Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialdemocracia

He perdido la cuenta de las refundaciones, las escisiones y los cambios de liderazgo en la izquierda italiana, cada día más irrelevante. Sigo asombrado del declive de la izquierda francesa y es posible que el SPD continúe sin levantar cabeza. Portugal me suena a espejismo y Reino Unido tan solo es un sueño pendiente de concretar. No me vale la respuesta típica: estamos ante el declive de la socialdemocracia europea. Ese es el resultado y a mí lo que me interesa son las causas. Se trata de una crisis global de la izquierda que no se superará mientras la reflexión se siga realizando en clave de naciones-Estado. Cuando más necesaria es una visión global que dé respuesta a problemas globales, seguimos manteniendo el debate en casa, perdidos en cambios estatutarios y construcciones de liderazgos.— Carlos Espino. Guatiza (Lanzarote).

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.