Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Middleton habla de la depresión “paralizante” que sufrió

El hermano de Kate Middleton asegura que convertirse en cuñado del príncipe Guillermo y en una figura pública le afectó

James Middleton, con sus perros por las calles de Londres.
James Middleton, con sus perros por las calles de Londres. GTRES

James Middleton, de 32 años, ha hablado sobre la depresión "paralizante" que ha sufrido, que en sus peores momentos le llevó a se aislarse completamente de su familia y a pensar en el suicidio.  "Es más difícil hablar con aquellos que están más cerca de ti. Era imposible que mis seres queridos supieran sobre la tortura en mi mente ", explicó. "La inercia debilitante me atrapó. No podía ni responder al mensaje más simple, así que no abría mis correos electrónicos".

El empresario se convirtió en una figura mediática cuando su hermana mayor, Kate Middleton, comenzó a salir con el príncipe Guillermo en 2003, algo por lo que dijo que no estaba preparado. "De repente, públicamente, me juzgaron si fui un éxito o un fracaso", le ha dicho en una entrevista a la revista Tatler que aparecerá en agosto. "Eso pone presión sobre ti porque, en mi opinión, vivo de manera independiente a mi familia y a los eventos que hayan ocurrido".

Si bien la pasión de su hermana y su cuñado por la crisis de salud mental y su organización benéfica Heads Together influyeron en su decisión de hacer públicas sus propias batallas de salud, el más joven de los hermanos Middleton se protege al hablar de su familia. “Llevo una vida separada de ellos. Si hay un interés en mí, genial. Si hay un interés en mí por ellos, eso es diferente ", dice.

Pipa y James Middleton.
Pipa y James Middleton. GTRESONLINE

En un artículo de opinión para el Daily Mail,publicado en enero, James desveló la depresión que ha sufrido. "Durante días me arrastré. Iba al trabajo, luego solo miraba con ojos vidriosos a la pantalla de mi computadora, deseando ver pasar las horas para que pudiera volver a casa", escribió James. "La inercia debilitante me atrapó. No pude responder al mensaje más simple, así que no abrí mis correos electrónicos", cuentó. "No podía comunicarme, ni siquiera con las personas que más amaba: mi familia y amigos cercanos", cuenta James.

"Sé que estoy bendecido y vivo una vida privilegiada. Pero eso no me hizo inmune a la depresión. Es difícil describilo. No es meramente la tristeza. Es una enfermedad, un cáncer de la mente ". James prosiguió explicando que se sentía completamente solo en sus sentimientos e incluso contempló el suicidio.

Sus padres, Carole y Mike Middleton, "sabían que algo no estaba bien, pero no los quería cerca de mí. Me callé, no me comuniqué con mi familia en absoluto". Hasta que finalmente se decidió a ir al médico. "'El doctor dijo:' James, ¿estás bien? 'Y yo dije' No, no estoy ''. En menos de una hora lo eviaron a un especialista.

Después de retirarse de sus negocio,  comenzó las sesiones de terapia y se tomó un descanso en Glen Affric, la finca escocesa propiedad de la familia de su cuñado James Matthews, casado con su hermana Pippa. "Estoy feliz, me siento como un James Middleton de nuevo. Me siento como cuando tenía 13 años, entusiasmado con la vida. No puedo pedir más ", dice.

James reveló que su razón para contar ahora su experiencia es ayudar a cambiar el estigma asociado con la enfermedad mental. Además, James se sintió obligado a seguir el ejemplo de su hermana Kate, su cuñado, el príncipe Guillermo y el príncipe Enrique, quienes son fuertes defensores de la salud mental. "Ellos creen que solo podemos abordar el estigma asociado con la enfermedad mental si tenemos el coraje de cambiar la conversación nacional, de expulsar sus asociaciones negativas".

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >