Lo que Villarejo sabe del ‘caso Kitchen’ y solo quiere contar a puerta cerrada

El comisario declaró a EL PAÍS: “Me dicen que monte la operación desde la señora Cospedal hasta el ministro (…) La idea viene de más arriba”

En vídeo, la conversación con Villarejo sober la 'Kitchen'.

El comisario José Manuel Villarejo, procesado por sus actividades ilegales como policía que ha pasado tres años y medio en prisión preventiva, comparece este jueves ante la comisión parlamentaria que investiga el espionaje ilegal al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y su familia.

Villarejo ha pedido declarar protegido por el protocolo de secretos oficiales (a puerta cerrada y sin que la sesión pueda ser retransmitida en directo por los servicios de la Cámara ni seguida por los periodistas). Solo en esas condiciones, Villarejo asegura que podrá contar todo lo que sabe de la Operación Kitchen, en la que tuvo una participación decisiva.

La investigación judicial y sus propias confesiones al juez han acreditado que Villarejo fue la persona que convenció a Sergio Ríos, chófer de la familia Bárcenas, para que participase en el operativo como confidente de los policías que buscaban documentación comprometedora para el Gobierno y para el PP.

Tras captar a Sergio Ríos, Villarejo también se encargó de pagarle cada mes por sus servicios con cargo a los fondos reservados del Ministerio del Interior que dirigía Jorge Fernández Díaz.

EL PAÍS entrevistó en la cárcel a Villarejo. Lo que sigue es la transcripción integra de las respuestas del comisario sobre la Operación Kitchen en la que participó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pregunta. ¿De quién fue la idea de la Operación Kitchen?

Respuesta. Se le ocurrió a alguien del Gobierno. A mí me contratan en plan privado. Habían fallado todos los sistemas de acercamiento y de montar el tinglado y dijeron: ‘Hay que avisar a Villarejo, que soluciona siempre los problemas’. Me avisaron y yo puse una serie de condiciones, como he declarado en el juzgado. Prueba de ello, que yo no participé activamente, es que, en los momentos nucleares, a mí me apartaron, yo no soy el que entra en el despacho, el señor que entra en el despacho lo ha declarado. Lo mismo que ha declarado el que accede a los teléfonos. Yo estoy dentro de la cárcel, en teoría soy el inductor, y el autor material está fuera. Fíjese qué aberración jurídica, es como si el asesino confiesa y lo dejan en la calle, y el inductor…

P. ¿Fue una chapuza esta operación?

R. Era una chapuza por todo el equipo que habían montado, era impresentable.

P. ¿Y la idea original era del ministro del Interior?

R. No. De mucho más arriba. Fernández Díaz no tenía capacidad de tomar una decisión de esa envergadura. Mucho más arriba.

Ilustración.Vídeo: FH

P. Si se está refiriendo a Mariano Rajoy, sabe que no hay una sola prueba…

R. Creo que sí las hay, lo que ocurre es que imagino que están esperando a que se cueza en su salsa. Estarán esperando el momento político oportuno. Me temo que sí existen pruebas y ellos lo saben. Él ha intentado buscar de alguna manera una solución, pero la única solución está en sus manos.

P. Usted habla en el sumario de una grabación de Bárcenas a Rajoy en el palacio de La Moncloa. ¿Existe esa grabación?

R. Igual sí. Bárcenas grabó a Rajoy… Pero todo ese tipo de cosas…

P. ¿Pero usted ha oído esa grabación?

R. No. Yo no la llegué a oír porque cuando llegó la operación en sí no me dejaron, me engañaron aprovechando que yo estaba en el extranjero, en el Líbano, e hicieron la operación. Porque yo dije que quería una copia de todo lo que se encontrara porque yo ya había hablado con algunos jueces de la Audiencia Nacional y les había dicho: ‘si sale bien os doy una copia y vosotros veréis lo que hacéis’. Yo me he reunido con jueces y fiscales y les he contado cosas que oficialmente no quería que ellos supieran. Las charlas que yo tengo de la Kitchen con jueces y fiscales de la Audiencia Nacional están… Otra cosa es que esté encriptado como dicen ellos y no quieren que salga… Pero a mí esa grabación nunca me la dieron, me informaron de que había.

P. ¿Quién filtró los documentos que le robaron a Bárcenas?

R. Esa decisión no fue mía, yo tenía otros planteamientos y por eso… Lo de la Kitchen está documentado que yo no tengo nada que ver en el sentido del tema. Lo que ocurre es que lógicamente me tendrán que acusar de algo, fíjese si es alucinante que la Kitchen en teoría la he preparado yo y en el Congreso se han puesto de acuerdo el PSOE e IU para que yo no vaya. Eso es una pantomima entonces, ¿no?

P. ¿Pero quién le dice a usted que hay que montar la Operación Kitchen para robarle documentos a Bárcenas?

R. Me lo dicen desde la señora Cospedal, hasta el ministro, el secretario de Estado… El único con el que no hablo yo personalmente, pero sí a través de intermediarios es con el señor Rajoy.

P. ¿De todo eso hay grabaciones que lo demuestren?

R. Creo que hay documentación, no lo sé. Yo he pedido una copia de todo lo que me contaron y no me la dan.

Normas

Más información

Archivado En