Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El terror de los periodistas: siete famosos imposibles de entrevistar

Todo el mundo sobrentiende que, durante un encuentro promocional, las estrellas deben dar lo mejor de sí mismas para vender su producto. Todo el mundo, aparentemente, menos ellos

  • “Acabo de ser humillada por Jesse Eisenberg ”. Lo escribió la reportera Romina Puga, de Univisión, en su blog personal después de vivir una incómoda entrevista que se hizo viral. El actor promocionaba ‘Ahora me ves’, en el año 2013 y, en lo que se suponía que era una entrevista planteada con humor, el actor sacó todo su arsenal de malos modos disfrazados de humor. Cuando la entrevistadora llama “Freeman” a Morgan Freeman, él le replica: “¿Freeman? ¿Quién eres? ¿Juegas con él al baseball?”. Cuando él le dice directamente que es una mala entrevistadora, ella le responde con humor “Oh, voy a llorar”. “No llores ahora, llora cuando termine la entrevista", responde Eisenberg. La fama del protagonista de 'La red social' ya viene de largo. En Estados Unidos habló mal de 'El Hormiguero' tras ser entrevistado por Pablo Motos ("es un programa diseñado para humillar al invitado americano") y en múltiples ocasiones ha declarado que no le gustan las entrevistas promocionales. Tampoco los encuentros promocionales con fans, como los que se dan en la feria Comic Con. Eso es perfectamente respetable, pero dado que es una parte de su trabajo que sin duda se refleja en su sueldo, tal vez debería prestarse a todo ello con mejor actitud.
    1Jesse Eisenberg (Nueva York, 1983) “Acabo de ser humillada por Jesse Eisenberg ”. Lo escribió la reportera Romina Puga, de Univisión, en su blog personal después de vivir una incómoda entrevista que se hizo viral. El actor promocionaba ‘Ahora me ves’, en el año 2013 y, en lo que se suponía que era una entrevista planteada con humor, el actor sacó todo su arsenal de malos modos disfrazados de humor. Cuando la entrevistadora llama “Freeman” a Morgan Freeman, él le replica: “¿Freeman? ¿Quién eres? ¿Juegas con él al baseball?”. Cuando él le dice directamente que es una mala entrevistadora, ella le responde con humor “Oh, voy a llorar”. “No llores ahora, llora cuando termine la entrevista", responde Eisenberg. La fama del protagonista de 'La red social' ya viene de largo. En Estados Unidos habló mal de 'El Hormiguero' tras ser entrevistado por Pablo Motos ("es un programa diseñado para humillar al invitado americano") y en múltiples ocasiones ha declarado que no le gustan las entrevistas promocionales. Tampoco los encuentros promocionales con fans, como los que se dan en la feria Comic Con. Eso es perfectamente respetable, pero dado que es una parte de su trabajo que sin duda se refleja en su sueldo, tal vez debería prestarse a todo ello con mejor actitud. Getty Images
  • Otro caso de una celebridad a la que no le gustan nada las entrevistas. Kristen, generalmente, sonríe poco. Y no está obligada a sonreír. Pero sí a inmiscuirse en la promoción de sus películas, algo que tampoco parece gustarle. “Parecía que no le importaba”, contó a 'The Daily Beast' una seguidora de la saga Crepúsculo que acudió a una rueda de prensa con todos sus ídolos. “Estaba diciéndose cosas al oído con otra gente en el escenario y no intimó nada con el público”. En sus apariciones televisivas, Kristen suele hablar menos que el entrevistador y ofrecer respuestas cortas. Su timidez es a veces tierna y encantadora para sus fans, que se ven reflejados en esta chica introvertida y callada. Pero para un periodista, esa actitud es veneno.
    2Kristen Stewart (Los Ángeles, 1990) Otro caso de una celebridad a la que no le gustan nada las entrevistas. Kristen, generalmente, sonríe poco. Y no está obligada a sonreír. Pero sí a inmiscuirse en la promoción de sus películas, algo que tampoco parece gustarle. “Parecía que no le importaba”, contó a 'The Daily Beast' una seguidora de la saga Crepúsculo que acudió a una rueda de prensa con todos sus ídolos. “Estaba diciéndose cosas al oído con otra gente en el escenario y no intimó nada con el público”. En sus apariciones televisivas, Kristen suele hablar menos que el entrevistador y ofrecer respuestas cortas. Su timidez es a veces tierna y encantadora para sus fans, que se ven reflejados en esta chica introvertida y callada. Pero para un periodista, esa actitud es veneno. Getty Images
  • No fue siempre así, pero la fama de Ford, a medida que va cumpliendo años, es la de un entrevistado gruñón. Lo han dicho periodistas de la edición estadounidense de 'GQ' (“conseguí arrancarle un par de respuestas completas”) o de 'AV Club' “(no me importa responder preguntas interesantes, pero no me excita responder preguntas tontas”, le dijo a una de sus reporteras). Pero a menudo, en los encuentros con los periodistas, hay muy poco tiempo para cada medio y los entrevistadores tienen muy limitado el terreno en el que pueden entrar, así que es habitual que las preguntas se repitan una y otra vez y no puedan ser demasiado originales por las circunstancias del encuentro. Eso no es culpa de quien te está entrevistando, Harrison.
