Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justin Bieber y Hailey Baldwin: una segunda boda discreta, glamurosa y lujosa

El cantante y la modelo se han casado en una ceremonia privada en Carolina del Sur entre sus familiares y amigos como Kendall Jenner y Ed Sheeran

Justin Bieber y Hailey Baldwin, en una de las primeras fotografías tras su boda.
Justin Bieber y Hailey Baldwin, en una de las primeras fotografías tras su boda. INSTAGRAM

Justin Bieber y Hailey Baldwin ya son marido y mujer. La pareja contrajo matrimonio religioso el lunes 30 de septiembre en un lujoso complejo de Carolina del Sur (EE UU) ante sus familiares y amigos.

Esta ha sido la segunda boda para la pareja formada por el cantante canadiense, de 25 años, y la modelo estadounidense, de 22, que ya se casó en septiembre de 2018 en los juzgados de Nueva York, tal y como reveló entonces Alec Baldwin, tío de la joven, en la alfombra roja de los Emmy.

Hailey Baldwin, con una chaqueta de cuero en la que se lee
Hailey Baldwin, con una chaqueta de cuero en la que se lee INSTAGRAM/JUSTINE SKYES

Entre los invitados han estado buena parte de los familiares de la pareja, pero también muchos amigos famosos como el polémico representante de Bieber, Scooter Braun; las modelos Kendall Jenner, Camila Morrone y Joan Smalls; o los cantantes Usher, Ed Sheeran y Justine Skye. Precisamente esta ha sido una de las invitadas que más imágenes ha subido de la boda, mostrando a la novia con una cazadora de cuero negra sobre su vestido blanco en la que se puede leer "wife", "esposa". Además, también ha colgado una imagen de una botella de champán Moet&Chandon cubierta de cristales en la que se puede leer el nombre de los novios y la fecha de la boda, 30 de septiembre de 2019.

La modelo Kendall Jenner, durante la celebración de la boda de Justin Bieber y Hailey Baldwin.
La modelo Kendall Jenner, durante la celebración de la boda de Justin Bieber y Hailey Baldwin. INSTAGRAM/KENDALL JENNER

En las escasas y lejanas imágenes que se han filtrado de la celebración de la pareja, se puede ver a Bieber vestido con un esmoquin, camisa blanca y pajarita negra, mientras que la novia llevaba un vestido palabra de honor, pendientes de perlas y una diadema gruesa sobre el pelo, recogido, de la que salía un velo. Tras la ceremonia, celebrada al atardecer, tuvo lugar una cena al aire libre, cerca del agua, en la que los invitados se sentaron en mesas largas iluminadas por velas y pequeñas bombillas.

La pareja llegó el sábado a Palmetto Bluff, el lujoso complejo donde han contraído matrimonio, y celebró el domingo un cóctel y una cena previa a la boda a los que acudieron apenas 36 de sus familiares más cercanos, para la que los novios ya se vistieron de acuerdo con la situación: él llevó pantalón negro y polo blanco y ella un vestido hecho a medida, blanco y corto, de Vivienne Westwood, así como zapatos a juego con un gran lazo de organza de Jimmy Choo, valorados en mil dólares. En total, se calcula que el coste de la boda rondará el cuarto de millón de dólares (unos 230.000 euros).

Una botella de champán Moet&Chandon cubierta de cristales con el nombre de los novios y la fecha de la boda.
Una botella de champán Moet&Chandon cubierta de cristales con el nombre de los novios y la fecha de la boda. INSTAGRAM/JUSTINE SKYES

Fue el domingo por la noche y el lunes cuando llegaron a la zona más amigos y familiares, para quienes alquilaron el hotel principal de Palmetto Bluff. Los novios han empezado a colgar discretamente algunas imágenes del enlace. Lo primero qu eel cantante ha mostrado en su cuenta de Instagram el regalo de boda que se ha hecho a sí mismo: un reloj de oro de la firma Audemars Piguet. Después, ha colgado dos imágenes con su ya esposa. La novia, por su parte, no ha colgado ninguna instantánea hasta el momento, aunque se ha cambiado el nombre en Instagram: Hailey Rhode Bieber.

Las celebraciones y festejos de los recién casados se alargarán hasta el martes por la tarde. Algo que ha causado ciertas molestias entre quienes se alojan en el hotel, según recogen algunos medios como TMZ, puesto que los huéspedes tienen limitaciones para moverse y para usar algunas instalaciones como el spa y la piscina, reservados para los ilustres invitados del evento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >