Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
amistades famosos
10 fotos

Diez amistades entre famosos que se rompieron en público

En el Día Internacional de la amistad, recordamos grandes alianzas personales y profesionales que no han podido celebrarlo. Algunos han conseguido tener una relación profesional cordial, otros limaron sus diferencias antes de que uno de los dos falleciese y otros, por el contrario, no han conseguido reconciliarse todavía. Todos ellos tienen en común el haber tenido una profunda amistad antes de ser también socios profesionales. Y, en casi todos los casos, fue lo segundo lo que dio al traste con lo primero

  • Pedro y Carmen se conocieron en 1977 en una obra de teatro en la que ella era protagonista y él meritorio. La amistad fue inmediata y nació ahí uno de los tándems profesionales más talentosos de la historia del cine español. La actriz se convirtió en musa del director durante cinco películas y su unión profesional alcanzó la cima en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', película hecha por Pedro a medida de su musa. Pero ese rodaje sería el último durante muchos años, al parecer por la tensión que reinó en él. La relación se rompió sin que ninguno de los dos haya explicado todavía con detalle el por qué. Él declaró a EL PAÍS poco después: “Tengo problemas con Carmen que vienen de lejos. Pensé que se podían solucionar, pero no ha sido así”. En los años posteriores hubo breves reencuentros (en algunas entregas de los Goya, por ejemplo) que se saldan con gestos cariñosos, pero nunca llegan a fructificar en una reconciliación. El distanciamiento pareció llegar a su fin en 2006, cuando Almodóvar cuenta con ella de nuevo para 'Volver'. Ella habló maravillas del rodaje (“Se nos puso la carne de gallina a los dos, porque no era normal después de tanto tiempo”, contó a Risto Mejide), pero sin embargo no pareció pasarlo igual de bien durante la promoción (“Cuando llegó la promoción de 'Volver' no fui muy feliz, porque no me dejaron… De repente parecía que nadie en el mundo quería hablar con Carmen Maura, cuando he hecho otras películas y ha habido un montón de prensa y todo eso. De repente es como que cortaron”). En 2012, Carmen pareció plantar la última semilla de la enemistad al declarar a EL PAÍS: “No creo que vuelva a trabajar con Almodóvar. Porque sus rodajes son tensos y no me apetece”. Por ahora, no ha ocurrido, pese a que se han vuelto a encontrar en alguna ocasión (por ejemplo en la proyección de ‘La ley del deseo’ en la filmoteca de Madrid). Los espectadores, sin embargo, lo esperan impacientes.
    1Pedro Almodóvar y Carmen Maura Pedro y Carmen se conocieron en 1977 en una obra de teatro en la que ella era protagonista y él meritorio. La amistad fue inmediata y nació ahí uno de los tándems profesionales más talentosos de la historia del cine español. La actriz se convirtió en musa del director durante cinco películas y su unión profesional alcanzó la cima en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', película hecha por Pedro a medida de su musa. Pero ese rodaje sería el último durante muchos años, al parecer por la tensión que reinó en él. La relación se rompió sin que ninguno de los dos haya explicado todavía con detalle el por qué. Él declaró a EL PAÍS poco después: “Tengo problemas con Carmen que vienen de lejos. Pensé que se podían solucionar, pero no ha sido así”. En los años posteriores hubo breves reencuentros (en algunas entregas de los Goya, por ejemplo) que se saldan con gestos cariñosos, pero nunca llegan a fructificar en una reconciliación. El distanciamiento pareció llegar a su fin en 2006, cuando Almodóvar cuenta con ella de nuevo para 'Volver'. Ella habló maravillas del rodaje (“Se nos puso la carne de gallina a los dos, porque no era normal después de tanto tiempo”, contó a Risto Mejide), pero sin embargo no pareció pasarlo igual de bien durante la promoción (“Cuando llegó la promoción de 'Volver' no fui muy feliz, porque no me dejaron… De repente parecía que nadie en el mundo quería hablar con Carmen Maura, cuando he hecho otras películas y ha habido un montón de prensa y todo eso. De repente es como que cortaron”). En 2012, Carmen pareció plantar la última semilla de la enemistad al declarar a EL PAÍS: “No creo que vuelva a trabajar con Almodóvar. Porque sus rodajes son tensos y no me apetece”. Por ahora, no ha ocurrido, pese a que se han vuelto a encontrar en alguna ocasión (por ejemplo en la proyección de ‘La ley del deseo’ en la filmoteca de Madrid). Los espectadores, sin embargo, lo esperan impacientes. Getty Images
  • Amigos de infancia y dúo compositivo desde que eran adolescentes en los cincuenta, el dúo Simon & Garfunkel fueron una fuerza arrasadora en las listas de ventas de los años sesenta y vendieron durante su carrera como pareja artística más de cien millones de discos. Sin embargo, dos mentes tan brillantes no parecieron dispuestas a entenderse en pleno éxito. El origen de este desencuentro entre amigos se remonta a 1968. Entonces el director Mike Nichols ofreció a ambos papeles en su película 'Trampa 22', pero el personaje que iba a interpretar Garfunkel acabó eliminado del guión antes de que comenzase el rodaje, que además se alargó de los tres meses previstos inicialmente hasta casi doce. Al volver, ya nada fue lo mismo. Su disco 'Bridge Over Troubled Water' sería su creación más famosa y también la última. Desde entonces ha habido reuniones y conciertos multitudinarios con los dos juntos, pero todos han sido encuentros cordiales y distantes para delirio de millones de seguidores más que una reconciliación en toda regla. En 2015, Art Garfunkel seguía enfadado con su compañero. “¿Cómo pudiste abandonar este lugar feliz en la cumbre del mundo, Paul?”, preguntó de forma retórica durante una entrevista. “¿Pero en qué estabas pensando, idiota?”.
    2Paul Simon y Art Garfunkel Amigos de infancia y dúo compositivo desde que eran adolescentes en los cincuenta, el dúo Simon & Garfunkel fueron una fuerza arrasadora en las listas de ventas de los años sesenta y vendieron durante su carrera como pareja artística más de cien millones de discos. Sin embargo, dos mentes tan brillantes no parecieron dispuestas a entenderse en pleno éxito. El origen de este desencuentro entre amigos se remonta a 1968. Entonces el director Mike Nichols ofreció a ambos papeles en su película 'Trampa 22', pero el personaje que iba a interpretar Garfunkel acabó eliminado del guión antes de que comenzase el rodaje, que además se alargó de los tres meses previstos inicialmente hasta casi doce. Al volver, ya nada fue lo mismo. Su disco 'Bridge Over Troubled Water' sería su creación más famosa y también la última. Desde entonces ha habido reuniones y conciertos multitudinarios con los dos juntos, pero todos han sido encuentros cordiales y distantes para delirio de millones de seguidores más que una reconciliación en toda regla. En 2015, Art Garfunkel seguía enfadado con su compañero. “¿Cómo pudiste abandonar este lugar feliz en la cumbre del mundo, Paul?”, preguntó de forma retórica durante una entrevista. “¿Pero en qué estabas pensando, idiota?”. Getty Images
  • Amigos de juventud y posteriormente compañeros de grupo durante casi 15 años, Canut y Berlanga formaron en los Pegamoides y, sobre todo, en Dinarama una de las grandes alianzas del pop español que dejaron para la posteridad himnos como ‘Ni tú ni nadie’ o ‘A quién le importa’. Pero las dinámicas del trío (Alaska, la vocalista, era la tercera) empezaron a cambiar en el último disco, 'Fan fatal' (1989). Carlos se separaba cada vez más de sus dos compañeros. Según la versión que Nacho dio después, fue debido en gran parte a las drogas. “El día que se fue de Dinarama fue por un enfrentamiento. Nos peleamos y le dije que desafinaba en los conciertos y otras cosas pero en realidad le estaba diciendo que estaba fatal y que se pusiera las pilas”, confesó Nacho Canut en una entrevista al periodista musical Rafa Cervera. “A mí me fastidiaba que tomara drogas pero él sabía lo que estaba haciendo. Era imposible decirle nada. Si alguien le decía algo entonces era como si todos estuviésemos en su contra como si le hiciésemos otra vez luz de gas”. La relación fue inexistente durante unos años y Carlos llegó a dedicar algunos dardos a sus excompañeros de grupo en su primer disco en solitario, ‘El ángel exterminador’ (1990). Se dijo que las líneas “¿Qué culpa tengo yo de que estés haciendo el paripé?  ¿Qué culpa tengo yo de que seas un bicho cruel?”” estaban dedicadas a Alaska. Afortunadamente, Nacho, Carlos y Alaska se reconciliaron tanto personal como profesionalmente (nunca volvieron a ser un grupo, pero colaboraron en varias ocasiones) antes de su muerte en 2002. En entrevistas actuales, Nacho aún lamenta la pérdida de su amigo y a menudo afirma que se arrepiente de no haber sido más insistente con la salud de su compañero. “Si pudiera volver al pasado, estaría más encima de mi amigo Carlos Berlanga", declaró en 2015.
