubascos tormentosos repartidos por amplias zonas, los más intensos en el sur de Galicia, extremo occidental de Castilla y León y sur de la Comunidad Valenciana. “Donde menos probabilidad hay de que sucedan será en el litoral del Cantábrico, valle del Ebro, este de Cataluña y extremo sur peninsular”, completa el pronóstico Del Campo. De momento, solo hay un aviso, en Comunidad Valenciana. Las temperaturas “bajarán ligeramente en la zona centro y se mantendrán sin cambios en el resto”. Así, será una jornada “de nuevo calurosa en el tercio norte, donde se podrán superar los 27° en Pamplona, Logroño, Zaragoza y Lleida, y más fresca en el centro y en el sur. Madrid a duras penas pasará de los 20°, Sevilla se quedará en unos 23° y Granada, en 24°”.

No cambiará la situación la semana próxima, que comenzará con un tiempo similar: chubascos en amplias zonas de la Península y Baleares. En esta ocasión, la mayor probabilidad e intensidad de las precipitaciones estará en las mitades norte y este, mientras que quedará algo más al margen el suroeste, Extremadura y Andalucía occidental. “Las temperaturas tenderán a subir, aunque seguirá el ambiente cálido para la época del tercio norte y más fresco en la zona centro y la mitad sur. Tan solo se superarán los 25° en la depresión del Ebro, puntos del Cantábrico y de Cataluña, en los valles del Guadiana y Guadalquivir y en el extremo sureste”, puntualiza Del Campo.

Esta situación podría prolongarse durante la segunda mitad de la semana, en la que el jueves 1 de junio comienza el verano meteorológico, por lo que la estación “no va a arrancar con tiempo caluroso y seco”. La predicción para las próximas tres semanas sigue trayendo buenas noticias: una tendencia a lluvias por encima de los valores normales y a temperaturas por debajo al menos hasta mediados de junio.

En Canarias, los próximos días se espera un régimen de brisas y vientos flojos, con posibles chubascos, sobre todo en el interior de las islas de mayor relieve, más intensos a partir del mediodía. Las temperaturas no cambiarán demasiado, con valores cercanos a los 25° a primeras horas de la tarde.

Un mayo que sigue siendo seco

Estas lluvias abundantes en algunas zonas del país han reducido algo el déficit de precipitaciones de mayo, pero no solucionan ni de lejos ni el balance del mes ni la situación de sequía de larga duración que padece España. Desde el día 1 hasta el 23 de mayo habían caído 25 litros por metro cuadrado. “Sigue siendo hasta esa fecha un mes seco, pero ya supera en lluvias a mayo de 2022, en el que cayeron tan solo 20 litros”, precisa Del Campo. 

”A 23 de mayo, España sigue arrastrando un déficit de precipitaciones del 27% desde el inicio del año hidrológico, el 1 de octubre. Habían caído 371 litros cuando lo normal son 508″, añade el portavoz de Aemet. “Veremos si las precipitaciones que han caído estas últimas jornadas y las que faltan por caer hasta el final de mayo consiguen que la primavera del 2023 no sea la más seca de la serie histórica”, concluye el experto. 


Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS