Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
protestas libano

Las protestas en Líbano, en imágenes

12 fotos

El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, ha anunciado su renuncia tras semanas de protestas en las que se exigía su dimisión y la celebración de elecciones anticipadas.

  • Los antidisturbios tuvieron que enfrentarse el viernes a varias decenas de jóvenes que se decían seguidores de Hezbolá —partido en la coalición mayoritaria del Gobierno— a pesar de que en un discurso televisado su líder, Hasán Nasralá, llamó a los jóvenes a “no participar ni interferir en las manifestaciones” para evitar que su presencia “fuera politizada”. En la foto, un policía antidisturbios libanés arresta a un manifestante durante los enfrentamientos entre partidarios de Hezbolá y manifestantes antigubernamentales en Beirut, Líbano.
    1Los antidisturbios tuvieron que enfrentarse el viernes a varias decenas de jóvenes que se decían seguidores de Hezbolá —partido en la coalición mayoritaria del Gobierno— a pesar de que en un discurso televisado su líder, Hasán Nasralá, llamó a los jóvenes a “no participar ni interferir en las manifestaciones” para evitar que su presencia “fuera politizada”. En la foto, un policía antidisturbios libanés arresta a un manifestante durante los enfrentamientos entre partidarios de Hezbolá y manifestantes antigubernamentales en Beirut, Líbano. AP
  • Militares y policías libaneses se despliegan en el centro de Beirut tras enfrentamientos con jóvenes seguidores de los partidos de Amal y Hezbolá.
    2Militares y policías libaneses se despliegan en el centro de Beirut tras enfrentamientos con jóvenes seguidores de los partidos de Amal y Hezbolá.
  • Algunos partidarios de Hezbollah queman tiendas de campaña en el campamento de protesta establecido por manifestantes antigubernamentales cerca del palacio de gobierno, en Beirut.
    3Algunos partidarios de Hezbollah queman tiendas de campaña en el campamento de protesta establecido por manifestantes antigubernamentales cerca del palacio de gobierno, en Beirut. AP
  • Policías antidisturbios libaneses se despliegan en la carretera de circunvalación de Beirut tras que un centenar de jóvenes afines a los partidos de Amal y Hezbolá atacaran a manifestantes que por 13 días consecutivos bloquean las principales arterias del país pidiendo la dimisión del Gobierno.
    4Policías antidisturbios libaneses se despliegan en la carretera de circunvalación de Beirut tras que un centenar de jóvenes afines a los partidos de Amal y Hezbolá atacaran a manifestantes que por 13 días consecutivos bloquean las principales arterias del país pidiendo la dimisión del Gobierno.
  • Los manifestantes libaneses reaccionan ante el discurso televisado del primer ministro libanés Saad Hariri en Beirut, el 29 de octubre. El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado este martes la dimisión de su Gobierno, después de dos semanas de protestas masivas contra su Ejecutivo en todo el país.
    5Los manifestantes libaneses reaccionan ante el discurso televisado del primer ministro libanés Saad Hariri en Beirut, el 29 de octubre. El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado este martes la dimisión de su Gobierno, después de dos semanas de protestas masivas contra su Ejecutivo en todo el país. EFE
  • El anuncio de la llamada tasa WhatsApp —20 céntimos de dólar (18 céntimos de euro) al día— por el ministro de comunicación, Mohamed Choucair, el pasado día 18, indignó a una ciudadanía hastiada de impuestos que gravan a los pobres mientras los prestamistas y los bancos disfrutan de intereses de hasta un 10% por préstamos al Estado. En la foto, el ejército libanés (a la izquierda) y las fuerzas de seguridad (a la derecha) intervienen entre manifestantes enfrentados y contra-manifestantes en el centro de la capital.
