Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tim Sweeney: "Si vas a ser tan celoso con tus discos, mejor no seas DJ"

Hablamos con el artista estadounidense al frente de 'Beats in Space' con motivo de su participación en la 'Opening Party' de SoundEat en Barcelona

Tim Sweeney
Tim Sweeney

Acercándose a los 20 años detrás de Beats In Space, Tim Sweeney conserva el espíritu que le inspiró cuando tan solo era un adolescente: la curiosidad inagotable y las ganas de sorprender a la audiencia. Claramente, en una de las preguntas, contesta: “Si vas a ser tan cauteloso y celoso con tus discos, mejor no elijas ser DJ. Se supone que debes encontrar música nueva y hacer bailar a la gente. Si no quieres que alguien sepa qué es lo que estás incluyendo en tus sets o lo que estás escuchando, quédate en casa y pon los discos en tu estéreo. Sé feliz con eso”.

Apuesta por la diversidad y no le importan los formatos; antes que seguir la corriente prefiere guiarse por su propio criterio y los streamings en vídeo le parecen tremendamente aburridos. Dice que sigue inspirándose en antiguos tótems de la radio musical como Electrifying Mojo (el motivador principal del movimiento del Techno de Detroit) o DJ Food, uno de sus selectores más admirados y que fue el primer invitado especial de BIS en la emisora WNYU. En la radio aún hay formas de sorprender, aunque solo sea por mantener la estructura tradicional y conservar el anonimato de lo que ocurre en el estudio. Al hablar con el nativo de Baltimore, al mando de uno de los programas orientados a la música de club con más repercusión en los últimos años, se perciben ideas claras y la total confianza en el formato que le ha colocado donde está.

El norteamericano es un apasionado musical omnívoro como tantos de su generación, aunque discreto en su forma de exteriorizar y expandir su mensaje: en sus respuestas, como en su presencia tras la cabina, en sus selecciones para Beats In Space o la gestión del sello discográfico del mismo nombre, encontramos la credibilidad que aporta la constancia y perseverancia en un punto de vista. La confianza es la cualidad que ha llevado al éxito a Sweeney. En sí mismo y en el poder de la música por sí sola. Sin aditivos o un gran repertorio de artificios a su alrededor. Y la humildad: aún hoy cuando se le pregunta, sigue diciendo que “su influencia es limitada” y confiesa que ha estado años “sin ningún interés por alguna emisora en su show”.

Tim Sweeney compartió cartel junto al dúo noruego Röyksopp, Luis Costa y Moscoman en la Opening party de SoundEat, festival que se celebrará el próximo 24 de marzo en Barcelona con las actuaciones de Detroit Swindle, Chaos In The CBD, AKKAN y Lucient. Hablamos con él sobre el comienzo de su vocación musical, sus primeras experiencias como DJ, las dos décadas al frente de BIS y el nuevo furor del coleccionismo de vinilos en tiempos dominados por la música a la carta en Internet.

"No empecé 'Beats In Space' pensando en tener una repercusión global y todavía sigo pensando que mi influencia es limitada…"

¿Cuando comenzaste a actuar como DJ hace tantos años, alguna vez tuviste la certeza de que se iba a convertir en la vocación de tu vida?

De ninguna manera. Recuerdo ir a algunas raves y fiestas cuando era un adolescente y quedarme impresionado por lo que estaba sucediendo. Quería ser parte de ese mundo.

¿Cuáles fueron tus primeras influencias en Baltimore? ¿Qué te inculcó tu familia musicalmente hablando?

Tenía un hermano mayor que comenzó a comprar algunas referencias y discos de Aphex Twin y del catálogo de Warp Records. Recuerdo escuchar todo ese material en 1993 o 1994. Aquello lo cambió todo para mí. ¡Pensé que era genial! Antes de eso tan solo estábamos peleándonos todo el tiempo…

¿Cuál fue tu entrenamiento como DJ? ¿Cómo fueron tus primeras actuaciones y qué recuerdos persisten en tu memoria? Has hablando en muchas ocasiones de las noches en el Plant Bar del Lower East Side…

Mi hermano se compró un tocadiscos inicialmente para escuchar los discos que se estaba comprando y luego yo comencé a ahorrar dinero para comprar el segundo cuando estaba en el instituto. Lo único que hacía al salir de clase era ir al sótano de casa y mezclar discos todo el día.

Una de mis primeras actuaciones fue en una competición de DJs en Washington D.C., a la que accedí tras enviar una mixtape en cinta. Quedé en segundo lugar pero lo que recuerdo principalmente es el estar entusiasmado por poder entrar a un club cuando tan solo tenía 15 años. ¡De otra manera no podría haber entrado!

Comencé a pinchar en el Plant Bar cuando me mudé a Nueva York y fue donde conocí a toda la gente de DFA Records. Yo estuve abriendo en aquel local antes de que comenzaran las fiestas, a menudo de las 19h a las 22h de la noche. Estaba feliz de poder estar allí siendo menor de 21 años y tener bebidas gratis mientras veía a todos aquellos DJs actuando después. Tan solo estaba estudiando y analizándolo todo por aquel entonces.

Has hablado también en varias ocasiones de la influencia radiofónica inicial de Electrifying Mojo en Detroit o de Steinki en Nueva York. ¿Qué sentiste cuando tuviste en Beats In Space como primer invitado a DJ Food?

Aquello fue grandioso para mí. DJ Food tuvo un programa legendario junto a Coldcut en Solid Steel que escuchaba todo el rato. Tenerlo en mi espacio como primer invitado fue un sueño hecho realidad.

Hoy en día y con un programa de radio activo desde 1999, ¿te sigues inspirando todavía en todos estos maestros de la música en las ondas? Obviamente la aparición de Internet y las redes sociales lo ha cambiado todo, ¿pero cuáles son los cambios en cuanto a este medio que ves más decisivos en los últimos tiempos?

Ahora tienes muchas más estrellas de las redes sociales e influencers que no se preocupan suficientemente de la música, aunque creo que podríamos haber dicho lo mismo en el pasado sobre aquellos que tenían el mayor control manipulando la prensa en su favor. Es triste como funciona todo esto, pero es parte de la vida. A la gente le gusta mucho un buen “entertainer”.

Si alguien te preguntara por el secreto para tener un programa de radio con repercusión global, ¿qué le aconsejarías?

¡No sabría que decirle realmente! No empecé Beats In Space pensando en tener una repercusión global y todavía sigo pensando que mi influencia es limitada…

Hoy en día, con tantísima información a nuestro alrededor y la popularidad del coleccionismo de vinilos en auge, es todavía más difícil sorprender a la audiencia. ¿Cómo lo sigue consiguiendo Beats In Space?

Me gusta traer a diferentes tipos de DJs al show para inspirarme a mí y que puedan inspirar la música que quiero escuchar durante la semana. Si veo que todo el gremio o la escena habla de un DJ determinado, por supuesto estoy interesado en escucharle. Aunque prefiero buscar más profundamente y encontrar a alguien que pueda tener una perspectiva diferente. Esa es la parte divertida. De lo contrario, lo único que haría es seguir a todos los demás…

¿Dónde sueles comprar discos? ¿Sigues comprando en Nueva York en tiendas locales o buscas en tiendas a lo largo de tus actuaciones de DJ? ¿Qué es lo que buscas en un disco?

Me encanta ir todavía a tiendas de discos. A1 Records en Nueva York ha sido siempre mi favorita y parte de mi ritual semanal. Pero cuando estoy viajando voy a las tiendas que me recomiendan y encuentro en los diferentes sitios, por supuesto. Y también estoy constantemente buscando en la red: Discogs, YouTube, Bandcamp o donde sea que pueda encontrar lo que me interesa…

¿Has pensado alguna vez en trasladar BIS a una estación de radio más importante como la BBC Radio 1 o NTS Radio? ¿Has tenido ofertas al respecto en estos años?

¡Por supuesto que lo he pensado! Si te soy honesto, ninguna estación de radio ha mostrado ningún interés. He fracasado en varias ocasiones al intentar encontrar alguien en la BBC que le interesara. Actualmente la única emisora con la que hemos estado en contacto es NTS, algo que aprecio mucho viniendo de un proyecto así. Me acerco a los 20 años en WNYU, así que quizás es el momento para plantearse un cambio…

BIS está estrictamente dedicado a la música en vinilo. ¿Qué otros aspectos intervienen en la ética de tu espacio radiofónico? ¿Has pensado en algún momento en incorporar el streaming visual como Red Light Radio y otras plataformas similares?

No debería decir que solo pensamos estrictamente en el vinilo. No me importa el formato. Solo busco y me interesa la buena música. Algunas personas ya no pueden permitirse poner música en vinilo y eso no me impedirá invitarles o poner sus discos. No he optado por el streaming en vídeo porque pienso que ver a la mayoría de los DJs es realmente aburrido. ¡Escuchemos únicamente la música! Aunque entiendo que a la audiencia le guste ver detrás del escenario y lo que está pasando durante la actuación. Sin embargo, esa es una de las cosas más divertidas de la radio: no sabes lo que realmente está sucediendo en el estudio.

"Si veo que todo el gremio habla de un DJ determinado, por supuesto estoy interesado en escucharle. Aunque prefiero buscar más profundamente"

¿Cómo recuerdas ese momento en 2009 cuando decidiste convertir Beats In Space en un sello discográfico? ¿Qué es lo más difícil de gestionar un proyecto como ese? Hoy en día la gente compra más vinilos que en la última década, aunque aún es complicado que la audiencia de el paso para adquirir un producto en formato físico…

Después de diez años haciendo el programa de radio, quería dar un paso más, así que decidí fundar la discográfica. Es realmente inspirador lanzar un producto físico. Creo que es algo importante y si algo amo en esta vida es crear un producto musical combinando las visuales, las fundas del disco y todo lo que forma la referencia. Sin embargo, no diría que estamos más vendiendo ahora más discos que antes. Cada vez hay menos tiendas de discos y la gente paga por servicios de streaming como Spotify en lugar de comprar discos. Realmente no sé qué futuro le espera a las discográficas. Es un negocio muy difícil sin mucho retorno.

Permíteme volver a la cultura del diggin’ hoy. ¿Qué piensas del frenesí por la compra compulsiva de copias exclusivas y de todo el mercado de reediciones en vinilo que se está construyendo últimamente a nuestro alrededor? Tiene aspectos positivos obvios, pero ¿crees que hay algún aspecto negativo?

Siento tristeza por alguien que ha pasado años buscando discos y luego una de esas obras ha sido reeditada por alguien que los escuchó en alguna de sus sesiones. Eso definitivamente sucede y puede suceder en un programa de radio. Sin embargo, si vas a ser tan cauteloso y celoso con tus discos, mejor no seas DJ. Se supone que debes encontrar música nueva y hacer bailar a la gente. Si no quieres que alguien sepa qué es lo que estás incluyendo en tus sets o lo que estás escuchando, quédate en casa y pon los discos en tu estéreo. Sé feliz con eso. Es una realidad frustrante el negocio de los DJs…

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.