Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

12 películas de los 90 que nos parecieron el colmo de la transgresión y hoy solo arañan como gatitos

Los cinturones de tachuelas. El Candy Crush. La música de Muse. Todos los bastiones culturales parecen muy modernos hasta que dejan de serlo. Y lo mismo pasa con los valores, la ideología y las revoluciones. Estos filmes tienen dos cosas que común: que siguen molando como el primer día y que, sin embargo, su condición de obras transgresoras resulta hoy entrañable como un tigre adoptado por una camada de gatitos. Regresar a ellas demuestra que el mundo, le pese a quien le pese, solo avanza hacia adelante. Aunque a veces no lo parezca

  •  Por qué fue revolucionaria.  Una demoledora sátira sobre nuestro enfermizo consumismo ante el cambio de milenio: el terrorismo social es la única salida. Una violación cinematográfica al sistema que nos liberaba de la dictadura capitalista y la corrección política que nos asfixiaba. Para los nacidos en los 80, 'El club de la lucha' fue un escalón en su camino a hacerse mayores tan imprescindible como la primera borrachera, el primer 'piercing' o la primera vez que leyeron 'El guardián entre el centeno'.    Por qué ha quedado obsoleta.  ¿Cuáles son los problemas de estos hombres blancos heterosexuales (Brad Pitt, Edward Norton y Jared Leto) exactamente? ¿Que son demasiado atractivos? ¿Que ganan demasiado dinero en sus trabajos? ¿Que se compran muebles demasiado bonitos? Nos vendieron 'El club de la lucha' como una gamberrada antisistema, cuando en realidad estaba producida por una multinacional (Fox) y financiada por patrocinadores (Starbucks, Pepsi). Su propuesta es desgarrar las riendas de los hombres adultos para que puedan comportarse como adolescentes. Y por supuesto esta liberación no incluye a las mujeres: la única que hay (Marla, Helena Bonham-Carter) es una 'femme fatale' vejada sistemáticamente durante toda la película, un paradigma importado directamente del cine de los años 40. Para ver algo antisistema de verdad, mejor ponerse 'Crash' (David Cronenberg, 1996).
    1'El club de la lucha' (David Fincher, 1999) Por qué fue revolucionaria. Una demoledora sátira sobre nuestro enfermizo consumismo ante el cambio de milenio: el terrorismo social es la única salida. Una violación cinematográfica al sistema que nos liberaba de la dictadura capitalista y la corrección política que nos asfixiaba. Para los nacidos en los 80, 'El club de la lucha' fue un escalón en su camino a hacerse mayores tan imprescindible como la primera borrachera, el primer 'piercing' o la primera vez que leyeron 'El guardián entre el centeno'.

    Por qué ha quedado obsoleta. ¿Cuáles son los problemas de estos hombres blancos heterosexuales (Brad Pitt, Edward Norton y Jared Leto) exactamente? ¿Que son demasiado atractivos? ¿Que ganan demasiado dinero en sus trabajos? ¿Que se compran muebles demasiado bonitos? Nos vendieron 'El club de la lucha' como una gamberrada antisistema, cuando en realidad estaba producida por una multinacional (Fox) y financiada por patrocinadores (Starbucks, Pepsi). Su propuesta es desgarrar las riendas de los hombres adultos para que puedan comportarse como adolescentes. Y por supuesto esta liberación no incluye a las mujeres: la única que hay (Marla, Helena Bonham-Carter) es una 'femme fatale' vejada sistemáticamente durante toda la película, un paradigma importado directamente del cine de los años 40. Para ver algo antisistema de verdad, mejor ponerse 'Crash' (David Cronenberg, 1996).
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Una brutal denuncia de las injusticias perpetradas contra la comunidad de nativos americanos por parte del hombre blanco, vista a través de los ojos de, quizá, la estrella más blanca de Hollywood en 1990: Kevin Costner. La Academia de Hollywood saldó, en nombre de la nación, esta culpabilidad histórica con 7 Oscars derrotando a 'Uno de los nuestros', de Martin Scorsese. Quedaban atrás décadas de indios paródicos en los 'westerns'. O eso parecía.    Por qué ha quedado obsoleta.  Es uno de los más bochornosos ejemplos del denominado “síndrome del salvador blanco”: Hollywood solo parece saber contar historias sobre minorías si es a través de un protagonista blanco que les ayude y les enseñe a integrarse en la civilización occidental. Para ello, el salvador blanco necesita un 'noble salvaje' como contrapunto, representado aquí por los Sioux, aunque en realidad fueran la tribu más violenta y menos ecologista de la época que retrata la película. Todos los secundarios son indios excepto la novia de Costner (Mary McDonnell) que era una blanca con maquillaje y el pelo revuelto. Por desgracia, casi 30 años después, los nativos siguen siendo la minoría menos y peor representada por el cine americano. 'Bailando con lobos' huele a cerrado y, sin embargo, sigue siendo una de las pocas películas de Hollywood que presta atención a la comunidad india.
    2'Bailando con lobos' (Kevin Costner, 1990) Por qué fue revolucionaria. Una brutal denuncia de las injusticias perpetradas contra la comunidad de nativos americanos por parte del hombre blanco, vista a través de los ojos de, quizá, la estrella más blanca de Hollywood en 1990: Kevin Costner. La Academia de Hollywood saldó, en nombre de la nación, esta culpabilidad histórica con 7 Oscars derrotando a 'Uno de los nuestros', de Martin Scorsese. Quedaban atrás décadas de indios paródicos en los 'westerns'. O eso parecía.

    Por qué ha quedado obsoleta. Es uno de los más bochornosos ejemplos del denominado “síndrome del salvador blanco”: Hollywood solo parece saber contar historias sobre minorías si es a través de un protagonista blanco que les ayude y les enseñe a integrarse en la civilización occidental. Para ello, el salvador blanco necesita un 'noble salvaje' como contrapunto, representado aquí por los Sioux, aunque en realidad fueran la tribu más violenta y menos ecologista de la época que retrata la película. Todos los secundarios son indios excepto la novia de Costner (Mary McDonnell) que era una blanca con maquillaje y el pelo revuelto. Por desgracia, casi 30 años después, los nativos siguen siendo la minoría menos y peor representada por el cine americano. 'Bailando con lobos' huele a cerrado y, sin embargo, sigue siendo una de las pocas películas de Hollywood que presta atención a la comunidad india.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Una fábula de terror que advertía sobre cómo el consumo voraz de telerrealidad acabaría por aplastar las barreras entre la vida real y la ficción manipulada.    Por qué ha quedado obsoleta.  La película no contaba con que la gente decidiera vivir dentro de su propio show de Truman... voluntariamente gracias a las redes sociales. Hoy compartimos momentos íntimos (muchos de ellos en el espejo del baño, como hacía Truman sin darse cuenta) y nos obsesionamos con que la mayor cantidad posible de gente nos observe. Hoy nosotros somos nuestra propia fábula y los momentos felices solo parecen existir si quedan retratados por un selfie. Hoy nuestras vidas son contenido.
    3'El show de Truman' (Peter Weir, 1998) Por qué fue revolucionaria. Una fábula de terror que advertía sobre cómo el consumo voraz de telerrealidad acabaría por aplastar las barreras entre la vida real y la ficción manipulada.

    Por qué ha quedado obsoleta. La película no contaba con que la gente decidiera vivir dentro de su propio show de Truman... voluntariamente gracias a las redes sociales. Hoy compartimos momentos íntimos (muchos de ellos en el espejo del baño, como hacía Truman sin darse cuenta) y nos obsesionamos con que la mayor cantidad posible de gente nos observe. Hoy nosotros somos nuestra propia fábula y los momentos felices solo parecen existir si quedan retratados por un selfie. Hoy nuestras vidas son contenido.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  La primera película de un gran estudio protagonizada por un enfermo de sida (y una de las primeras grandes producciones protagonizada por un homosexual) arrasó en taquilla, ganó dos Oscars (mejor actor para Tom Hanks y mejor canción para Bruce Springsteen) y despertó una conversación social respecto al estigma, la discriminación y la humillación perpetrada contra las víctimas durante dos mandatos presidenciales: Reagan y Bush. Bill Clinton pidió ayuda a Hollywood para institucionalizar la corrección política y 'Philadelphia' fue el resultado más popular (y populista).    Por qué ha quedado obsoleta.  Porque, aunque siga existiendo la serofobia, los enfermos de VIH viven hoy mucho más integrados en la sociedad. Y porque en realidad 'Philadelphia' fue una operación matemática para sensibilizar a la masa: el yerno de América (Hanks), defendido por un abogado homófobo con el que el espectador más reaccionario pudiese empatizar (Denzel Washington), con una relación monógama respetable de 12 años y una banda sonora compuesta por el americano más heterosexual posible (Springsteen). 'Philadelphia' se asegura, tal y como explicó su director, Jonathan Demme, de mostrar que los gays son exactamente iguales que los heterosexuales para que estos los acepten. Y su defensa legal (el drama de juicios era el género más popular de la época) no exigía derechos por el simple hecho de ser un ser humano, sino por su impecable profesionalidad. 'Philadelphia' fue una película que cambió el mundo, pero también era "una americanada".
    4'Philadelphia' (Jonathan Demme, 1993) Por qué fue revolucionaria. La primera película de un gran estudio protagonizada por un enfermo de sida (y una de las primeras grandes producciones protagonizada por un homosexual) arrasó en taquilla, ganó dos Oscars (mejor actor para Tom Hanks y mejor canción para Bruce Springsteen) y despertó una conversación social respecto al estigma, la discriminación y la humillación perpetrada contra las víctimas durante dos mandatos presidenciales: Reagan y Bush. Bill Clinton pidió ayuda a Hollywood para institucionalizar la corrección política y 'Philadelphia' fue el resultado más popular (y populista).

    Por qué ha quedado obsoleta. Porque, aunque siga existiendo la serofobia, los enfermos de VIH viven hoy mucho más integrados en la sociedad. Y porque en realidad 'Philadelphia' fue una operación matemática para sensibilizar a la masa: el yerno de América (Hanks), defendido por un abogado homófobo con el que el espectador más reaccionario pudiese empatizar (Denzel Washington), con una relación monógama respetable de 12 años y una banda sonora compuesta por el americano más heterosexual posible (Springsteen). 'Philadelphia' se asegura, tal y como explicó su director, Jonathan Demme, de mostrar que los gays son exactamente iguales que los heterosexuales para que estos los acepten. Y su defensa legal (el drama de juicios era el género más popular de la época) no exigía derechos por el simple hecho de ser un ser humano, sino por su impecable profesionalidad. 'Philadelphia' fue una película que cambió el mundo, pero también era "una americanada".
  •  Por qué fue revolucionaria.  Una perturbadora radiografía de la mente de un asesino: Buffalo Bill quiere ser una mujer así que despelleja a mujeres para hacerse un vestido con sus pieles.    Por qué ha quedado obsoleta.  Su grotesca transfobia concluye que Buffalo Bill no puede recibir la aprobación médica para la resignación de sexo porque "no presenta valores femeninos como la compasión, la delicadeza o la pasividad", así que lo que le pasa es que es un enajenado que mata mujeres porque se odia y a la vez desea “follarse a sí mismo”. Con los pocos personajes transgénero que había en el cine en 1991, este solo contribuyó a perpetuar prejuicios, estereotipos y marginalidad.
    5'El silencio de los corderos' (Jonathan Demme, 1991) Por qué fue revolucionaria. Una perturbadora radiografía de la mente de un asesino: Buffalo Bill quiere ser una mujer así que despelleja a mujeres para hacerse un vestido con sus pieles.

    Por qué ha quedado obsoleta. Su grotesca transfobia concluye que Buffalo Bill no puede recibir la aprobación médica para la resignación de sexo porque "no presenta valores femeninos como la compasión, la delicadeza o la pasividad", así que lo que le pasa es que es un enajenado que mata mujeres porque se odia y a la vez desea “follarse a sí mismo”. Con los pocos personajes transgénero que había en el cine en 1991, este solo contribuyó a perpetuar prejuicios, estereotipos y marginalidad.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Denunciaba la desigualdad de oportunidades para los jóvenes negros y latinos en Estados Unidos: falta de recursos, embarazos adolescentes, padres intratables y violencia como única escapatoria. Pero ahí estaba una mujer blanca guapa (Michelle Pfeiffer) para salvarles y enseñarles que Bob Dylan es un poeta 21 años antes de que le concedieran el Nobel de Literatura (visionaria). En realidad, la profesora en cuya vida se basa la película usó letras del rapero Tupac Shakur, pero la distribuidora (Disney) lo rechazó porque era “demasiado negro” para el gran público. Esa profesora podría utilizar esta anécdota para explicar el concepto de “paradoja” a sus alumnos. Su banda sonora, 'Gangsta's Paradise', de Coolio, fue la canción rap más vendida de la historia.    Por qué ha quedado obsoleta.  Porque estaba escrita, dirigida y protagonizada por blancos. Los jóvenes de color eran solo instrumentos narrativos para que Michelle Pfeiffer aprendiese a ser mejor persona y, por extensión, el gran público (blanco) sintiese que ya había solucionado las tensiones raciales en las calles americanas que en las revueltas 1992 se saldaron con 53 muertos. Hoy, los negros cuentan sus propias historias sin que nadie les salve y las señoras blancas se meten en sus propios asuntos, que bastante tienen con lo que tienen.
    6'Mentes peligrosas' (John N. Smith, 1995) Por qué fue revolucionaria. Denunciaba la desigualdad de oportunidades para los jóvenes negros y latinos en Estados Unidos: falta de recursos, embarazos adolescentes, padres intratables y violencia como única escapatoria. Pero ahí estaba una mujer blanca guapa (Michelle Pfeiffer) para salvarles y enseñarles que Bob Dylan es un poeta 21 años antes de que le concedieran el Nobel de Literatura (visionaria). En realidad, la profesora en cuya vida se basa la película usó letras del rapero Tupac Shakur, pero la distribuidora (Disney) lo rechazó porque era “demasiado negro” para el gran público. Esa profesora podría utilizar esta anécdota para explicar el concepto de “paradoja” a sus alumnos. Su banda sonora, 'Gangsta's Paradise', de Coolio, fue la canción rap más vendida de la historia.

    Por qué ha quedado obsoleta. Porque estaba escrita, dirigida y protagonizada por blancos. Los jóvenes de color eran solo instrumentos narrativos para que Michelle Pfeiffer aprendiese a ser mejor persona y, por extensión, el gran público (blanco) sintiese que ya había solucionado las tensiones raciales en las calles americanas que en las revueltas 1992 se saldaron con 53 muertos. Hoy, los negros cuentan sus propias historias sin que nadie les salve y las señoras blancas se meten en sus propios asuntos, que bastante tienen con lo que tienen.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Por fin Disney abordaba conflictos de clase. Una “sucia rata callejera” accedía al poder gracias a la bondad de su corazón, derribando así las barreras, los prejuicios y el destino al que parecía condenado por su condición de mendigo. 'Aladdin' es un cuento de hadas sobre personas que ansían desafiar lo que su clase social tiene preparado para ellos: Aladdín se niega a ser un nadie, Yasmín quiere independencia, el Genio libertad, Jafar poder ejecutivo, Abú dinero y Iago venganza.    Por qué ha quedado obsoleta.  ¿Qué hace exactamente Aladdin para conseguir entrar en palacio y que el sultán, su hija y “de oro un montón de camellos” se queden prendados de él? Ponerse ropa bonita. Percepción es realidad y la única moraleja de 'Aladdin' es que para ser un triunfador basta con parecerlo (a Ryan Gosling le ha funcionado). Y aunque Yasmín vaya de empoderada, es la única chica en la película de Disney con menos diálogos pronunciados por personajes femeninos en toda su historia. Ya hablamos otro día del hecho de que todos los personajes de Arabia tengan acento americano en la versión original excepto uno, que tiene acento árabe (sorpresa: Jafar).
    7'Aladdin' (John Musker y Ron Clements, 1992) Por qué fue revolucionaria. Por fin Disney abordaba conflictos de clase. Una “sucia rata callejera” accedía al poder gracias a la bondad de su corazón, derribando así las barreras, los prejuicios y el destino al que parecía condenado por su condición de mendigo. 'Aladdin' es un cuento de hadas sobre personas que ansían desafiar lo que su clase social tiene preparado para ellos: Aladdín se niega a ser un nadie, Yasmín quiere independencia, el Genio libertad, Jafar poder ejecutivo, Abú dinero y Iago venganza.

    Por qué ha quedado obsoleta. ¿Qué hace exactamente Aladdin para conseguir entrar en palacio y que el sultán, su hija y “de oro un montón de camellos” se queden prendados de él? Ponerse ropa bonita. Percepción es realidad y la única moraleja de 'Aladdin' es que para ser un triunfador basta con parecerlo (a Ryan Gosling le ha funcionado). Y aunque Yasmín vaya de empoderada, es la única chica en la película de Disney con menos diálogos pronunciados por personajes femeninos en toda su historia. Ya hablamos otro día del hecho de que todos los personajes de Arabia tengan acento americano en la versión original excepto uno, que tiene acento árabe (sorpresa: Jafar).
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Precursor de la serie 'Black Mirror', este 'thriller' advirtió sobre los peligros de internet y sobre cómo nadie (¡ni siquiera Sandra Bullock!) está a salvo de ver su vida destruida por las telecomunicaciones. Por suerte, Bullock era 'hacker' y se descargaba todo internet en un disco de tres y medio para protegerse de esos malhechores vestidos (como todos los villanos de los 90) de gris claro.    Por qué ha quedado obsoleta.  Porque probablemente ya lo estuviera cuando se estrenó, teniendo en cuenta el ritmo al que evoluciona la tecnología. 'La red', en realidad, ha acabado quedándose corta: internet es mucho más peligroso de lo que parecía en la película. Lo que nunca fue realista es que a Sandra no se le cayese la conexión, no tuviese que esperar a que el modem terminase de hacer esos ruidos infernales, ni se le desconectase el ordenador en cuanto alguien la llamaba al fijo. Y aun así 'La red' resulta más verosímil que sus coetáneas 'Virtuosity', 'Johnny Mnemonic' o 'Hackers (piratas informáticos)'.
    8'La red' (Irwin Winkler, 1995) Por qué fue revolucionaria. Precursor de la serie 'Black Mirror', este 'thriller' advirtió sobre los peligros de internet y sobre cómo nadie (¡ni siquiera Sandra Bullock!) está a salvo de ver su vida destruida por las telecomunicaciones. Por suerte, Bullock era 'hacker' y se descargaba todo internet en un disco de tres y medio para protegerse de esos malhechores vestidos (como todos los villanos de los 90) de gris claro.

    Por qué ha quedado obsoleta. Porque probablemente ya lo estuviera cuando se estrenó, teniendo en cuenta el ritmo al que evoluciona la tecnología. 'La red', en realidad, ha acabado quedándose corta: internet es mucho más peligroso de lo que parecía en la película. Lo que nunca fue realista es que a Sandra no se le cayese la conexión, no tuviese que esperar a que el modem terminase de hacer esos ruidos infernales, ni se le desconectase el ordenador en cuanto alguien la llamaba al fijo. Y aun así 'La red' resulta más verosímil que sus coetáneas 'Virtuosity', 'Johnny Mnemonic' o 'Hackers (piratas informáticos)'.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Justo cuando Bill Clinton extendió el uso de “discapacitado mental” para desterrar el humillante “retrasado”, Hollywood le apoyó con una sarta de dramas sobre discapacitados que salen adelante gracias a la fuerza del amor ('Rain Man', 'Despertares', 'A propósito de Henry'...). 'Forrest Gump' fue la parábola definitiva de este subgénero, al mostrarnos la historia de Estados Unidos a través de los inocentes, honrados y optimistas ojos de Forrest. “Todo es el que hace tonterías”, aseguraba él, y millones de personas asintieron conmovidas (fue la película más taquillera del año y ganó 6 Oscars). ¿Cómo no se nos había ocurrido antes?    Por qué ha quedado obsoleta.  Esa inocencia esconde cierto regusto a “la América de antes es la América mejor” y Forrest, en realidad, nos cuenta una América que nunca existió. Gran parte de los progresos sociales conseguidos por el país durante el siglo XX fueron gracias a los movimientos en los que se involucra Jenny (Robin Wright), el amor platónico de Forrest: el pacifismo, las revueltas negras, la libertad sexual. Y ya sabemos cómo acaba Jenny ('spoiler': escaldada), quien por lo visto solo participó en esas revoluciones porque estaba rota y perdida para finalmente integrarse en el sistema casándose con Forrest.
    9'Forrest Gump' (Robert Zemeckis, 1994) Por qué fue revolucionaria. Justo cuando Bill Clinton extendió el uso de “discapacitado mental” para desterrar el humillante “retrasado”, Hollywood le apoyó con una sarta de dramas sobre discapacitados que salen adelante gracias a la fuerza del amor ('Rain Man', 'Despertares', 'A propósito de Henry'...). 'Forrest Gump' fue la parábola definitiva de este subgénero, al mostrarnos la historia de Estados Unidos a través de los inocentes, honrados y optimistas ojos de Forrest. “Todo es el que hace tonterías”, aseguraba él, y millones de personas asintieron conmovidas (fue la película más taquillera del año y ganó 6 Oscars). ¿Cómo no se nos había ocurrido antes?

    Por qué ha quedado obsoleta. Esa inocencia esconde cierto regusto a “la América de antes es la América mejor” y Forrest, en realidad, nos cuenta una América que nunca existió. Gran parte de los progresos sociales conseguidos por el país durante el siglo XX fueron gracias a los movimientos en los que se involucra Jenny (Robin Wright), el amor platónico de Forrest: el pacifismo, las revueltas negras, la libertad sexual. Y ya sabemos cómo acaba Jenny ('spoiler': escaldada), quien por lo visto solo participó en esas revoluciones porque estaba rota y perdida para finalmente integrarse en el sistema casándose con Forrest.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Lo más cerca que ha estado una comedia romántica de ser cine social al modernizar el cuento de La Cenicienta y el canon del Pygmalión con el romance entre un tiburón de los negocios y una prostituta.    Por qué ha quedado obsoleta.  Por las hombreras. Y cómo ya se ha sobreanalizado el retrato edulcorado que hace de la prostitución (aunque 'Pretty woman' abra y cierre con un narrador, el único personaje negro de la película, avisando de que esto es un cuento, una fantasía de esas que “solo pueden pasar en Hollywood”) merece la pena echar un vistazo al retrato edulcorado que hace del capitalismo. Richard Gere es un señor que “compra empresas, las divide en pedacitos y las vende” o, como concluye Julia Roberts, “vamos, que no construyes nada”. Gere es un galán romántico y el causante de la crisis económica de 2007. Hoy sería impensable que un empresario (o, como en caso de 'Ghost', el otro fenómeno romántico de 1990, un banquero) fuese un héroe romántico. O un héroe a secas. Hoy son los villanos.
    10'Pretty woman' (Garry Marshall, 1990) Por qué fue revolucionaria. Lo más cerca que ha estado una comedia romántica de ser cine social al modernizar el cuento de La Cenicienta y el canon del Pygmalión con el romance entre un tiburón de los negocios y una prostituta.

