Pilar de Lara vuelve a concursar en busca de plaza

La magistrada anticorrupción, castigada por la cúpula de los jueces, ya cumplió la sanción de siete meses y un día sin empleo ni sueldo

Pilar de Lara, en su despacho, cuando era juez de instrucción de Lugo.
Pilar de Lara, en su despacho, cuando era juez de instrucción de Lugo.pedro agrelo

La ex juez de Instrucción 1 de Lugo, Pilar de Lara, ya ha cumplido la sanción que le impuso el Consejo General del Poder Judicial de siete meses y un día por lo que la cúpula de la magistratura consideró dilaciones indebidas en los abundantes macroprocesos que llevaba. Ahora volverá a concursar y optar a alguna de las más de 100 plazas que se habilitan para el próximo concurso, y lo hace con la vista puesta en Cataluña como posible nuevo destino.

La propia juez ha confirmado a El País que el castigo “ya venció el dos de septiembre y ya se hizo efectivo el reingreso al servicio activo que aprobó la comisión permanente (del CGPJ) de siete meses y un día de suspensión de empleo y sueldo”. Ahora le toca cumplir con la “segunda parte", explica, "que es la pérdida de destino en Lugo [después de 12 años] y el concursar a todas las plazas que quedan disponibles”.

Pilar de Lara ha concretado que “ya salió publicado el concurso de magistrados el pasado ocho de septiembre" y que ya pidió destino. "Ahora a ver que pasa”, añade. “Salieron bastantes plazas, sobre 104 o 105 y yo he tenido que pedir todas. Tardé bastante tiempo en cubrir el formulario”, confiesa.

En cuanto a “destinos prioritarios”, la jueza es “consciente” de que no tiene “ninguna probabilidad” de pedir en Galicia, "con lo cual está todo el abanico abierto”. “Donde más posibilidades tengo de conseguir destino es en aquellas comunidades autónomas que no suelen ser deseadas por los compañeros, es decir... Cataluña, Canarias o algunos juzgados de Madrid. Son ese tipo de plazas que suelen quedar vacantes”, ha constatado.

En estos siete meses, la juez que dirigió operaciones como la Carioca sobre redes de prostitución, la Pokémon o la Garañón sobre corrupción política, ha reconocido que “los dos primeros fueron más duros" porque tuvo que hacerse "a la idea”. “A mí me gusta trabajar y entonces pasas de una actividad bastante extrema (y en mi caso los últimos meses de trabajo fueron de un gran esfuerzo) y de repente ¡te ves parada!”, exclama afectada la juez nacida en Cartagena.

Pilar de Lara destaca que todo este tiempo para ella ha sido “bastante productivo, al margen de toda la situación de la covid": “he acabado realizando muchísimos cursos; algunos organizados por el Consejo General del Poder Judicial (los mandos, designados por los partidos políticos, que la sancionaron); algunos cursos del Consejo de Europa y otros en varios países, todos vía online”, comenta. “He tratado de formarme y de aprovechar el tiempo”, se sincera, "hacer actividades de hobby como tocar la guitarra, formarme en idiomas, sobre todo francés e inglés, que los tenía bastante olvidados. He aprovechado el tiempo todo lo que he podido”, concluye la juez que removió la clase política gallega, persiguió a empresarios y fue azote de las mafias de prostitución antes de abandonar su juzgado en abril.

Lo más visto en...

Top 50