Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho libros de esta semana

Roberto Saviano, Edurne Portela, Íñigo Errejón y Almudena Grandes, entre los autores destacados

  • "El doble' (La doublure), novela en alejandrinos pareados, se publicó en 1897, cuando Roussel tenía 20 años. Tiempo después le diría al neurólogo Pirre Janet que la escribió en un estado de éxtasis, sintiéndose un semejante de Shakespeare y Dante: “Lo que escribo irradia un gran resplandor; cierro las cortinas porque temo que la más ligera rendija deje escapar los rayos que salen de mi pluma”. Janet incluyó el testimonio en' De l’angoisse à l’extase' (1926), un estudio sobre los estados místicos y extáticos; la presente edición de 'El doble' incluye, como epílogo, ese capítulo. Pero 'El doble' no obtuvo la menor resonancia, como iba a pasar prácticamente con toda la obra de Roussel; fue el inicio de la depresión y el consumo de opiáceos que duraría hasta su muerte (por suicidio o sobredosis) en un hotel de Palermo, en 1933. Por EDGARDO DOBRY
    1Bienvenidos al mundo duplicado "El doble' (La doublure), novela en alejandrinos pareados, se publicó en 1897, cuando Roussel tenía 20 años. Tiempo después le diría al neurólogo Pirre Janet que la escribió en un estado de éxtasis, sintiéndose un semejante de Shakespeare y Dante: “Lo que escribo irradia un gran resplandor; cierro las cortinas porque temo que la más ligera rendija deje escapar los rayos que salen de mi pluma”. Janet incluyó el testimonio en' De l’angoisse à l’extase' (1926), un estudio sobre los estados místicos y extáticos; la presente edición de 'El doble' incluye, como epílogo, ese capítulo. Pero 'El doble' no obtuvo la menor resonancia, como iba a pasar prácticamente con toda la obra de Roussel; fue el inicio de la depresión y el consumo de opiáceos que duraría hasta su muerte (por suicidio o sobredosis) en un hotel de Palermo, en 1933. Por EDGARDO DOBRY Wunderkammer Ir a noticia
  • "Es al final de su ensayo 'El eco de los disparos' donde Edurne Portela cede la confidencia más cruda de todo el libro (aparte del asesinato de su pediatra, Santi Brouard, escuchado a la hora de la cena en las noticias de la tele): no sabe cómo acometer el relato de sus encuentros privados con un exmiembro de ETA que asegura haber rechazado siempre la violencia, que ha vivido una larga condena de cárcel y mantiene trato con algunos otros etarras que no han asumido el final de la acción armada. El problema es de forma literaria porque no consigue escapar de la “versión Disney” de lo que de veras quiere contar, pero es también civil y ético: están todavía vivos los riesgos de contar de más. Quizá nadie sabe bien cómo cumplir las consignas de Milan Kundera, de Kafka o de Steiner para incomodar al lector con lo que no sabe, en lugar de ratificarle en lo que sabe. Mejor la ausencia, sin embargo, aspira a ello, a la autocrítica individual y colectiva, a conocer el modo de participación que cada cual y cada familia tuvo porque fue asunto de todos". Por JORDI GRACIA
    2Desde dentro "Es al final de su ensayo 'El eco de los disparos' donde Edurne Portela cede la confidencia más cruda de todo el libro (aparte del asesinato de su pediatra, Santi Brouard, escuchado a la hora de la cena en las noticias de la tele): no sabe cómo acometer el relato de sus encuentros privados con un exmiembro de ETA que asegura haber rechazado siempre la violencia, que ha vivido una larga condena de cárcel y mantiene trato con algunos otros etarras que no han asumido el final de la acción armada. El problema es de forma literaria porque no consigue escapar de la “versión Disney” de lo que de veras quiere contar, pero es también civil y ético: están todavía vivos los riesgos de contar de más. Quizá nadie sabe bien cómo cumplir las consignas de Milan Kundera, de Kafka o de Steiner para incomodar al lector con lo que no sabe, en lugar de ratificarle en lo que sabe. Mejor la ausencia, sin embargo, aspira a ello, a la autocrítica individual y colectiva, a conocer el modo de participación que cada cual y cada familia tuvo porque fue asunto de todos". Por JORDI GRACIA GALAXIA GUTENBERG Ir a noticia
  • "El coraje y el ejercicio del periodismo al servicio de la verdad contada a la gente llevaron a Roberto Saviano (Nápoles, 1979) a su particular fetua. Si Salman Rushdie tiene aún tantas décadas después la suya de índole islamista radical, la de Saviano es por parte de la Camorra napolitana, en concreto del clan de los Casaleses. Probablemente si ese libro, 'Gomorra' (2006), no hubiera tenido la más mínima repercusión, la fetua no hubiera existido o se hubiera diluido. Pero el éxito fue tremendo, en su país y fuera de sus fronteras, un acontecimiento internacional dando lugar a película, serie televisiva y determinando que Saviano estuviera en dos burbujas, la de la fama y la de la protección policial. 'Gomorra' y de manera menos brillante en sus siguientes libros, también publicados por Anagrama, 'Vente conmigo' y' CeroCeroCero', ilustraba ese híbrido de periodismo novelado. Los datos son ciertos, los personajes reconocibles y asimilables y las escenas coreografiadas. Un narcocorrido sin música". Por CARLOS ZANÓN
    3Nápoles ahora es de los niños "El coraje y el ejercicio del periodismo al servicio de la verdad contada a la gente llevaron a Roberto Saviano (Nápoles, 1979) a su particular fetua. Si Salman Rushdie tiene aún tantas décadas después la suya de índole islamista radical, la de Saviano es por parte de la Camorra napolitana, en concreto del clan de los Casaleses. Probablemente si ese libro, 'Gomorra' (2006), no hubiera tenido la más mínima repercusión, la fetua no hubiera existido o se hubiera diluido. Pero el éxito fue tremendo, en su país y fuera de sus fronteras, un acontecimiento internacional dando lugar a película, serie televisiva y determinando que Saviano estuviera en dos burbujas, la de la fama y la de la protección policial. 'Gomorra' y de manera menos brillante en sus siguientes libros, también publicados por Anagrama, 'Vente conmigo' y' CeroCeroCero', ilustraba ese híbrido de periodismo novelado. Los datos son ciertos, los personajes reconocibles y asimilables y las escenas coreografiadas. Un narcocorrido sin música". Por CARLOS ZANÓN ANAGRAMA Ir a noticia
  • "Perturbadora novela cuyo tema medular es la guerra, escrita con una mezcla de indagación psicológica y ensayo histórico. Sesiones de terapia, a raíz de la experiencia del paciente de haberse librado de una masacre, se mezclan con el clima de amenaza exterior y la investigación sobre el uso de perros en la guerra, convertidos en “armas de hostigamiento”. Los diversos bloques, con cambios de voz, emocional o de reflexión antropológica, con citas de Valéry, Sebald, Bernhard, retentiva de horribles hechos de viejas guerras y baile de fechas, produce una estructura que parece responder a la reclamación de la escritura de ordenar el caos. Así se expresa el paciente en su diario, y la novela se propone conformar “una imagen del miedo” a partir del primer recuerdo sobre la guerra, evocación que “no es una vivencia real” del paciente, pero que “ha sido durante años una fuente inagotable de terror”. En 'Animal doméstico' la lectura se ve obligada a bifurcarse por los sucesivos hilos de una memoria que amontona agravios y temores, un recuerdo que no puede compadecerse de sí mismo al sentir que “la guerra se conjuga siempre en tiempo presente”. Por FRANCISCO SOLANO
    4Imagen del miedo "Perturbadora novela cuyo tema medular es la guerra, escrita con una mezcla de indagación psicológica y ensayo histórico. Sesiones de terapia, a raíz de la experiencia del paciente de haberse librado de una masacre, se mezclan con el clima de amenaza exterior y la investigación sobre el uso de perros en la guerra, convertidos en “armas de hostigamiento”. Los diversos bloques, con cambios de voz, emocional o de reflexión antropológica, con citas de Valéry, Sebald, Bernhard, retentiva de horribles hechos de viejas guerras y baile de fechas, produce una estructura que parece responder a la reclamación de la escritura de ordenar el caos. Así se expresa el paciente en su diario, y la novela se propone conformar “una imagen del miedo” a partir del primer recuerdo sobre la guerra, evocación que “no es una vivencia real” del paciente, pero que “ha sido durante años una fuente inagotable de terror”. En 'Animal doméstico' la lectura se ve obligada a bifurcarse por los sucesivos hilos de una memoria que amontona agravios y temores, un recuerdo que no puede compadecerse de sí mismo al sentir que “la guerra se conjuga siempre en tiempo presente”. Por FRANCISCO SOLANO CABALLO DE TROYA Ir a noticia
  • "Las galaxias caníbales, aquellas colonias megalosaurias de gases primordiales que devoraban a galaxias más pequeñas, y una vez concluido el banquete, la víctima continuaba rotando —mezcla de Jonás y derviche— dentro del caníbal mientras la galaxia-ogro, ya saciada y somnolienta, con su gaseoso vientre expandido, dejaba de girar para siempre: quedaba inmóvil como si estuviese digiriendo la muerte misma”.Joseph Grill, el astrónomo, era un muchacho judío inmigrante en París, que acudía a la escuela, que después barría y fregaba la pescadería de su padre y que, por último, en la trastienda, ordenaba las sillas a la espera del rabino Pult. Un día se siente atraído por un edificio singular y entra en él; no sabe que es el Museo Carnavalet y que fue la residencia de Madame de Sévigné. En él, la imagen de la dama le impresiona grandemente y, más tarde, cuando ya es un joven estudiante universitario, queda impactado por la pasión irracional de la dama hacia su mediocre hija a la que escribe sin cesar. Con un amigo de juventud, Claude, visita en Londres a un escritor de fama llamado Korceniowski que le augura: “Estás del lado de Deméter, aunque lo niegues. Serás maestro. Te casarás”. Finalmente, tras volver a aislarse, decide dejar de estudiar las humanidades para dedicarse a las estrellas. Se hará astrónomo. Pero los nazis invaden Francia, su familia desaparece, unas monjas lo esconden, luego unos granjeros, finalmente llega a Estados Unidos y allí, ayudado por una rica filántropa, llega a ser el director de la escuela primaria Edmund Flegg. Un pasaje del Talmud, el mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela, es el sustento de su nueva dedicación". Por JOSÉ MARÍA GUELBENZU
    5El maestro astrónomo "Las galaxias caníbales, aquellas colonias megalosaurias de gases primordiales que devoraban a galaxias más pequeñas, y una vez concluido el banquete, la víctima continuaba rotando —mezcla de Jonás y derviche— dentro del caníbal mientras la galaxia-ogro, ya saciada y somnolienta, con su gaseoso vientre expandido, dejaba de girar para siempre: quedaba inmóvil como si estuviese digiriendo la muerte misma”.Joseph Grill, el astrónomo, era un muchacho judío inmigrante en París, que acudía a la escuela, que después barría y fregaba la pescadería de su padre y que, por último, en la trastienda, ordenaba las sillas a la espera del rabino Pult. Un día se siente atraído por un edificio singular y entra en él; no sabe que es el Museo Carnavalet y que fue la residencia de Madame de Sévigné. En él, la imagen de la dama le impresiona grandemente y, más tarde, cuando ya es un joven estudiante universitario, queda impactado por la pasión irracional de la dama hacia su mediocre hija a la que escribe sin cesar. Con un amigo de juventud, Claude, visita en Londres a un escritor de fama llamado Korceniowski que le augura: “Estás del lado de Deméter, aunque lo niegues. Serás maestro. Te casarás”. Finalmente, tras volver a aislarse, decide dejar de estudiar las humanidades para dedicarse a las estrellas. Se hará astrónomo. Pero los nazis invaden Francia, su familia desaparece, unas monjas lo esconden, luego unos granjeros, finalmente llega a Estados Unidos y allí, ayudado por una rica filántropa, llega a ser el director de la escuela primaria Edmund Flegg. Un pasaje del Talmud, el mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela, es el sustento de su nueva dedicación". Por JOSÉ MARÍA GUELBENZU MARDULCE Ir a noticia
  • "Con 'Coreografías espirituales', Carlos Labbé (Chile, 1977) sigue adentrándose en una propuesta que une la audacia en la experimentación formal con una escritura de rara densidad, una prosa envolvente y musical que en este caso está muy afinada con la trama de la novela. Alguien escribe en una pantalla, con movimientos de sus pupilas, la historia de un grupo musical en los años ochenta y noventa. El Grupo, el Proyecto de Banda, Cuero son los apelativos que las distintas voces narrativas utilizan para nombrarlo. La compleja estructura está articulada sobre la alternancia entre el texto en cursiva que va escribiéndose en la pantalla a golpes de ojo y sucesivas correcciones que son más que eso. Se siente la tentación de nombrarlas como variaciones, pero, en este caso, de una considerable libertad interpretativa. La reformulación del relato es múltiple y cada coreografía tiene su propio ritmo y espacio". Por RODRIGO PINTO
    6Fuera de texto "Con 'Coreografías espirituales', Carlos Labbé (Chile, 1977) sigue adentrándose en una propuesta que une la audacia en la experimentación formal con una escritura de rara densidad, una prosa envolvente y musical que en este caso está muy afinada con la trama de la novela. Alguien escribe en una pantalla, con movimientos de sus pupilas, la historia de un grupo musical en los años ochenta y noventa. El Grupo, el Proyecto de Banda, Cuero son los apelativos que las distintas voces narrativas utilizan para nombrarlo. La compleja estructura está articulada sobre la alternancia entre el texto en cursiva que va escribiéndose en la pantalla a golpes de ojo y sucesivas correcciones que son más que eso. Se siente la tentación de nombrarlas como variaciones, pero, en este caso, de una considerable libertad interpretativa. La reformulación del relato es múltiple y cada coreografía tiene su propio ritmo y espacio". Por RODRIGO PINTO Periférica Ir a noticia
  • "En la nueva novela de Almudena Grandes (y cuarto volumen del ciclo titulado 'Episodios de una guerra interminable'), 'Los pacientes del doctor García', se reúnen todas las características directrices que operan en su ciclo novelístico. El primer término del título general ya indica la procedencia del proyecto galdosiano de la autora madrileña. La referencia a “una guerra interminable”, a su vez, nos enseña el propósito moral e ideológico del ciclo, que no es otro que mostrarnos que en España la guerra no terminó donde parece que terminó.La publicidad del libro hace referencia al género de espías. Pero no hay exactamente espías profesionales; hay más bien gente que hace de espía, la que la coyuntura política, la de un bando y la del otro, le obliga. Que ello sea así no disminuye su inmenso atractivo e interés; que siempre se asientan en la complejidad humana y moral de sus personajes y en su manera de narrar y contar". Por J. ERNESTO AYALA-DIP
    7La guerra no terminó donde parece "En la nueva novela de Almudena Grandes (y cuarto volumen del ciclo titulado 'Episodios de una guerra interminable'), 'Los pacientes del doctor García', se reúnen todas las características directrices que operan en su ciclo novelístico. El primer término del título general ya indica la procedencia del proyecto galdosiano de la autora madrileña. La referencia a “una guerra interminable”, a su vez, nos enseña el propósito moral e ideológico del ciclo, que no es otro que mostrarnos que en España la guerra no terminó donde parece que terminó.La publicidad del libro hace referencia al género de espías. Pero no hay exactamente espías profesionales; hay más bien gente que hace de espía, la que la coyuntura política, la de un bando y la del otro, le obliga. Que ello sea así no disminuye su inmenso atractivo e interés; que siempre se asientan en la complejidad humana y moral de sus personajes y en su manera de narrar y contar". Por J. ERNESTO AYALA-DIP Tusquets Ir a noticia
  • "José María Lassalle ha escrito un ensayo breve, ágil y vigoroso dedicado a combatir la que en su opinión es la principal amenaza para las democracias contemporáneas, un fantasma de contornos imprecisos que en los últimos años inspira ríos de tinta, gruesos titu­lares y cataratas de adjetivos: el fantasma del populismo. Con un buen olfato intelectual y un explícito compromiso liberal y conservador, Lassalle diagnostica la discusión fundamental de nuestros días: para sectores cada vez más amplios de nuestras sociedades, las certezas de antaño, las promesas de seguridad y prosperidad, están hoy rotas y se han llevado por delante con ellas la confianza de los gobernados en las élites políticas y económicas. A partir de aquí, y todo en virtud del combate de la demagogia y las “bajas pasiones”, Lassalle no escatima en recursos e imágenes para que compartamos su inquietud: “Entre los escombros de la fe en el progreso (…) repta silenciosa y oculta a los ojos de la opinión pública la serpiente de un populismo que puede convertirse en la columna vertebral de un nuevo leviatán totalitario”. Casi nada. A lo largo del ensayo, la ausencia de demostraciones empíricas que permitan contrastar la encendida prosa con la realidad es compensada por más andanadas retóricas, hasta dibujar un paisaje tenebroso en el que causas y consecuencias se confunden". Por ÍÑIGO ERREJÓN
    8Artillería intelectual contra el populismo "José María Lassalle ha escrito un ensayo breve, ágil y vigoroso dedicado a combatir la que en su opinión es la principal amenaza para las democracias contemporáneas, un fantasma de contornos imprecisos que en los últimos años inspira ríos de tinta, gruesos titu­lares y cataratas de adjetivos: el fantasma del populismo. Con un buen olfato intelectual y un explícito compromiso liberal y conservador, Lassalle diagnostica la discusión fundamental de nuestros días: para sectores cada vez más amplios de nuestras sociedades, las certezas de antaño, las promesas de seguridad y prosperidad, están hoy rotas y se han llevado por delante con ellas la confianza de los gobernados en las élites políticas y económicas. A partir de aquí, y todo en virtud del combate de la demagogia y las “bajas pasiones”, Lassalle no escatima en recursos e imágenes para que compartamos su inquietud: “Entre los escombros de la fe en el progreso (…) repta silenciosa y oculta a los ojos de la opinión pública la serpiente de un populismo que puede convertirse en la columna vertebral de un nuevo leviatán totalitario”. Casi nada. A lo largo del ensayo, la ausencia de demostraciones empíricas que permitan contrastar la encendida prosa con la realidad es compensada por más andanadas retóricas, hasta dibujar un paisaje tenebroso en el que causas y consecuencias se confunden". Por ÍÑIGO ERREJÓN Debate Ir a noticia