    3Nacho Canut y Carlos Berlanga Amigos de juventud y posteriormente compañeros de grupo durante casi 15 años, Canut y Berlanga formaron en los Pegamoides y, sobre todo, en Dinarama una de las grandes alianzas del pop español que dejaron para la posteridad himnos como ‘Ni tú ni nadie’ o ‘A quién le importa’. Pero las dinámicas del trío (Alaska, la vocalista, era la tercera) empezaron a cambiar en el último disco, 'Fan fatal' (1989). Carlos se separaba cada vez más de sus dos compañeros. Según la versión que Nacho dio después, fue debido en gran parte a las drogas. “El día que se fue de Dinarama fue por un enfrentamiento. Nos peleamos y le dije que desafinaba en los conciertos y otras cosas pero en realidad le estaba diciendo que estaba fatal y que se pusiera las pilas”, confesó Nacho Canut en una entrevista al periodista musical Rafa Cervera. “A mí me fastidiaba que tomara drogas pero él sabía lo que estaba haciendo. Era imposible decirle nada. Si alguien le decía algo entonces era como si todos estuviésemos en su contra como si le hiciésemos otra vez luz de gas”. La relación fue inexistente durante unos años y Carlos llegó a dedicar algunos dardos a sus excompañeros de grupo en su primer disco en solitario, ‘El ángel exterminador’ (1990). Se dijo que las líneas “¿Qué culpa tengo yo de que estés haciendo el paripé? / ¿Qué culpa tengo yo de que seas un bicho cruel?”” estaban dedicadas a Alaska. Afortunadamente, Nacho, Carlos y Alaska se reconciliaron tanto personal como profesionalmente (nunca volvieron a ser un grupo, pero colaboraron en varias ocasiones) antes de su muerte en 2002. En entrevistas actuales, Nacho aún lamenta la pérdida de su amigo y a menudo afirma que se arrepiente de no haber sido más insistente con la salud de su compañero. “Si pudiera volver al pasado, estaría más encima de mi amigo Carlos Berlanga", declaró en 2015. Getty Images
  • El director que revolucionó el cine indie en los años 90 gracias a películas como ‘Clerks’ (1994) o ‘Persiguiendo a Amy’ (1997) se hizo amigo de Ben Affleck al darle un papel en ‘Mallrats’ (1995) cuando este era aún un actor semidesconocido. Ahí comenzó una amistad en lo personal y una alianza en lo profesional que duraría hasta ‘Jay y Bob el Silencioso contraatacan’ (2001). Sin embargo, tras esa película terminó todo. Kevin nunca ha hablado abiertamente de por qué se acabó la relación, pero si acusó directamente (en un gesto no demasiado caballeroso) a la ex mujer de Affleck, la actriz Jennifer Garner. “No le he visto en décadas”, declaró en 2014. “Tiene una mujer a la que no le importo. Para ser honestos, probablemente a él tampoco le importo demasiado. Ahora es una gran estrella de cine y toda esa mierda”.
    4Kevin Smith y Ben Affleck El director que revolucionó el cine indie en los años 90 gracias a películas como ‘Clerks’ (1994) o ‘Persiguiendo a Amy’ (1997) se hizo amigo de Ben Affleck al darle un papel en ‘Mallrats’ (1995) cuando este era aún un actor semidesconocido. Ahí comenzó una amistad en lo personal y una alianza en lo profesional que duraría hasta ‘Jay y Bob el Silencioso contraatacan’ (2001). Sin embargo, tras esa película terminó todo. Kevin nunca ha hablado abiertamente de por qué se acabó la relación, pero si acusó directamente (en un gesto no demasiado caballeroso) a la ex mujer de Affleck, la actriz Jennifer Garner. “No le he visto en décadas”, declaró en 2014. “Tiene una mujer a la que no le importo. Para ser honestos, probablemente a él tampoco le importo demasiado. Ahora es una gran estrella de cine y toda esa mierda”. Getty Images
  • Sir Elton John y el fallecido George Michael tenían mucho en común: no solo haber estado en la cima de la música, también su orientación sexual (que condicionó, de formas diferentes, la carrera de ambos) y la adicción a las drogas, que para Elton comenzó en los ochenta y duró unos 16 años. Juntos grabaron una versión de ‘Don’t Let the Sun Go Down on Me’, original de John y Bernie Taupin y publicada en 1974, pero que en una nueva versión de 1991 llegó al número uno de las listas de sencillos en Inglaterra y Estados Unidos. Elton dijo de Michael que era “uno de los más brillantes compositores y uno de los mejores vocalistas” que había dado la música. Sin embargo la amistad terminó a mediados de la década de los 00. Según contó el locutor de BBC Radio Paul Gambaccini, amigo de Elton John, su distanciamiento comenzó cuando John intentó ayudar a Michael a alejarse de las drogas. En 2004 llegó a afirmar en la prensa que su disco ‘Patience’ (a la postre, su último álbum de estudio) era “decepcionante” y que Michael se encontraba “en un lugar extraño”, lo cual provocó una feroz respuesta de la otra parte: “Elton John sabe muy poco de George Michael. Al contrario de lo que el público pueda pensar, apenas hemos hablado en los últimos 10 años”. Lamentablemente, no pudieron recuperar la amistad antes de la muerte de George Michael el 25 de diciembre de 2016. Pese a ello, John no ha perdido oportunidad de recordarlo con amor en varias entrevistas desde su muerte. “Solo quiero recordarlo por su maravillosa música y su amabilidad […] Le añoraré por su música, pero sobre todo por su humanidad”.
    5Elton John y George Michael Sir Elton John y el fallecido George Michael tenían mucho en común: no solo haber estado en la cima de la música, también su orientación sexual (que condicionó, de formas diferentes, la carrera de ambos) y la adicción a las drogas, que para Elton comenzó en los ochenta y duró unos 16 años. Juntos grabaron una versión de ‘Don’t Let the Sun Go Down on Me’, original de John y Bernie Taupin y publicada en 1974, pero que en una nueva versión de 1991 llegó al número uno de las listas de sencillos en Inglaterra y Estados Unidos. Elton dijo de Michael que era “uno de los más brillantes compositores y uno de los mejores vocalistas” que había dado la música. Sin embargo la amistad terminó a mediados de la década de los 00. Según contó el locutor de BBC Radio Paul Gambaccini, amigo de Elton John, su distanciamiento comenzó cuando John intentó ayudar a Michael a alejarse de las drogas. En 2004 llegó a afirmar en la prensa que su disco ‘Patience’ (a la postre, su último álbum de estudio) era “decepcionante” y que Michael se encontraba “en un lugar extraño”, lo cual provocó una feroz respuesta de la otra parte: “Elton John sabe muy poco de George Michael. Al contrario de lo que el público pueda pensar, apenas hemos hablado en los últimos 10 años”. Lamentablemente, no pudieron recuperar la amistad antes de la muerte de George Michael el 25 de diciembre de 2016. Pese a ello, John no ha perdido oportunidad de recordarlo con amor en varias entrevistas desde su muerte. “Solo quiero recordarlo por su maravillosa música y su amabilidad […] Le añoraré por su música, pero sobre todo por su humanidad”. Getty Images
  • La amistad de Paris Hilton y Nicole Richie no solo venía desde la infancia (las dos eran niñas de la misma edad criadas en un entorno de riqueza y privilegio en los mejores barrios de Los Ángeles) sino que llegó al mundo entero gracias a un programa de telerrealidad llamado ‘The Simple Life’ (2003-2007) que se convirtió en un fenómeno mediático al poner a las dos ricas herederas a hacer actividades como limpiar habitaciones, encargarse de una granja o hacer de camareras en restaurantes de comida rápida. En 2005 comenzaron las diferencias: “No es ningún secreto que Nicole y yo ya no somos amigas”, sentenció Paris en un comunicado para la revista People. Pese a todo, tras una cena, volvieron a ser amigas y continuaron con el programa, que ofreció dos temporadas más hasta su cancelación en 2007. En diciembre de 2010, sin embargo, Nicole Richie se casó con el cantante Joel Maiden (de Good Charlotte) y Paris no acudió a su boda. Los medios daban aquella relación por muerta y enterrada. Hoy su relación parece cordial pero distante y, en sus entrevistas (Paris convertida en dueña de un imperio empresarial y Nicole con cierto nombre en el mundo de la moda) se mandan cariñosos saludos, aunque apenas las hemos vuelto a ver juntas.
    6Paris Hilton y Nicole Richie La amistad de Paris Hilton y Nicole Richie no solo venía desde la infancia (las dos eran niñas de la misma edad criadas en un entorno de riqueza y privilegio en los mejores barrios de Los Ángeles) sino que llegó al mundo entero gracias a un programa de telerrealidad llamado ‘The Simple Life’ (2003-2007) que se convirtió en un fenómeno mediático al poner a las dos ricas herederas a hacer actividades como limpiar habitaciones, encargarse de una granja o hacer de camareras en restaurantes de comida rápida. En 2005 comenzaron las diferencias: “No es ningún secreto que Nicole y yo ya no somos amigas”, sentenció Paris en un comunicado para la revista People. Pese a todo, tras una cena, volvieron a ser amigas y continuaron con el programa, que ofreció dos temporadas más hasta su cancelación en 2007. En diciembre de 2010, sin embargo, Nicole Richie se casó con el cantante Joel Maiden (de Good Charlotte) y Paris no acudió a su boda. Los medios daban aquella relación por muerta y enterrada. Hoy su relación parece cordial pero distante y, en sus entrevistas (Paris convertida en dueña de un imperio empresarial y Nicole con cierto nombre en el mundo de la moda) se mandan cariñosos saludos, aunque apenas las hemos vuelto a ver juntas. Getty Images
  • Durante la segunda mitad de la pasada década la cantante y la actriz fueron el epítome de las grandes amigas rubias, ricas y poderosas. Las dos eran mujeres estadounidenses viviendo en Londres y emparejadas a la vez con dos hombres británicos también poderosos (Madonna con el director de cine Guy Ritchie, del que se divorció en 2008, Gwyneth con el líder de Coldplay Chris Martin, del que se divorció en 2014). Sus eventos y escapadas juntas eran del máximo interés de la prensa de sociedad y de estilo y compartían entrenadora personal, Tracy Anderson, que Paltrow presentó a Madonna. Según la prensa de sociedad, Anderson fue el origen de la ruptura. Madonna y Anderson tuvieron una serie de desacuerdos que llevaron a que la cantante despidiese a la entrenadora. Paltrow no quiso tomar partido y siguió trabajando con Anderson, lo cual provocó la ira de Madonna y el fin de la amistad. Otras voces, más pacíficas, afirman que la amistad se diluyó, simplemente, porque la actriz y la cantante dejaron de tener intereses y aficiones comunes tras dejar de vivir en Londres y dejar de verse con la misma entrenadora. Estas cosas ocurren todos los días.
    7Madonna y Gwyneth Paltrow Durante la segunda mitad de la pasada década la cantante y la actriz fueron el epítome de las grandes amigas rubias, ricas y poderosas. Las dos eran mujeres estadounidenses viviendo en Londres y emparejadas a la vez con dos hombres británicos también poderosos (Madonna con el director de cine Guy Ritchie, del que se divorció en 2008, Gwyneth con el líder de Coldplay Chris Martin, del que se divorció en 2014). Sus eventos y escapadas juntas eran del máximo interés de la prensa de sociedad y de estilo y compartían entrenadora personal, Tracy Anderson, que Paltrow presentó a Madonna. Según la prensa de sociedad, Anderson fue el origen de la ruptura. Madonna y Anderson tuvieron una serie de desacuerdos que llevaron a que la cantante despidiese a la entrenadora. Paltrow no quiso tomar partido y siguió trabajando con Anderson, lo cual provocó la ira de Madonna y el fin de la amistad. Otras voces, más pacíficas, afirman que la amistad se diluyó, simplemente, porque la actriz y la cantante dejaron de tener intereses y aficiones comunes tras dejar de vivir en Londres y dejar de verse con la misma entrenadora. Estas cosas ocurren todos los días. Getty Images
  • Fueron amigos durante 20 años e iniciaron, en los últimos años, una serie de giras teatrales con varios nombres ('Mellizos' o 'Por humor al arte', por ejemplo). Para muchos, el humor de Paco Arévalo y Bertín Osborne era caduco y propio de otra época, pero más de 650.000 espectadores se apuntaron a verlo. Todo se torció en julio de 2017. Un día de ese mes Arévalo invitó a su casa a comer al rey emérito, don Juan Carlos de Borbón, con su hija, la infanta Elena. También estaban Bertín, su esposa Fabiola, y algunos otros amigos. Arévalo subió una imagen de la comida, donde aparecían todos los comensales, a su cuenta de Twitter. Esto no sentó bien a Bertín, que tras exigirle que retirase esa imagen de sus redes (algo que Arévalo hizo), dejó de hablarle. Así lo confirmó Arévalo cinco meses después en una entrevista en Telecinco. Algo que, según una periodista presente en el plató que tenía contacto con Bertín, sentó aún peor al presentador de ‘Mi casa es la tuya'. La relación sigue rota hoy.
    8Arévalo y Bertín Osborne Fueron amigos durante 20 años e iniciaron, en los últimos años, una serie de giras teatrales con varios nombres ('Mellizos' o 'Por humor al arte', por ejemplo). Para muchos, el humor de Paco Arévalo y Bertín Osborne era caduco y propio de otra época, pero más de 650.000 espectadores se apuntaron a verlo. Todo se torció en julio de 2017. Un día de ese mes Arévalo invitó a su casa a comer al rey emérito, don Juan Carlos de Borbón, con su hija, la infanta Elena. También estaban Bertín, su esposa Fabiola, y algunos otros amigos. Arévalo subió una imagen de la comida, donde aparecían todos los comensales, a su cuenta de Twitter. Esto no sentó bien a Bertín, que tras exigirle que retirase esa imagen de sus redes (algo que Arévalo hizo), dejó de hablarle. Así lo confirmó Arévalo cinco meses después en una entrevista en Telecinco. Algo que, según una periodista presente en el plató que tenía contacto con Bertín, sentó aún peor al presentador de ‘Mi casa es la tuya'. La relación sigue rota hoy. Cordon Press
  • Ella baila sola, o sea, Marta Botía y Marilia Andrés, se convirtieron en uno de los dúos femeninos más exitosos de la historia del pop español en 1996. La historia no podía prestarse más al gusto de la prensa y los fans: dos amigas del instituto que empiezan tocando poco a poco en salas pequeñas encuentran el éxito masivo gracias al apoyo de las radios. Llegarían tres discos de ventas espectaculares que también les abrieron las puertas de Latinoamérica, gracias a melodías con gancho y letras que narraban los problemas cotidianos y sentimentales de muchos jóvenes. Sin embargo, las tiranteces que existían debido a la manera en la que las dos digerían el éxito explotaron en el tercer y último disco. Según un artículo de Fernando Martín publicado en EL PAÍS en 2001, “parece ser que ambas cantantes apenas coincidieron en el estudio para cantar juntas en su último disco y la sesión de fotos de la portada, pese a que aparecen una al lado de la otra, se hizo también por separado. Comenzó a trascender que apenas se dirigían la palabra, utilizando camerinos separados, viajando en distintos vagones de un mismo tren e, incluso, ocupando habitaciones de hotel en plantas distintas”. El grupo hizo pública la separación en octubre de 2001. Marta volvió a publicar un álbum bajo las siglas E.B.S. con otra cantante, Rocío Pavón, pero aquella aventura tampoco terminó bien: las dos se separaron en 2013 tras un tenso intercambio de mensajes en la página oficial de Facebook del grupo.