    3Harrison Ford (Chicago, 1942) No fue siempre así, pero la fama de Ford, a medida que va cumpliendo años, es la de un entrevistado gruñón. Lo han dicho periodistas de la edición estadounidense de 'GQ' (“conseguí arrancarle un par de respuestas completas”) o de 'AV Club' “(no me importa responder preguntas interesantes, pero no me excita responder preguntas tontas”, le dijo a una de sus reporteras). Pero a menudo, en los encuentros con los periodistas, hay muy poco tiempo para cada medio y los entrevistadores tienen muy limitado el terreno en el que pueden entrar, así que es habitual que las preguntas se repitan una y otra vez y no puedan ser demasiado originales por las circunstancias del encuentro. Eso no es culpa de quien te está entrevistando, Harrison. Getty Images
  • Chris Evans no es exactamente “un mal entrevistado”. Puede que sea, de hecho, todo lo contrario: da titulares. Pero sí es alguien que a menudo ataca sus propias películas y aprovecha los encuentros con los medios para quejarse de su posición en el mundo del cine. “Creo que el principal motivo por el que sufro con las entrevistas es porque a menudo estoy promocionando un pedazo de mierda. Se hace difícil decir a la gente de un modo florido que vayan a ver esta película con tu cara, con tu nombre. Entonces empiezas a sentirte como un mentiroso”. La respuesta era obvia: Chris, haz proyectos más interesantes. Y a su favor hay que decir que ha empezado a hacerlos: en 2014 debutó como director y este año está trabajando en Broadway. ¡Adiós, Capitán América!
    4Chris Evans (Massachussets, 1981) Chris Evans no es exactamente “un mal entrevistado”. Puede que sea, de hecho, todo lo contrario: da titulares. Pero sí es alguien que a menudo ataca sus propias películas y aprovecha los encuentros con los medios para quejarse de su posición en el mundo del cine. “Creo que el principal motivo por el que sufro con las entrevistas es porque a menudo estoy promocionando un pedazo de mierda. Se hace difícil decir a la gente de un modo florido que vayan a ver esta película con tu cara, con tu nombre. Entonces empiezas a sentirte como un mentiroso”. La respuesta era obvia: Chris, haz proyectos más interesantes. Y a su favor hay que decir que ha empezado a hacerlos: en 2014 debutó como director y este año está trabajando en Broadway. ¡Adiós, Capitán América! Getty Images
  • “Yo sobreviví a una entrevista con Tommy Lee Jones”. Así tituló un artículo la periodista Jennifer Brett. En él, Brett relata cómo en un encuentro con el actor, él comienza diciendo “¿Qué quieres preguntarme?” y rechaza responder a comentarios que no sean una pregunta. “¿Podrías poner eso en forma de pregunta? Me siento más confortable respondiendo a preguntas que siendo instruido para hablar”. Otra entrevista, en el 'Texas Monthly', comenzaba así: “Tommy Lee Jones no se levanta para darme la mano. No sonríe. Solo me mira”. “¿Cómo sienta tener éxito?”, preguntó el periodista. “No he pensado en ello. ¿Te crees que me siento y pienso en cosas como cómo sienta el éxito?”. Otras veces, a ciertos comentarios, Tommy Lee Jones ni siquiera responde. Tommy, te adoramos como actor, pero nos aterra la idea de hacerte una entrevista.
