16 inmigrantes rescatados en el Mar de Alborán son abandonados en la calle y sin lugar para pasar la cuarentena

El Gobierno encontró cobijo para 48 de los 64 auxiliados, pero otros 16 fueron trasladados de Motril a Granada en mitad de la noche del domingo

Grupo de inmigrantes trasladados desde Motril a Granada para la cuarentena obligada, alojados temporalmente en un pabellón.
Grupo de inmigrantes trasladados desde Motril a Granada para la cuarentena obligada, alojados temporalmente en un pabellón.EL PAÍS

Un grupo de 16 inmigrantes rescatados a finales de la semana pasada en el Mar de Alborán quedaron abandonados en la capital granadina en la noche del pasado domingo al lunes porque el Gobierno no les encontró un lugar donde pasar la cuarentena obligada para todas las personas que llegan al país procedentes del extranjero durante la crisis de la Covid-19. Los migrantes han dormido parte de la noche en un pabellón gracias a las gestiones de la Asociación Pro Derecho Humanos de Andalucía (APDHA) y el Ayuntamiento granadino. El alcalde de Granada ha recriminado al Gobierno que no cumpla con “su responsabilidad” y ha dado de plazo a la subdelegada del Gobierno hasta las 20.00 de este lunes para que se haga cargo de los inmigrantes. Tres horas antes de que se cumpliera el plazo, los migrantes salían del pabellón deportivo para pasar la cuarentena acogidos por dos ONG.

El pasado 15 de mayo, la Secretaría de Estado de Migraciones explicó que estaban realizando un protocolo para las autoridades y organizaciones no gubernamentales respecto a los pasos a seguir para garantizar esta cuarentena a los migrantes a la que obliga una orden ministerial de 12 de mayo. Una portavoz de esta Secretaría admitió que para ellos era “prioritario” a la vez que reconocía que el protocolo no está completo. Casi dos semanas después, aún no se tienen noticias de este protocolo. En este caso, solo se ha encontrado espacio para 48 de los 64 inmigrantes rescatados.

Inmaculada Torres, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Motril, ha explicado que el domingo por la tarde la policía les informó de que un grupo de 64 inmigrantes saldría en libertad a las 23.00 como muy tarde y que les faltaba alojamiento para 16 de ellos. “Con apenas cuatro horas de antelación, nos era imposible acogerlos en la ciudad, ni encontramos hostales. Tampoco las ONG habituales podían. Ante esa situación, puesto que eso es competencia del Gobierno de España, tomamos la decisión lógica de trasladarlos a la sede de Subdelegación del Gobierno en Granada. Hablamos con la subdelegada y, sobre las nueve de la noche, les informamos de que íbamos a trasladarlos allí”, explica Torres.

A medianoche, un autobús pequeño había recorrido ya los 70 kilómetros que hay entre el Puerto de Motril y la puerta de subdelegación de Gobierno de Granada, de él bajaron 16 personas. Fueron recibidos por un pequeño contingente policial y representantes de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). Sin ningún plan de acogida por las instituciones, la APDHA tomó la iniciativa. Natalia García Caballos, activista de la Asociación que asistió a los inmigrantes, asegura que allí “no había nadie, más allá de los policías". "Tomamos la decisión de irnos caminando a la plaza del Ayuntamiento”, detalla. La activista cree que no deberían de haber sido trasladados a esas horas. "Llegaron sin mascarillas ni ningún elemento de protección”, se lamenta. Antes de que los activistas de APDHA pudieran atenderles, tres habían desaparecido.

El alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), se ha mostrado especialmente molesto con la situación y ha dado un ultimátum a la Subdelegación de Gobierno, “que es quien tiene la responsabilidad en este caso”. “Esta crisis se ha debido a la ineptitud de la subdelegada del Gobierno, que fue incapaz de darle una solución al problema de 16 ciudadanos argelinos”, ha considerado. El mandatario incide en que el Ayuntamiento de Granada se ha encontrado con esta urgencia sin tener nada que ver con el asunto y no está dispuesto a asumirlo: “Hemos atendido a estas personas, pero Subdelegación tiene hasta las 20.00 de este lunes para darle otra solución. A esa hora, los trasladaremos a su puerta de nuevo para que se hagan cargo de ellos”, ha dicho el alcalde. Finalmente, no ha sido necesario llegar a ese punto. Pasadas las cinco de la tarde, la Cruz Roja de Granada y Cruz Blanca de Sevilla se han hecho cargo de los inmigrantes y los han llevado a sus residencias donde estarán, al menos, las próximas dos semanas que han de pasar en cuarentena.

Los activistas de APDHA contactaron, según cuenta Natalia García Caballos, con personas del ayuntamiento en su búsqueda de soluciones. “Lo cierto es que el concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz, nos ofreció alternativas concretas”, dice la activista. La primera idea fue trasladarlos al pabellón donde se alojan durante el estado de alarma los sin hogar. “Pero finalmente no resultó viable”, dice Natalia García, que continúa, “a las tres y pico de la madrugada, y andando más de 40 minutos, llegamos con los 13 inmigrantes a otro pabellón que nos ofrecieron, donde finalmente han pasado la noche”.

A las cuatro de la mañana, dice, encontraron un techo, pero poco más. “El sitio estaba especialmente sucio y no había nada. Tres colchonetas y poco más. Nada de comida, agua, toallas o mantas. Tampoco mascarillas. Pero allí se quedaron, encerrados, porque cerraron la puerta con llave”, describe Natalia García que, a primera hora de la mañana, ya estaba de vuelta con los migrantes en el pabellón. La primera comida que han recibido ha sido sobre las 10.00 de este lunes y la han comprado en la propia asociación. A esa hora, aún no había nadie de ninguna institución oficial en el polideportivo.

Llegados en cinco pateras diferentes

Los 64 inmigrantes salieron de Argelia en cinco pateras diferentes. Una patrullera de la Guardia Civil rescató a las primeras 17 personas en una embarcación localizada a 20 millas frente a las costas de Garrucha (Almería). En la misma zona encontraron después otras dos embarcaciones, con 8 y 14 personas. La Guardia Civil llamó a Salvamento Marítimo para que esta recogiera a las 39 personas y las trasladara al puerto de Motril. En ruta hacia el puerto granadino, Salvamento recibió aviso de un barco mercante que había avistado una cuarta embarcación, con 10 personas a bordo. Finalmente, otra patrullera de la Guardia Civil encontró la quinta embarcación, con 15 personas, en la zona de Mesa Roldán (Almería). Salvamento Marítimo volvió a recoger a estas personas y media hora antes de la media noche del jueves al viernes llegaron sanas y salvas al puerto de Motril. Ninguna fue sometida a cuarentena por síntomas de la covid-19



Lo más visto en...

Top 50