    9Marta Botía y Marilia Andrés Ella baila sola, o sea, Marta Botía y Marilia Andrés, se convirtieron en uno de los dúos femeninos más exitosos de la historia del pop español en 1996. La historia no podía prestarse más al gusto de la prensa y los fans: dos amigas del instituto que empiezan tocando poco a poco en salas pequeñas encuentran el éxito masivo gracias al apoyo de las radios. Llegarían tres discos de ventas espectaculares que también les abrieron las puertas de Latinoamérica, gracias a melodías con gancho y letras que narraban los problemas cotidianos y sentimentales de muchos jóvenes. Sin embargo, las tiranteces que existían debido a la manera en la que las dos digerían el éxito explotaron en el tercer y último disco. Según un artículo de Fernando Martín publicado en EL PAÍS en 2001, “parece ser que ambas cantantes apenas coincidieron en el estudio para cantar juntas en su último disco y la sesión de fotos de la portada, pese a que aparecen una al lado de la otra, se hizo también por separado. Comenzó a trascender que apenas se dirigían la palabra, utilizando camerinos separados, viajando en distintos vagones de un mismo tren e, incluso, ocupando habitaciones de hotel en plantas distintas”. El grupo hizo pública la separación en octubre de 2001. Marta volvió a publicar un álbum bajo las siglas E.B.S. con otra cantante, Rocío Pavón, pero aquella aventura tampoco terminó bien: las dos se separaron en 2013 tras un tenso intercambio de mensajes en la página oficial de Facebook del grupo.
  • El gran director contemporáneo del cine español tuvo en el diseñador gráfico y fotógrafo Juan Gatti a un amigo y aliado durante casi 20 años. Gatti diseñó muchísimos carteles de las películas de Almodóvar y también participaba en los créditos y el diseño de producción de sus películas. Sin embargo, ‘La piel que habito’ (2001) sería su última colaboración. ¿Qué sucedió? Ninguno de los dos ha hablado nunca del origen de su distanciamiento. Algunos de sus allegados sí han podido reconstruir una cronología de los hechos: al parecer, Gatti incluyó en una exposición organizada en 2011 una foto inédita de una película de Almodóvar, algo que no hizo gracia a al director. Si bien Almodóvar no se ha vuelto a pronunciar al respecto, Gatti confesó a Vanity Fair en 2016 que su relación con Almodóvar es “de cordiales divorciados […] Aunque no me gusta hablar mucho de ese tema”.
    10Pedro Almodóvar y Juan Gatti El gran director contemporáneo del cine español tuvo en el diseñador gráfico y fotógrafo Juan Gatti a un amigo y aliado durante casi 20 años. Gatti diseñó muchísimos carteles de las películas de Almodóvar y también participaba en los créditos y el diseño de producción de sus películas. Sin embargo, ‘La piel que habito’ (2001) sería su última colaboración. ¿Qué sucedió? Ninguno de los dos ha hablado nunca del origen de su distanciamiento. Algunos de sus allegados sí han podido reconstruir una cronología de los hechos: al parecer, Gatti incluyó en una exposición organizada en 2011 una foto inédita de una película de Almodóvar, algo que no hizo gracia a al director. Si bien Almodóvar no se ha vuelto a pronunciar al respecto, Gatti confesó a Vanity Fair en 2016 que su relación con Almodóvar es “de cordiales divorciados […] Aunque no me gusta hablar mucho de ese tema”. Cordon Press

Más información