    5Tommy Lee Jones (Texas, 1946) “Yo sobreviví a una entrevista con Tommy Lee Jones”. Así tituló un artículo la periodista Jennifer Brett. En él, Brett relata cómo en un encuentro con el actor, él comienza diciendo “¿Qué quieres preguntarme?” y rechaza responder a comentarios que no sean una pregunta. “¿Podrías poner eso en forma de pregunta? Me siento más confortable respondiendo a preguntas que siendo instruido para hablar”. Otra entrevista, en el 'Texas Monthly', comenzaba así: “Tommy Lee Jones no se levanta para darme la mano. No sonríe. Solo me mira”. “¿Cómo sienta tener éxito?”, preguntó el periodista. “No he pensado en ello. ¿Te crees que me siento y pienso en cosas como cómo sienta el éxito?”. Otras veces, a ciertos comentarios, Tommy Lee Jones ni siquiera responde. Tommy, te adoramos como actor, pero nos aterra la idea de hacerte una entrevista. Getty Images
  • Quentin es el protagonista de, probablemente, la entrevista más tensa de la historia. El periodista británico Krishnan Guru-Murthy sacó a colación durante una charla con el director en 2013 el tema de la violencia en el cine (especialmente en el de Tarantino), lo cual abrió las puertas del infierno. "Llevo hablando de esto 20 años y no me voy a repetir a mí mismo por ti, por tu programa y por tus cuotas de audiencia". "No voy a responder, rechazo tu pregunta”. “Estoy mandándote a tomar por el c***”. Esas fueron algunas de sus lindezas, que se volvieron enormemente populares en Internet y dejó una entrevista para la historia (y no por buenos motivos). Pero su historial venía de lejos. En la alfombra roja de los Oscar en 1997 no permitió que su entonces novia, Mira Sorvino, hablase con un periodista de la revista de cine 'Premiere' (hoy ya fuera de circulación) porque había escrito algo negativo sobre él. Después gritó “que te jodan” al periodista. Su mayor salida de tono tuvo lugar, sin embargo, en 2008, cuando durante el festival de cine de Sundance, celebrado en Utah, abofeteó a un paparazzi que estaba grabándolo mientras salía de un Starbucks.
    6Quentin Tarantino (Tennessee, 1963) Quentin es el protagonista de, probablemente, la entrevista más tensa de la historia. El periodista británico Krishnan Guru-Murthy sacó a colación durante una charla con el director en 2013 el tema de la violencia en el cine (especialmente en el de Tarantino), lo cual abrió las puertas del infierno. "Llevo hablando de esto 20 años y no me voy a repetir a mí mismo por ti, por tu programa y por tus cuotas de audiencia". "No voy a responder, rechazo tu pregunta”. “Estoy mandándote a tomar por el c***”. Esas fueron algunas de sus lindezas, que se volvieron enormemente populares en Internet y dejó una entrevista para la historia (y no por buenos motivos). Pero su historial venía de lejos. En la alfombra roja de los Oscar en 1997 no permitió que su entonces novia, Mira Sorvino, hablase con un periodista de la revista de cine 'Premiere' (hoy ya fuera de circulación) porque había escrito algo negativo sobre él. Después gritó “que te jodan” al periodista. Su mayor salida de tono tuvo lugar, sin embargo, en 2008, cuando durante el festival de cine de Sundance, celebrado en Utah, abofeteó a un paparazzi que estaba grabándolo mientras salía de un Starbucks. Getty Images
  • Hay una entrevista de Bruce Willis que se ha hecho famosísima por la actitud del actor. Y no es porque esté violento, quejumbroso o a la defensiva. No, simplemente es porque es... un coñazo. El entrevistador y su compañera de reparto Mary Louis Parker (en 'Red 2', estrenada en 2013) hacen grandes esfuerzos por mantener la charla a flote, pero Willis no hace nada por invitarnos a ver su película. Permanece callado, aburrido, serio. En un momento llega a decir que “solo quiero que acabe esta entrevista e irme a algún sitio”. Pero no aprendió la lección: ese mismo año, en una entrevista para la BBC, Willis apareció con la misma actitud aburrida y pasota. A finales de ese año, en otra entrevista, admitió estar aburrido de hacer películas de acción, lo cual explicó su estado en los actos promocionales a lo largo de los meses anteriores (las dos películas que publicitaba eran de ese género). En todo caso, hoy ya no resulta creíble: el actor sigue haciendo películas de ese tipo.
    7Bruce Willis (Idar-Oberstein, 1955) Hay una entrevista de Bruce Willis que se ha hecho famosísima por la actitud del actor. Y no es porque esté violento, quejumbroso o a la defensiva. No, simplemente es porque es... un coñazo. El entrevistador y su compañera de reparto Mary Louis Parker (en 'Red 2', estrenada en 2013) hacen grandes esfuerzos por mantener la charla a flote, pero Willis no hace nada por invitarnos a ver su película. Permanece callado, aburrido, serio. En un momento llega a decir que “solo quiero que acabe esta entrevista e irme a algún sitio”. Pero no aprendió la lección: ese mismo año, en una entrevista para la BBC, Willis apareció con la misma actitud aburrida y pasota. A finales de ese año, en otra entrevista, admitió estar aburrido de hacer películas de acción, lo cual explicó su estado en los actos promocionales a lo largo de los meses anteriores (las dos películas que publicitaba eran de ese género). En todo caso, hoy ya no resulta creíble: el actor sigue haciendo películas de ese tipo. Getty Images

Más información