Nacho Vidal

Investigado el actor porno Nacho Vidal por la muerte en su casa de un fotógrafo en un rito con veneno

El artista está en libertad provisional imputado por un posible homicidio imprudente al fallecer en su casa el fotógrafo José Luis Abad tras ingerir un alucinógeno

El actor porno Nacho Vidal, en una imagen de archivo. En vídeo, el actor narra su experiencia con el sapo bufo en una grabación subida en 2016 a la cuenta de youtube Meigallo.FOTO: Cordon Press

El actor porno Ignacio Jordá González, de nombre artístico Nacho Vidal, fue detenido la semana pasada junto a otras dos personas de su entorno por su presunta implicación en la muerte del fotógrafo José Luis Abad durante un ritual místico celebrado en Enguera (Valencia) en julio de 2019, que consiste en inhalar vapores de veneno de sapo, según han confirmado a El PAÍS fuentes del instituto armado.

Abad falleció en el domicilio de la antigua estrella del cine para adultos tras ingerir la sustancia alucinógena empleada en determinados ambientes tanto para usos recreativos como por sus supuestos efectos terapéuticos para combatir adicciones. A Nacho Vidal, de 46 años, y a los otros dos detenidos —una prima y un asistente del actor— se les investiga por un posible homicidio imprudente. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Xàtiva recibió a los tres detenidos el pasado viernes y decretó para ellos la libertad provisional sin adoptarse ninguna medida cautelar, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Nacho Vidal ha declinado esta mañana hacer declaraciones a este periódico, a través de su abogado y de su mánager. Su letrado, Daniel Salvador, de Vosseler Abogados, ha manifestado que “la lamentable muerte” acaecida en la casa del actor catalán “fue accidental”. También ha rechazado que Vidal fuera promotor o que ejerciera de “chamán” en el supuesto ritual con el sapo bufo alvarius. “Creemos completamente en su inocencia, pero, como es normal, se están investigando unos hechos. Ahora bien, ni se le ha retirado el pasaporte ni tiene que presentarse ante el juzgado”, ha añadido Salvador a este diario. Según el abogado, el fallecido ya había probado el veneno en una ocasión, sabía que Nacho Vidal había contado su experiencia y "quería volverlo a hacer en un ambiente en el que encontrarse cómodo, es decir, con personas que conozcan o sepan cómo es esa reacción tóxica y que cuiden de uno”.

Los agentes de la Policía Judicial de Xàtiva iniciaron esta operación tras el fallecimiento del conocido fotógrafo, al parecer de un infarto, el año pasado durante un ritual basado en la inhalación de los vapores del veneno de sapo bufo alvarius. El sapo bufo alvarius, o sapo del río Colorado, una de las 400 especies de ranas mexicanas, almacena en unas glándulas detrás de la cabeza una secreción que, deshidratada y después fumada, contiene un explosivo cóctel de alcaloides psicoactivos, sobre todo, el 5-MeO-DMT. Una molécula, presente en dosis bajas en el propio cerebro humano, que al circular por los receptores de la serotonina provoca breves pero agudísimos estados de alteración o rapto de la conciencia.

En la página web de la antigua estrella porno se destaca su condición de coach (entrenador): “Nacho Vidal guía un proceso de cambio en las personas que experimentan su acompañamiento”. En un vídeo subido hace unos cuatro años en Youtube, Vidal explica su “humilde experiencia” con el sapo bufo, que conoció a través de un amigo en Ibiza. Entonces pasaba un mal momento con sus “adicciones y apegos, vivía en un bucle”. Allí sostiene que después de la segunda toma cerró “sus círculos de adicciones” y se reencontró con su “espíritu”, además de “conectar con lo que importa, que es la tierra y la madre naturaleza”.

La Guardia Civil señala en su comunicado que "con la culminación de la investigación desarrollada durante 11 meses, se ha podido constatar la existencia de un delito de homicidio por imprudencia y un delito contra la salud pública, supuestamente cometido por quienes organizaron y dirigieron el ritual”. El rito fue grabado con un móvil a petición del propio fotógrafo fallecido, según fuentes cercanas al actor. El vídeo es una de las principales pruebas analizadas por la Guardia Civil y empleadas para su imputación. Según publica el periódico Levante EMV, el actor intentó reanimar sin conseguirlo al fotógrafo tras entrar en convulsión y ser objeto de un ataque y que transcurrieron 22 minutos antes de que se llamara al número de emergencias 112.

También se ha podido demostrar, según la Guardia Civil, que se trataba de una actividad habitual con fines terapéuticos o medicinales que, en sí misma, suponía un “serio riesgo” para la salud pública, pero que quedaba “enmascarada ante lo que parecía un ritual ancestral aparentemente inofensivo, que captaba personas fuertemente sugestionadas, bajo el especial estado de vulnerabilidad o necesidad de sanar determinadas dolencias o adicciones, empleando métodos alternativos”.

Por estos hechos se ha arrestado a Nacho Vidal y a dos personas de su entorno, de 37 y 50 años y de nacionalidad española. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Xàtiva. Nacho Vidal fue detenido en 2012. Fue en el marco de la Operación Emperador contra la mafia china y el actor quedó en libertad después de declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Vidal ha abandonado su carrera como actor porno, si bien todavía está vinculado a la industria como director y productor.

Lo más visto en...

Top 50