    6El anuncio de la llamada tasa WhatsApp —20 céntimos de dólar (18 céntimos de euro) al día— por el ministro de comunicación, Mohamed Choucair, el pasado día 18, indignó a una ciudadanía hastiada de impuestos que gravan a los pobres mientras los prestamistas y los bancos disfrutan de intereses de hasta un 10% por préstamos al Estado. En la foto, el ejército libanés (a la izquierda) y las fuerzas de seguridad (a la derecha) intervienen entre manifestantes enfrentados y contra-manifestantes en el centro de la capital. AFP
  • Economistas libaneses consideran que las medidas anunciadas por Hariri llegan tarde y son inviables. Las “reivindicaciones populares son legítimas”, las propuestas gubernamentales para salir de la crisis son “irreales e insostenibles” y las cifras que prometen “están hinchadas”, cuenta desde el anonimato un funcionario europeo. En la foto, un partidario de Hezbolá muestra sangre en su mano después de enfrentamientos durante las protestas en curso, en Beirut.
    7Economistas libaneses consideran que las medidas anunciadas por Hariri llegan tarde y son inviables. Las “reivindicaciones populares son legítimas”, las propuestas gubernamentales para salir de la crisis son “irreales e insostenibles” y las cifras que prometen “están hinchadas”, cuenta desde el anonimato un funcionario europeo. En la foto, un partidario de Hezbolá muestra sangre en su mano después de enfrentamientos durante las protestas en curso, en Beirut. AP
  • El país de los cedros, como se conoce a Líbano, está al borde del colapso económico debido a décadas de malas recetas financieras y de una corrupción crónica entre los políticos que han dejado el 60% de la riqueza nacional en manos de 2.000 familias. En la foto, una niña camina envuelta en una bandera nacional a lo largo de la carretera Fuad Chehab, en el centro de la capital Beirut.
    8El país de los cedros, como se conoce a Líbano, está al borde del colapso económico debido a décadas de malas recetas financieras y de una corrupción crónica entre los políticos que han dejado el 60% de la riqueza nacional en manos de 2.000 familias. En la foto, una niña camina envuelta en una bandera nacional a lo largo de la carretera Fuad Chehab, en el centro de la capital Beirut. AFP
  • Barricadas hechas con contenedores y hogueras de neumáticos bloquean las principales arterias del país. Los colegios y los bancos han cerrado sus puertas. Al atardecer, los jóvenes toman el centro de las urbes, donde retumban los ritmos de derbeke o de música electrónica que pinchan espontáneos DJ en un ambiente festivo donde el himno nacional se ha convertido en la banda sonora. En la foto, un manifestante arroja un neumático en llamas en la carretera Matn durante una protesta.
    9Barricadas hechas con contenedores y hogueras de neumáticos bloquean las principales arterias del país. Los colegios y los bancos han cerrado sus puertas. Al atardecer, los jóvenes toman el centro de las urbes, donde retumban los ritmos de derbeke o de música electrónica que pinchan espontáneos DJ en un ambiente festivo donde el himno nacional se ha convertido en la banda sonora. En la foto, un manifestante arroja un neumático en llamas en la carretera Matn durante una protesta. EFE
  • Policías antidisturbios y soldados libaneses se enfrentan a un centenar de jóvenes afines a los partidos de Amal y Hezbolá que llegaron en motocicletas para abrir por la fuerza los retenes de manifestantes  que bloquean el centro de Beirut pidiendo la dimisión del Gobierno.rn
    10Policías antidisturbios y soldados libaneses se enfrentan a un centenar de jóvenes afines a los partidos de Amal y Hezbolá que llegaron en motocicletas para abrir por la fuerza los retenes de manifestantes que bloquean el centro de Beirut pidiendo la dimisión del Gobierno.
  • Un tanque del ejército retira un contenedor de basura incendiado por manifestantes en Beirut, Líbano.
    11Un tanque del ejército retira un contenedor de basura incendiado por manifestantes en Beirut, Líbano. AP
  • Un policía antidisturbios en la carretera durante una protesta contra la corrupción gubernamental y la situación de desempleo y austeridad en Beirut.
    12Un policía antidisturbios en la carretera durante una protesta contra la corrupción gubernamental y la situación de desempleo y austeridad en Beirut. AP