Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estamos a tiempo

Con un invierno de temperaturas inusitadamente altas nos enfrentamos a una primavera y un verano que hacen temer lo peor con vistas a la temporada de incendios forestales. Aún estamos a tiempo de poner en marcha acciones preventivas para paliar, en la medida de lo humanamente posible, las consecuencias de estos desastres naturales. Poner en marcha, de manera habitual, campañas anuales para la limpieza preventiva de los bosques, abrir más cortafuegos o más amplios, impulsar medidas para controlar las quemas, realizar campañas informativas para la población, enseñar a los más jóvenes la importancia de cuidar el medio natural son iniciativas que no pueden faltar. Esto y más, pero nunca quedarnos sentados a esperar.

Esperanza Vázquez Bejarano. Alcobendas (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >