Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
21 fotos

'Cómics existenciales' convierte a los filósofos en superhéroes y gente de lo más corriente

La editorial Stirner ha adaptado al castellano el webcomic de Corey Mohler, uno de los 'sites' más importantes de Filosofía. Compartimos y comentamos alguna de sus viñetas

  • 'Cómics existenciales' ofrece la oportunidad de disfrutar a través de sus páginas de mini relatos que pivotan con equilibrio, entre la reflexión sosegada y el chiste fácil. En la actual adaptación que la editorial Stirner ha hecho al castellano del webcomic original de Corey Mohler -un site que recibe más un millón de visitas por mes y es uno de los sitios web temáticos sobre filosofía más populares de Internet- se han reunido en un solo tomo y a todo color, más de cien de sus mejores tiras protagonizadas por los pensadores estrella de la Historia de la Filosofía. Como no podemos destripar cada una de las tiras, desde Stirner han tenido la amabilidad de dejarnos compartir y comentar algunas.
    1'Comics existenciales' 'Cómics existenciales' ofrece la oportunidad de disfrutar a través de sus páginas de mini relatos que pivotan con equilibrio, entre la reflexión sosegada y el chiste fácil. En la actual adaptación que la editorial Stirner ha hecho al castellano del webcomic original de Corey Mohler -un site que recibe más un millón de visitas por mes y es uno de los sitios web temáticos sobre filosofía más populares de Internet- se han reunido en un solo tomo y a todo color, más de cien de sus mejores tiras protagonizadas por los pensadores estrella de la Historia de la Filosofía. Como no podemos destripar cada una de las tiras, desde Stirner han tenido la amabilidad de dejarnos compartir y comentar algunas.
  • ¿De verdad podemos imaginar a Nietzsche de director de recursos humanos de una empresa? Mohler lo hace. Para Nietzsche la humanidad de su tiempo estaba entrando en una época de crisis, a medida que está “mataba a Dios”. Mientras la existencia de Dios fue creída como algo incuestionable, el sufrimiento era una especie de esperanza que formaba parte de un plan más alto. De repente tenemos a seres incapaces de entender su nacimiento y su muerte, comprender esta existencia después de la proclamada muerte de Dios era una tarea complicada. Igual de complicado que hacer que ese empleado que tiene proverbios animosos para cada día del año, comprenda que no hay esperanza que debe aceptar activamente la filosofía negadora de la vida. ¡Suerte con el rebelde Nietzsche!
    2Friedrich Nietzsche: Director de Recursos Humanos ¿De verdad podemos imaginar a Nietzsche de director de recursos humanos de una empresa? Mohler lo hace. Para Nietzsche la humanidad de su tiempo estaba entrando en una época de crisis, a medida que está “mataba a Dios”. Mientras la existencia de Dios fue creída como algo incuestionable, el sufrimiento era una especie de esperanza que formaba parte de un plan más alto. De repente tenemos a seres incapaces de entender su nacimiento y su muerte, comprender esta existencia después de la proclamada muerte de Dios era una tarea complicada. Igual de complicado que hacer que ese empleado que tiene proverbios animosos para cada día del año, comprenda que no hay esperanza que debe aceptar activamente la filosofía negadora de la vida. ¡Suerte con el rebelde Nietzsche!
  • Kierkegaard prueba el ácido. Lo flipa durante 4 viñetas en la última ya sin los colores fluorescentes: ¡ANGUSTIAAAAAAA!
    3Kierkegaard se va de rave Kierkegaard prueba el ácido. Lo flipa durante 4 viñetas en la última ya sin los colores fluorescentes: ¡ANGUSTIAAAAAAA!
  • Esto son cuatro filósofos alemanes, Carnap. Freud, Nietzsche y Karl Marx, jugando al Monopoly, pues mientras Freud analiza los motivos ocultos de porqué cada cual ha elegido una ficha determinada (ya sabéis que el coche es la más fálica de las piezas), Nietzsche haciendo gala de una voluntad férrea se afana por tener propiedades de todos los colores aunque no sea el objetivo del juego. Hasta que llega Marx que es un desastre para las finanzas personales y decide mirar el precio del juego al grito de ¡¡¡REVOLUCIÓN!!!
    4Los alemanes juegan al Monopoly Esto son cuatro filósofos alemanes, Carnap. Freud, Nietzsche y Karl Marx, jugando al Monopoly, pues mientras Freud analiza los motivos ocultos de porqué cada cual ha elegido una ficha determinada (ya sabéis que el coche es la más fálica de las piezas), Nietzsche haciendo gala de una voluntad férrea se afana por tener propiedades de todos los colores aunque no sea el objetivo del juego. Hasta que llega Marx que es un desastre para las finanzas personales y decide mirar el precio del juego al grito de ¡¡¡REVOLUCIÓN!!!
  • Leibniz y sus pelucas y la búsqueda del santo grial, además de la aparición estelar de Wittgenstein.
    5Y Leibniz con esos pelos Leibniz y sus pelucas y la búsqueda del santo grial, además de la aparición estelar de Wittgenstein.
  • 6Y Leibniz con esos pelos II 
  • Es sin duda una de mis tiras favoritas, hace referencia al genio maligno de Descartes de las Meditaciones Cartesianas, un experimento para dudar de absolutamente todo, de lo único que no parece dudar el bueno de Rene, o quizá también, es de la bondad de Dios. En el comic sin embargo, Dios y el genio maligno engañan a Descartes, le hacen incluso creer que existen las jirafas y los canguros. Dios y el genio maligno básicamente flipan con la ingenuidad del pobre Rene, se tiran de los pelos viendo lo panoli que es Descartes. El suspicaz Rene que se huele toda la tostada acaba escribiendo precisamente que todo es un engaño.
    7El genio de Descartes Es sin duda una de mis tiras favoritas, hace referencia al genio maligno de Descartes de las Meditaciones Cartesianas, un experimento para dudar de absolutamente todo, de lo único que no parece dudar el bueno de Rene, o quizá también, es de la bondad de Dios. En el comic sin embargo, Dios y el genio maligno engañan a Descartes, le hacen incluso creer que existen las jirafas y los canguros. Dios y el genio maligno básicamente flipan con la ingenuidad del pobre Rene, se tiran de los pelos viendo lo panoli que es Descartes. El suspicaz Rene que se huele toda la tostada acaba escribiendo precisamente que todo es un engaño.
  • 8Socra...mander 
  • Una parodia de la serie protagonizada por Simone Weil, Wollstonecraft, Anscombe y Beauvoir.
    9Filosofía en Nueva York Una parodia de la serie protagonizada por Simone Weil, Wollstonecraft, Anscombe y Beauvoir.
  • 10Filosofía en Nueva York II 
  • La viñeta dedicada a Mary Wollstonecraft, filósofa feminista del siglo XVIII y autora de Vindicación de los derechos de las mujeres, recuerda su enfrentamiento con Edmund Burke por defender que las mujeres deberían ser educadas igual que los hombres. Según cuentan las crónicas, ambos podrían ser tertulianos agresivos de cualquier televisión actual. Sus movidas son antológicas. Las opiniones de Wollstonecraft sobre la mujer e incluso la defensa que hizo de la Revolución Francesa fueron incompresibles para Burke, pero muy aceptadas para la sociedad, al menos hasta su muerte.
    11La vindicación de los derechos de Mary Wollstonecraft La viñeta dedicada a Mary Wollstonecraft, filósofa feminista del siglo XVIII y autora de Vindicación de los derechos de las mujeres, recuerda su enfrentamiento con Edmund Burke por defender que las mujeres deberían ser educadas igual que los hombres. Según cuentan las crónicas, ambos podrían ser tertulianos agresivos de cualquier televisión actual. Sus movidas son antológicas. Las opiniones de Wollstonecraft sobre la mujer e incluso la defensa que hizo de la Revolución Francesa fueron incompresibles para Burke, pero muy aceptadas para la sociedad, al menos hasta su muerte.
  • Tras su fallecimiento, su marido William Goldwin quiso mostrar la vida moderna que su mujer había llevado, pero provocó todo lo contrario: los hijos fuera del matrimonio, su ateísmo… La sociedad no estaba preparada para su forma de vivir y sus obras fueron condenadas al olvido. En el cómic podemos verla enfrentarse y vacilar a Burke, y cómo este se vale de su vida personal para desacreditarla. ¿Dos siglos después y seguimos exactamente igual?
    12La vindicación de los derechos de Mary Wollstonecraft II Tras su fallecimiento, su marido William Goldwin quiso mostrar la vida moderna que su mujer había llevado, pero provocó todo lo contrario: los hijos fuera del matrimonio, su ateísmo… La sociedad no estaba preparada para su forma de vivir y sus obras fueron condenadas al olvido. En el cómic podemos verla enfrentarse y vacilar a Burke, y cómo este se vale de su vida personal para desacreditarla. ¿Dos siglos después y seguimos exactamente igual?
  • 13La vindicación de los derechos de Mary Wollstonecraft III 
  • Siempre nos han hecho creer que la filosofía era cosa de señores, como el arte. En realidad, como todo. Sin embargo, en Comics existenciales han decidido darle a Simone de Beauvoir y a otras filósofas un protagonismo especial, el que se merecen. Simone es la que más páginas ocupa de todos los pensadores, la que más viñetas protagonizada directa o indirectamente. Aparece a lo largo de todo el cómic casi siempre al lado de sus compañeros existencialistas, cuestionando a Sartre y vacilando a Camus, y es a ella, a la que le dedican también un extra como mujer maravilla. La viñeta final de esta tira sirve para hacernos a la idea de la épica que envuelve esta parte del cómic. En ella vemos a Simone apuntando a la boca de Bentham, pitillo en boca: “Olvidaste una cosa Bentham-9000, uno no nace siendo el puto jefe, se convierte en el puto jefe”.
    14Terminator: las crónicas de Simone de Beauvoir Siempre nos han hecho creer que la filosofía era cosa de señores, como el arte. En realidad, como todo. Sin embargo, en Comics existenciales han decidido darle a Simone de Beauvoir y a otras filósofas un protagonismo especial, el que se merecen. Simone es la que más páginas ocupa de todos los pensadores, la que más viñetas protagonizada directa o indirectamente. Aparece a lo largo de todo el cómic casi siempre al lado de sus compañeros existencialistas, cuestionando a Sartre y vacilando a Camus, y es a ella, a la que le dedican también un extra como mujer maravilla. La viñeta final de esta tira sirve para hacernos a la idea de la épica que envuelve esta parte del cómic. En ella vemos a Simone apuntando a la boca de Bentham, pitillo en boca: “Olvidaste una cosa Bentham-9000, uno no nace siendo el puto jefe, se convierte en el puto jefe”.
  • 15Terminator: las crónicas de Simone de Beauvoir II 
  • 16Terminator: las crónicas de Simone de Beauvoir III 
  • 17Terminator: las crónicas de Simone de Beauvoir IV 
  • 18Los Medici en la era de Internet 
  • 19Los Medici en la era de Internet II 
  • 20Los Medici en la era de Internet III 

Más información