    Por qué ha quedado obsoleta. Por las hombreras. Y cómo ya se ha sobreanalizado el retrato edulcorado que hace de la prostitución (aunque 'Pretty woman' abra y cierre con un narrador, el único personaje negro de la película, avisando de que esto es un cuento, una fantasía de esas que “solo pueden pasar en Hollywood”) merece la pena echar un vistazo al retrato edulcorado que hace del capitalismo. Richard Gere es un señor que “compra empresas, las divide en pedacitos y las vende” o, como concluye Julia Roberts, “vamos, que no construyes nada”. Gere es un galán romántico y el causante de la crisis económica de 2007. Hoy sería impensable que un empresario (o, como en caso de 'Ghost', el otro fenómeno romántico de 1990, un banquero) fuese un héroe romántico. O un héroe a secas. Hoy son los villanos.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Ahora que las mujeres por fin estaban accediendo a puestos de poder en las empresas, ¿cómo iban a utilizarlos? Pues según 'Acoso' igual que los hombres llevaban décadas haciendo: explotando sexualmente a sus subalternos y destruyendo sus vidas si las rechazaban. Esta película fue vendida como un empoderamiento femenino. Sin ironía.    Por qué ha quedado obsoleta.  Para empezar porque un maniquí con pechos y con la cara de Demi Moore en una pantalla persigue a Michael Douglas por una habitación de realidad virtual. Ella queda retratada como una inútil (“pero muy espabilada”) que ha llegado a lo más alto utilizando el sexo como arma y que ahora quiere vengarse de los hombres explotándolos sexualmente, algo que ha ocurrido en el mundo real un total de cero veces. Nunca la igualdad ha sido tan mal entendida, tan distorsionada y tan empleada contra la mujer como en esta película.
    11'Acoso' (Barry Levinson, 1994) Por qué fue revolucionaria. Ahora que las mujeres por fin estaban accediendo a puestos de poder en las empresas, ¿cómo iban a utilizarlos? Pues según 'Acoso' igual que los hombres llevaban décadas haciendo: explotando sexualmente a sus subalternos y destruyendo sus vidas si las rechazaban. Esta película fue vendida como un empoderamiento femenino. Sin ironía.

    Por qué ha quedado obsoleta. Para empezar porque un maniquí con pechos y con la cara de Demi Moore en una pantalla persigue a Michael Douglas por una habitación de realidad virtual. Ella queda retratada como una inútil (“pero muy espabilada”) que ha llegado a lo más alto utilizando el sexo como arma y que ahora quiere vengarse de los hombres explotándolos sexualmente, algo que ha ocurrido en el mundo real un total de cero veces. Nunca la igualdad ha sido tan mal entendida, tan distorsionada y tan empleada contra la mujer como en esta película.
    Cordon
  •  Por qué fue revolucionaria.  Retrató un romance entre una mujer negra y un hombre blanco sin que esa interracialidad fuese un conflicto, o siquiera quedase mencionada en el guion. Cuando Whitney Houston fue a actuar a Sudáfrica (donde, por motivos obvios, la película fue celebrada como un acontecimiento histórico) para conmemorar el fin del Apartheid fue recibida como un mesías. Para ellos, Whitney era un símbolo del futuro.    Por qué ha quedado obsoleta.  Porque Halle Berry, Will Smith y docenas de estrellas negras han normalizado las relaciones interraciales en el cine comercial. 'El guardaespaldas' abrió camino y, como ocurre a veces con las revoluciones, nadie se dio cuenta porque el público estaba demasiado fascinado con el romance, las canciones, la acción y los descacharrantes giros de guion. O como explicaría Kevin Costner años después: “Whitney era la mujer más hermosa del mundo, ¿cómo no iba a enamorarme de ella?”.
    12'El guardaespaldas' (Mick Jackson, 1992) Por qué fue revolucionaria. Retrató un romance entre una mujer negra y un hombre blanco sin que esa interracialidad fuese un conflicto, o siquiera quedase mencionada en el guion. Cuando Whitney Houston fue a actuar a Sudáfrica (donde, por motivos obvios, la película fue celebrada como un acontecimiento histórico) para conmemorar el fin del Apartheid fue recibida como un mesías. Para ellos, Whitney era un símbolo del futuro.

    Por qué ha quedado obsoleta. Porque Halle Berry, Will Smith y docenas de estrellas negras han normalizado las relaciones interraciales en el cine comercial. 'El guardaespaldas' abrió camino y, como ocurre a veces con las revoluciones, nadie se dio cuenta porque el público estaba demasiado fascinado con el romance, las canciones, la acción y los descacharrantes giros de guion. O como explicaría Kevin Costner años después: “Whitney era la mujer más hermosa del mundo, ¿cómo no iba a enamorarme de ella?”.
    Cordon

Más información