Racismo

Tres detenidos por insultos racistas y lesiones a los dueños de una frutería en Valencia

Los arrestados por la Policía Local han agredido a un matrimonio que regenta un comercio en el barrio de Benicalap

Una patrulla de la Policía Local de Valencia.
Una patrulla de la Policía Local de Valencia.Policia Local València / Policía Local València

La Policía Local de Valencia ha detenido a tres personas, de 36, 24 y 22 años, como presuntos autores de los delitos de odio, lesiones y daños tras agredir este viernes a un matrimonio que regenta una frutería en el barrio de Benicalap, según ha informado el cuerpo municipal en un comunicado. Los agentes acudieron al comercio después de que el 092 les alertara de que un grupo de jóvenes estaba agrediendo al dueño de una frutería.

Más información

El matrimonio, que regenta el establecimiento, ha relatado a la patrulla que esta mañana habían entrado tres jóvenes sin ninguna intención de comprar en su comercio y, en torno agresivo y despectivo, han menospreciado el origen del propietario, llamándolo “moro de mierda” y pronunciando frases como “vete a tu país” o “no vales para nada”. Luego han comenzado a tirar la fruta por el suelo y han insultado a la mujer por intentar detenerlos.

Según este relato, se ha iniciado a continuación un forcejeo entre el propietario y uno de los detenidos, sumándose los otros dos hombres que también han resultado detenidos. Los tres han propinado presuntamente patadas, puñetazos y codazos y han continuado en el exterior con la agresión, tirando el género que el matrimonio tenía expuesto delante de testigos.

Los policías han localizado a uno de los hombres, que presentaba escoriaciones y tenía la camiseta rota, y lo han detenido aunque ha negado su relación con la agresión. En las inmediaciones, la patrulla de la Policía Local ha localizado a otros dos jóvenes, gracias a la colaboración ciudadana, que al ser preguntados por los hechos, uno de ellos ha contestado a los agentes manifestando que en “mi barrio no me llama la atención ningún moro de mierda”.

El matrimonio presentaba diversas lesiones: el hombre tenía un golpe en el pómulo y refería daños en las piernas, y su mujer también ha declarado haber recibido golpes. Ambos han sido trasladados al Hospital La Fe.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Aarón Cano, ha trasladado todo su apoyo al matrimonio agredido: “Quiero que sepan que cuentan con todo el apoyo de la Policía Local y del Ayuntamiento al que represento, estamos a su servicio. Hoy nos han insultado, agredido y despreciado a todos y a todas, a los que luchamos día a día por desterrar las manifestaciones de odio, xenofobia y racismo de nuestra sociedad” ha señalado Cano.

“La agresión que ha sufrido este matrimonio es una evidencia del peligro real que tienen unas manifestaciones muy concretas, afortunadamente minoritarias en nuestra sociedad, y un discurso que agrede y atenta contra los derechos humanos fundamentales. No lo vamos a consentir, no les vamos a dar ni un centímetro de espacio. Estas actitudes no tienen cabida en esta sociedad” ha asegurado el edil.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50