Zapatero arropa al PSE-EE en el décimo aniversario sin ETA: “Somos una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria”

Los socialistas vascos se reúnen en Gernika para conmemorar la derrota de la banda, un día después de que Otegi reconociera el sufrimiento de las víctimas

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto al exlehendakari Patxi López y la secretaria general del PSE-EE y actual vicelehendakari, Idoia Mendia, este martes en Gernika.Vídeo: VINCENT WEST (REUTERS) / QUALITY

“La historia no se puede cambiar, pero el futuro sí”, ha dicho el expresidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, bajo el árbol de Gernika (Bizkaia), símbolo de la provincia. Zapatero ha acompañado a los socialistas vascos en la celebración del décimo aniversario del final de ETA, que se produjo el 20 de octubre de 2011. En la Casa de Juntas de la localidad vizcaína, les ha agradecido su compromiso histórico con la libertad, y les ha pedido que ahora luchen por la reconciliación, la convivencia entre vascos y la memoria: “Somos una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria”, ha afirmado. Apenas 24 horas después de que la izquierda abertzale reconociera el dolor de las víctimas de ETA, el expresidente ha dicho que después de la participación activa de los socialistas en la paz y en la “rectificación de la historia”, las cicatrices permanecerán, pero “no nos impiden caminar hacia el horizonte porque ya hemos recuperado el horizonte”.

Zapatero ha puesto en valor el gesto de la izquierda abertzale hasta asegurar que supone “un antes y un después”. No lo ha dicho en el discurso ante sus compañeros de partido, pero sí en declaraciones posteriores a su intervención política. Además ha conminado a leerse todo el comunicado de Otegi para comprender el alcance del paso dado por los herederos de Batasuna. “Esas dos páginas hablan por sí solas y por lo tanto tienen una gran trascendencia”, ha dicho. Zapatero ha apelado a luchar por la convivencia a partir de ahora “entre quienes tienen identidades, banderas y culturas” distintas.

No ha sido el único en poner en valor el paso dado por los dirigentes de EH Bildu y Sortu, Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez. El encuentro de los socialistas se produce tras las palabras de la izquierda abertzale, que avanzan hacia la convivencia al reconocer el sufrimiento de las víctimas que produjo ETA: “Sentimos enormemente su sufrimiento. Eso nunca debió ocurrir”, leyó este lunes Otegi. A este respecto, López ha valorado sus palabras también como “un avance”. Y ha añadido: “Lo que hizo ayer Otegi fue una especie de enmienda a la totalidad de la propia existencia del terrorismo”. El expresidente del PSE Jesús Eguiguren es optimista y cree que “la condena llegará, quieran o no quieran”. En su opinión, a la izquierda abertzale “le faltó un poquito más”, aunque considera “importante” su declaración habida cuenta de que van “paso a paso”. A nadie le va a interesar pasar a la historia “como cómplice de ETA”, ha dicho.º

Zapatero ha llegado a Gernika flanqueado por el expresidente vasco Patxi López y por la secretaria general del PSE-EE entre los aplausos de sus compañeros de partido. José Luis Rodríguez Zapatero era presidente del Gobierno el 20 de octubre de 2011 y el lehendakari era Patxi López, también socialista, el único que ha ocupado Ajuria Enea en toda la democracia. La familia socialista se ha reunido bajo el árbol de Gernika para festejar la victoria sobre el fanatismo y autoritarismo de ETA y quienes los apoyaron.

En ese acto de homenaje y recuerdo no han faltado palabras de cariño para el que fuera ministro del Interior bajo su presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya fallecido, pero también para Jesús Eguiguren. “Jesús demostró las cualidades de quienes acaban siendo héroes sin proponérselo: unidad, arrojo, y decencia, los valores que han acompañado a los socialistas a lo largo de toda esta historia”, ha dicho Zapatero. Todos ellos y la secretaria general, Idoia Mendia, han abogado por un futuro con memoria y sin olvido, pero en convivencia más allá de la coexistencia.

El recuerdo a las víctimas ha estado muy presente, pero también la demanda de un relato basado en la verdad. “En nuestros corazones pervivirá el recuerdo, afecto, cercanía, reconocimiento de todas las víctimas por el injusto dolor sufrido. Todos sentimos a todas las víctimas. Su memoria permanecerá. Su reconocimiento es un deber cívico”, ha dicho Zapatero. “Hace 10 años, algunos derramamos lágrimas de alegría por el futuro, y de dolor por el pasado”, ha asegurado López, que también ha reclamado el protagonismo de las víctimas: “Siempre hay batallas por el relato, pero solo hay una verdad. La verdad es que nunca el asesino puede dejar de ser el asesino, y la víctima, la víctima”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los socialistas defienden que la banda terrorista asumió el 20-O su derrota policial, política y social, más allá del relato que la izquierda abertzale quiera imponer. Este martes han recordado que ETA cayó derrotada después de asesinar a más de 850 personas, victimizando a miles, a lo largo de cinco décadas. En su relato de victoria sobre el fanatismo de ETA, Mendia ha sido muy clara: “No vamos a negociar la verdad, aquí se mató al diferente, fue injusto, acabamos con ETA. La verdad se va a imponer sobre la amnesia”, ha dicho. La secretaria general del PSE ha lamentado que pese a todo, el décimo aniversario del fin de ETA no se pueda celebrar de manera conjunta en el Parlamento vasco con todos los partidos unidos.


Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS