Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las razones del suicidio de la presentadora británica Caroline Flack

La familia de la comunicadora hace pública una nota en la que desvela que estaba siendo investigada por supuestos abusos a su novio

Caroline Flack
Caroline Flack, en Londres en febrero de 2018. AFP

MÁS INFORMACIÓN

La muerte de Caroline Flack, una de las presentadoras más populares del Reino Unido, ha conmocionado a su país. El cuerpo de la mujer, que tenía 40 años, fue hallado el pasado sábado 15 de febrero en su casa de Londres. Flack era desde hace cinco años el rostro de Love Island, un programa similar a La isla de las tentaciones, cuya edición británica se graba en Mallorca.

Ahora, la familia de Flack —que durante una breve temporada salió con el príncipe Enrique de Inglaterra— se ha saltado las recomendaciones realizadas por la policía y ha decidido publicar un mensaje de la presentadora, que dejó escrito poco antes de su muerte. La nota se ha hecho pública el miércoles por la noche, el mismo día en el que se abría la investigación acerca de su fallecimiento. Aunque se les había pedido que no compartieran la información a través de las redes sociales, sus familiares decidieron hacerla pública, pero a través de un medio local, el Eastern Daily Press.

En el escrito, Flack hace público un problema judicial que es lo que, al parecer, le costó la vida, ya que, como ha explicado su familia, se suicidó. La presentadora fue hallada muerta en su apartamento el día después de que le comunicaran que se había abierto una investigación legal en los juzgados contra ella. "Mi mundo entero y mi futuro se hunden bajo mis pies", escribe en la misiva que ha publicado su familia.

Al parecer, la presentadora había sido acusada de abusar de su novio, Lewis Burton, y la habían detenido por ello el pasado 12 de diciembre. Ella, por su parte, afirmaba asumir su responsabilidad por lo sucedido aquella noche, pero aseguraba que había sido "un accidente" y no un abuso. "La verdad me ha sido arrebatada de las manos y se ha usado como un espectáculo", explicaba. "He aceptado opiniones tóxicas y vergonzosas surante 10 años y me he dicho que era parte de mi trabajo. Sin quejas. Pero el problema de barrer las cosas debajo de la alfombra es que siguen ahí y un día se levanta y todo lo que sientes es vergüenza". 

Ahora Chris, su madre, ha dado a conocer que su hija le mandó este mensaje "a finales de enero", pero que sus asesores le recomendaron que no lo colgara. "Simplemente era una descripción de cómo se sentía y de todo por lo que había pasado, nada más que eso. No culpaba ni señalaba a nadie". 

Flack era una de las presentadoras más populares del Reino Unido gracias al formato de la isla. Además, también presentó Factor X y ha ganado varios realities británicos de baile.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >