Militares

El ideólogo de la carta de los militares al Rey se declara republicano

El excapitán Adán advierte de que Felipe VI debe negarse a firmar un eventual indulto de los presos del ‘procés’

El rey Felipe VI, la Reina y el presidente Pedro Sánchez asisten al desfile militar del 12 de octubre del año pasado, en Madrid.
El rey Felipe VI, la Reina y el presidente Pedro Sánchez asisten al desfile militar del 12 de octubre del año pasado, en Madrid.SERGIO PÉREZ

El ideólogo de la carta remitida por 39 militares retirados del Ejército del Aire al Rey tiene muy poco que ver con el Ejército del Aire y con el Rey. José Manuel Adán Carmona colgó el uniforme tras la muerte de Franco, con el empleo de capitán, y desarrolló su carrera profesional como inspector de finanzas, llegando a ser subdirector general en el Ministerio de Economía y Hacienda. Según el teniente coronel José Ignacio Domínguez, que también forma parte de la XIX promoción de la academia de San Javier (Murcia), fue Adán quien redactó los escritos que se enviaron a Felipe VI y al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Su ideología queda reflejada en los artículos que periódicamente publica en El Faro de Ceuta. Uno de ellos, fechado el 14 de junio, se titula Solo falta el Ejército, aunque podría haberse titulado Solo nos queda el Ejército. Asegura que todas las instituciones del Estado están “trufadas por la corrupción” y controladas por el Gobierno. “¿Alguien puede salvarnos de esta ignominia permanente?”, se pregunta retóricamente. “La CE [Constitución Española] nos socorre en su artículo 8, cuando señala que las Fuerzas Armadas tienen como misión garantizar el ordenamiento constitucional”, responde con una invitación sutil, o no tanto, al golpe de Estado. Frente al Gobierno socialcomunista, concluye, el Ejército “es lo único que nos queda”.

Lo paradójico es que la persona que redactó la carta con la que 39 jefes y oficiales retirados de la Fuerza Aérea transmitieron al Rey su más “sincero apoyo y profunda lealtad”, además de criticar al Gobierno, se declara republicano. En un artículo publicado en el mismo diario el pasado 9 de octubre, Adán se refiere a sí mismo como “un republicano como yo”, lo que no le impide detestar la I y II República y decir “¡Viva el Rey!”.

Se trata, en todo caso, de un monarquismo condicional pues, si Felipe VI no actúa como él cree que debe hacerlo, muchos se preguntarán “¿cuál es el papel del Rey? y otros ¿para qué sirve?”, advierte.

“El Rey no debe”, subraya, “conceder el indulto” a los presos del procés. “No puede esconderse en que es el Gobierno quien tiene la competencia, porque no es cierto [...] Si llegara a firmarlo, perdería toda la credibilidad como buen monarca de la que hasta ahora, entre la mayoría de la sociedad, goza”.

No se sabe cuáles son las intenciones de los militares retirados que han firmado la carta al Rey, pero sí la de su redactor: que el Monarca se enfrente al Gobierno y se salga de su papel constitucional.

En su artículo del 1 de diciembre, Adán cita la carta que él mismo ha enviado a Zarzuela como si no tuviera nada que ver con ella. E interpreta su sentido más allá de la literalidad. Contra lo que pudiera pensarse, no se trata de un ofrecimiento de “sincero apoyo y profunda lealtad” a Felipe VI, sino una queja y una petición con tono de advertencia. “Ante la situación actual”, escribe, “hasta una promoción de la Academia General del Aire, ya en situación de Retiro, la XIX Promoción, ha enviado su queja al Rey y al Presidente del Parlamento Europeo, pidiendo amparo ante tanta insensatez. Y es que, Majestad, importa España, más que usted”.

Lo más visto en...

Top 50