Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La versión online de Corea del Norte

Corea del Norte sigue siendo el país menos ‘conectado’ de la Tierra. El acceso global a internet es inimaginable para la mayoría y el precio por tratar de eludir las reglas del gobierno puede ser severo. Pero para Kim Jong-un la idea de una Corea del Norte más conectada también es atractiva

  • Bajo el régimen de los predecesores de Kim Jong Un, el flujo de información se controlaba principalmente a través de una red humana intensiva en recursos: la 'policía del pensamiento' del Ministerio de Seguridad del Estado, por ejemplo, o los emblemáticos controladores de tráfico de Pyongyang. En la foto, una pareja de norcoreanos utiliza un teléfono inteligente para fotografiar fuegos artificiales en la Plaza Kim Il Sung de Pyongyang, el 27 de julio de 2014.
    1Bajo el régimen de los predecesores de Kim Jong Un, el flujo de información se controlaba principalmente a través de una red humana intensiva en recursos: la 'policía del pensamiento' del Ministerio de Seguridad del Estado, por ejemplo, o los emblemáticos controladores de tráfico de Pyongyang. En la foto, una pareja de norcoreanos utiliza un teléfono inteligente para fotografiar fuegos artificiales en la Plaza Kim Il Sung de Pyongyang, el 27 de julio de 2014. AP
  • No obstante, Internet y los avances en la tecnología de la comunicación hicieron agujeros en esa estrategia, particularmente entre los más educados, los más jóvenes y los más ricos, el mismo segmento de la sociedad que podría ser una amenaza política. En la foto, estudiantes norcoreanos utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 17 de abril de 2017.
    2No obstante, Internet y los avances en la tecnología de la comunicación hicieron agujeros en esa estrategia, particularmente entre los más educados, los más jóvenes y los más ricos, el mismo segmento de la sociedad que podría ser una amenaza política. En la foto, estudiantes norcoreanos utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 17 de abril de 2017. AP
  • Hace una década, solo un pequeño grupo de funcionarios militares y del régimen selecto tenía acceso a teléfonos inteligentes. Ahora, de acuerdo con los informes financieros más recientes del proveedor principal, se estima que hay entre 2,5 y 3 millones de teléfonos móviles en Corea del Norte, un país de 25 millones. En la foto, un hombre utiliza un teléfono inteligente frente a los retratos de los fallecidos líderes norcoreanos Kim Il Sung (i) y Kim Jong Il (d), el 5 de mayo de 2015, en Pyongyang.
    3Hace una década, solo un pequeño grupo de funcionarios militares y del régimen selecto tenía acceso a teléfonos inteligentes. Ahora, de acuerdo con los informes financieros más recientes del proveedor principal, se estima que hay entre 2,5 y 3 millones de teléfonos móviles en Corea del Norte, un país de 25 millones. En la foto, un hombre utiliza un teléfono inteligente frente a los retratos de los fallecidos líderes norcoreanos Kim Il Sung (i) y Kim Jong Il (d), el 5 de mayo de 2015, en Pyongyang. AP
  • En la isla de Ssuk del río Taedong hay un edificio en forma de átomo. Es el Complejo Sci-Tech, un centro para la diseminación de información relacionada con la ciencia en todo el país. Alberga la biblioteca electrónica más grande de Corea del Norte, con más de 3.000 terminales donde los trabajadores de las fábricas participan en el teleaprendizaje, los niños miran dibujos animados y los estudiantes universitarios investigan. En la foto, el centro de ciencia y tecnología ubicado en la isla de Ssuk en una imagen sin fechar proporcionada por el gobierno de Corea del Norte.
    4En la isla de Ssuk del río Taedong hay un edificio en forma de átomo. Es el Complejo Sci-Tech, un centro para la diseminación de información relacionada con la ciencia en todo el país. Alberga la biblioteca electrónica más grande de Corea del Norte, con más de 3.000 terminales donde los trabajadores de las fábricas participan en el teleaprendizaje, los niños miran dibujos animados y los estudiantes universitarios investigan. En la foto, el centro de ciencia y tecnología ubicado en la isla de Ssuk en una imagen sin fechar proporcionada por el gobierno de Corea del Norte. AP
  • Los ordenadores del complejo Sci-Tech funcionan con el sistema operativo 'Estrella Roja', que fue desarrollado por el Centro de cómputo de Corea a partir de la codificación de código abierto de Linux. Red Star 3.0 tiene los widgets habituales: el navegador 'Naenara', el correo electrónico, un calendario y la configuración de zona horaria, incluso 'kPhoto' (con un ícono que se parece mucho a iPhoto). Las versiones anteriores presentaban una interfaz de usuario de Windows XP, pero ahora tiene un diseño más similar a Mac. En la foto, varias personas utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017.
    5Los ordenadores del complejo Sci-Tech funcionan con el sistema operativo 'Estrella Roja', que fue desarrollado por el Centro de cómputo de Corea a partir de la codificación de código abierto de Linux. Red Star 3.0 tiene los widgets habituales: el navegador 'Naenara', el correo electrónico, un calendario y la configuración de zona horaria, incluso 'kPhoto' (con un ícono que se parece mucho a iPhoto). Las versiones anteriores presentaban una interfaz de usuario de Windows XP, pero ahora tiene un diseño más similar a Mac. En la foto, varias personas utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. AP
  • Cualquier intento de cambiar sus funciones principales o desactivar las comprobaciones de virus da como resultado un ciclo de reinicio automático y los archivos descargados desde USB tienen una marca de agua para que las autoridades puedan identificar y rastrear actividades delictivas o subversivas. En la foto, Pak Sung Jin, un estudiante de posgrado en química trabaja en un ensayo en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. Si Pak necesita algo de Internet, los oficiales acreditados de la Universidad lo buscarán por él. Pak defiende la crítica oficial de que Internet ha sido contaminado por los imperialistas estadounidenses.
    6Cualquier intento de cambiar sus funciones principales o desactivar las comprobaciones de virus da como resultado un ciclo de reinicio automático y los archivos descargados desde USB tienen una marca de agua para que las autoridades puedan identificar y rastrear actividades delictivas o subversivas. En la foto, Pak Sung Jin, un estudiante de posgrado en química trabaja en un ensayo en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. Si Pak necesita algo de Internet, los oficiales acreditados de la Universidad lo buscarán por él. Pak defiende la crítica oficial de que Internet ha sido contaminado por los imperialistas estadounidenses. AP
  • Los teléfonos locales permiten a los norcoreanos llamar y enviar mensajes de texto, jugar juegos, navegar por la intranet nacional y acceder a algunos otros servicios. Pero no pueden recibir ni realizar llamadas a números fuera de esa red, es decir, del resto del mundo. Además, el uso de Wi-Fi está prohibido para los norcoreanos, y estrictamente restringido y monitoreado para bloquear el encubrimiento de las señales de los extranjeros. En la foto, un hombre habla por teléfono móvil en un tranvía eléctrico en el centro de Pyongyang, el 28 de julio de 2017.
    7Los teléfonos locales permiten a los norcoreanos llamar y enviar mensajes de texto, jugar juegos, navegar por la intranet nacional y acceder a algunos otros servicios. Pero no pueden recibir ni realizar llamadas a números fuera de esa red, es decir, del resto del mundo. Además, el uso de Wi-Fi está prohibido para los norcoreanos, y estrictamente restringido y monitoreado para bloquear el encubrimiento de las señales de los extranjeros. En la foto, un hombre habla por teléfono móvil en un tranvía eléctrico en el centro de Pyongyang, el 28 de julio de 2017. AP
  • Por lo tanto, al tiempo que mantienen sus tácticas de la vieja escuela sobre el terreno y hacen cumplir el apagón de Internet global, los funcionarios de Corea del Norte han aprendido a adaptarse utilizando los dispositivos en línea como una herramienta más para la vigilancia. En la foto, estudiantes norcoreanos utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017.
    8Por lo tanto, al tiempo que mantienen sus tácticas de la vieja escuela sobre el terreno y hacen cumplir el apagón de Internet global, los funcionarios de Corea del Norte han aprendido a adaptarse utilizando los dispositivos en línea como una herramienta más para la vigilancia. En la foto, estudiantes norcoreanos utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. AP
  • Los médicos pueden consultar a través de videoconferencias en línea, y las conferencias en la prestigiosa Universidad Kim Il Sung se transmiten en fábricas lejanas y comunas agrícolas. La gente usa diccionarios en línea y se mandan mensajes de texto en sus teléfonos inteligentes. En las carteras de los privilegiados están las tarjetas 'Jonsong' o 'Narae' para compras electrónicas y banca en línea. Pero todo esto es posible solamente a través de una intranet extremadamente controlada. En la foto, un hombre lee el periódico local mientras otros navegan por el sistema de Intranet en la Gran Casa de Estudio Popular de Pyongyang, el 24 de julio de 2017.
    9Los médicos pueden consultar a través de videoconferencias en línea, y las conferencias en la prestigiosa Universidad Kim Il Sung se transmiten en fábricas lejanas y comunas agrícolas. La gente usa diccionarios en línea y se mandan mensajes de texto en sus teléfonos inteligentes. En las carteras de los privilegiados están las tarjetas 'Jonsong' o 'Narae' para compras electrónicas y banca en línea. Pero todo esto es posible solamente a través de una intranet extremadamente controlada. En la foto, un hombre lee el periódico local mientras otros navegan por el sistema de Intranet en la Gran Casa de Estudio Popular de Pyongyang, el 24 de julio de 2017. AP
  • Pyongyang apuesta por un sistema donde la élite de confianza puede navegar por Internet con relativa libertad mientras que las masas se mantienen dentro de una intranet nacional minuciosamente vigilada y construida en parte con software robado. En la foto, varias personas utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. En la foto, un hombre usa su teléfono inteligente en Pyongyang, el 5 de mayo de 2015.
    10Pyongyang apuesta por un sistema donde la élite de confianza puede navegar por Internet con relativa libertad mientras que las masas se mantienen dentro de una intranet nacional minuciosamente vigilada y construida en parte con software robado. En la foto, varias personas utilizan ordenadores en el Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. En la foto, un hombre usa su teléfono inteligente en Pyongyang, el 5 de mayo de 2015. AP
  • Los expertos externos creen que un programa similar al que Apple usa en su OS X y iOS es la base de la trampa explosiva que frustra los intentos de desactivar las funciones de seguridad en Red Star. En la foto, la página principal de la web del Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017.
    11Los expertos externos creen que un programa similar al que Apple usa en su OS X y iOS es la base de la trampa explosiva que frustra los intentos de desactivar las funciones de seguridad en Red Star. En la foto, la página principal de la web del Complejo Sci-Tech de Pyongyang, el 16 de junio de 2017. AP
  • También hay una fuerte evidencia de que Corea del Norte permite a las personas involucradas en el pirateo informático o las operaciones cibernéticas el acceso necesario para un compromiso profundo con los ciberataques y el cibercrimen. En la foto, varias personas observan la tableta Samjiyon producida para el mercado de Corea del Norte en venta en la 16ª Feria Internacional de Primavera de Pyongyang, el 15 de mayo de 2013.
    12También hay una fuerte evidencia de que Corea del Norte permite a las personas involucradas en el pirateo informático o las operaciones cibernéticas el acceso necesario para un compromiso profundo con los ciberataques y el cibercrimen. En la foto, varias personas observan la tableta Samjiyon producida para el mercado de Corea del Norte en venta en la 16ª Feria Internacional de Primavera de Pyongyang, el 15 de mayo de 2013. AP
  • Según el FBI, los ataques más graves de Corea del Norte incluyen el reciente 'WannaCry' ransomware, que infectó cientos de miles de computadoras en mayo y paralizó partes del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña. Se ha relacionado con ataques al banco central de Bangladés el año pasado y a bancos en Corea del Sur desde 2013. También se produjo el hackeo de 2014 de Sony Pictures con el lanzamiento de 'The Interview', una comedia negra que retrató gráficamente a un Kim Jong Un muerto. En la foto, empleados de la Agencia de Internet y Seguridad de Corea en Seúl (Corea del Sur) monitorean posibles ataques cibernéticos de randsomware, el 15 de mayo de 2017.
    13Según el FBI, los ataques más graves de Corea del Norte incluyen el reciente 'WannaCry' ransomware, que infectó cientos de miles de computadoras en mayo y paralizó partes del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña. Se ha relacionado con ataques al banco central de Bangladés el año pasado y a bancos en Corea del Sur desde 2013. También se produjo el hackeo de 2014 de Sony Pictures con el lanzamiento de 'The Interview', una comedia negra que retrató gráficamente a un Kim Jong Un muerto. En la foto, empleados de la Agencia de Internet y Seguridad de Corea en Seúl (Corea del Sur) monitorean posibles ataques cibernéticos de randsomware, el 15 de mayo de 2017. AP