Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vidas en la sombra
15 fotos

Vidas en la sombra

La comunidad LGTBI de Madagascar está sometida a los abusos y la discriminación generalizados en la región: las miradas indeseadas, los calificativos despectivos y los malos tratos físicos suelen ser realidades cotidianas

  • Francisco Tapharel, 19 años, juega en el mar con su mejor amigo, Florian Harrys Razafimandimby, de 17. Francisco vive con Florian en la casa de su novio, Michel Rakotonirina, 30 años, en Tamatave, en la costa este de Madagascar. Dejó a su familia para comenzar una relación con Michel, con quien lleva seis meses.
    1Francisco Tapharel, 19 años, juega en el mar con su mejor amigo, Florian Harrys Razafimandimby, de 17. Francisco vive con Florian en la casa de su novio, Michel Rakotonirina, 30 años, en Tamatave, en la costa este de Madagascar. Dejó a su familia para comenzar una relación con Michel, con quien lleva seis meses.
  • Jóvenes preparándose para un desfile en una fiesta LGTBI organizada por Pattaya, un club nocturno de Tamatave.
    2Jóvenes preparándose para un desfile en una fiesta LGTBI organizada por Pattaya, un club nocturno de Tamatave.
  • Centro de Antananarivo.
    3Centro de Antananarivo.
  • Balou Chabart Rasoananaivo, 45 años, dirigiéndose al trabajo en Ankazolava, Antananarivo. Es fundadora y presidenta de Solidarité des MSM Madagascar y fue una de las primeras mujeres de Madagascar que declararon públicamente su transexualidad. Solidarité des MSM Madagascar proporciona espacios seguros en los que las personas LGTBI pueden reunirse y compartir experiencias.
    4Balou Chabart Rasoananaivo, 45 años, dirigiéndose al trabajo en Ankazolava, Antananarivo. Es fundadora y presidenta de Solidarité des MSM Madagascar y fue una de las primeras mujeres de Madagascar que declararon públicamente su transexualidad. Solidarité des MSM Madagascar proporciona espacios seguros en los que las personas LGTBI pueden reunirse y compartir experiencias.
  • Blaze Paula, 32 años, una trabajadora sexual transexual de Sambava, comparte un 'selfie' que le había enviado a un posible cliente. Empezó a ejercer de trabajadora sexual a los 20 años y recibe a entre tres y cuatro hombres al día.
    5Blaze Paula, 32 años, una trabajadora sexual transexual de Sambava, comparte un 'selfie' que le había enviado a un posible cliente. Empezó a ejercer de trabajadora sexual a los 20 años y recibe a entre tres y cuatro hombres al día.
  • Balou le pide a un espíritu que se vaya al final de una 'tromba'. En ausencia de un sistema sanitario o una red de apoyo adecuados, muchos malgaches acuden a los muertos en busca de consejo y salud. Por ejemplo, las ceremonias de posesión de espíritus, conocidas como 'trombas', son una práctica muy común. En ellas, se invita a los antepasados a acudir al presente para que sanen a los enfermos y transmitan sus conocimientos. Es un ritual especialmente popular entre la comunidad LGTBI, que lo usa para pedir consejo sobre relaciones y disputas familiares que a menudo no encuentran en otra parte.
    6Balou le pide a un espíritu que se vaya al final de una 'tromba'. En ausencia de un sistema sanitario o una red de apoyo adecuados, muchos malgaches acuden a los muertos en busca de consejo y salud. Por ejemplo, las ceremonias de posesión de espíritus, conocidas como 'trombas', son una práctica muy común. En ellas, se invita a los antepasados a acudir al presente para que sanen a los enfermos y transmitan sus conocimientos. Es un ritual especialmente popular entre la comunidad LGTBI, que lo usa para pedir consejo sobre relaciones y disputas familiares que a menudo no encuentran en otra parte.
  • Escena del club nocturno Pattaya durante una fiesta LGTBI organizada por Misilahy Judicael, 24 años, educador que trabaja para promover el sexo seguro entre la comunidad LGTBI de Tamatave, donde la tasa de prevalencia de sida es elevada.
    7Escena del club nocturno Pattaya durante una fiesta LGTBI organizada por Misilahy Judicael, 24 años, educador que trabaja para promover el sexo seguro entre la comunidad LGTBI de Tamatave, donde la tasa de prevalencia de sida es elevada.
  • Miembros de Solidarité des MSM Madagascar vuelven a casa tras una reunión en su sede. La comunidad LGTBI de Madagascar está sometida a los abusos y la discriminación generalizados en la región: las miradas indeseadas, los calificativos despectivos y los malos tratos físicos pueden ser realidades cotidianas.
    8Miembros de Solidarité des MSM Madagascar vuelven a casa tras una reunión en su sede. La comunidad LGTBI de Madagascar está sometida a los abusos y la discriminación generalizados en la región: las miradas indeseadas, los calificativos despectivos y los malos tratos físicos pueden ser realidades cotidianas.
  • Balou se arregla en su casa de Ankazolava para salir por la noche. Varios hombres y mujeres homosexuales y transexuales viven juntos en una pequeña comuna de Ankazolava que dispone de un bar y espacios seguros para relacionarse socialmente. Muchos hombres que se trasladan de otros pueblos y ciudades a Antananarivo eligen vivir aquí porque se sabe que se aceptan mejor las relaciones entre personas del mismo sexo que en otros barrios.
    9Balou se arregla en su casa de Ankazolava para salir por la noche. Varios hombres y mujeres homosexuales y transexuales viven juntos en una pequeña comuna de Ankazolava que dispone de un bar y espacios seguros para relacionarse socialmente. Muchos hombres que se trasladan de otros pueblos y ciudades a Antananarivo eligen vivir aquí porque se sabe que se aceptan mejor las relaciones entre personas del mismo sexo que en otros barrios.
  • Thirry Randriamihavo, 52 años, posa para la foto en su habitación, en la comuna LGTBI de Ankazolava. Lleva el bar y vive con su compañero, que trabaja de guía turístico en Morondava, en la costa oeste de la isla.
    10Thirry Randriamihavo, 52 años, posa para la foto en su habitación, en la comuna LGTBI de Ankazolava. Lleva el bar y vive con su compañero, que trabaja de guía turístico en Morondava, en la costa oeste de la isla.
  • Escena de un acto LGTBI organizado en Antananarivo por Assos, una ONG local que trabaja para ampliar el acceso a tratamiento contra el VIH entre hombres que mantienen relaciones homosexuales. El 14,8% de los hombres que mantienen relaciones homosexuales en Madagascar está infectado por el VIH. Se trata de la tasa más elevada entre los grupos con mayor riesgo de contraer la enfermedad; los otros son los trabajadores sexuales y los consumidores de drogas inyectadas. Las autoridades calculan que estas cifras podrían ser aún más elevadas: menos del 4% de la población se ha hecho la prueba y de las 31.000 personas infectadas de VIH solo 2.500 reciben tratamiento. El sistema sanitario de Madagascar es frágil, tiene fondos insuficientes y depende fuertemente de la ayuda internacional.
    11Escena de un acto LGTBI organizado en Antananarivo por Assos, una ONG local que trabaja para ampliar el acceso a tratamiento contra el VIH entre hombres que mantienen relaciones homosexuales. El 14,8% de los hombres que mantienen relaciones homosexuales en Madagascar está infectado por el VIH. Se trata de la tasa más elevada entre los grupos con mayor riesgo de contraer la enfermedad; los otros son los trabajadores sexuales y los consumidores de drogas inyectadas. Las autoridades calculan que estas cifras podrían ser aún más elevadas: menos del 4% de la población se ha hecho la prueba y de las 31.000 personas infectadas de VIH solo 2.500 reciben tratamiento. El sistema sanitario de Madagascar es frágil, tiene fondos insuficientes y depende fuertemente de la ayuda internacional.
  • Jude Rakotomalala, 23 años, y Samuel Hery Hary, también de 23, regresan de pasar la tarde en la playa de Tamatave.
    12Jude Rakotomalala, 23 años, y Samuel Hery Hary, también de 23, regresan de pasar la tarde en la playa de Tamatave.
  • Club nocturno Pattaya.
    13Club nocturno Pattaya.
  • Una persona perteneciente a la comunidad LGTBI de Tamatave se libera bailando con su amiga en el baño de un club nocturno.
    14Una persona perteneciente a la comunidad LGTBI de Tamatave se libera bailando con su amiga en el baño de un club nocturno.
  • Balou se lava los pies en un río junto a Amorokady Antelomita, una pequeña aldea de la región malgache de Analamanga. Había asistido al entierro de Justin Randriamasinavalona, 73 años, el miembro de más edad de Solidarité des MSM Madagascar, que vivía con su hermana transexual, Virginie Lalatiana Randriamasinavalona, en Amorokady Antelomita.
    15Balou se lava los pies en un río junto a Amorokady Antelomita, una pequeña aldea de la región malgache de Analamanga. Había asistido al entierro de Justin Randriamasinavalona, 73 años, el miembro de más edad de Solidarité des MSM Madagascar, que vivía con su hermana transexual, Virginie Lalatiana Randriamasinavalona, en Amorokady Antelomita.