Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las peores adaptaciones de Stephen King

Por muy buena que fuera la novela, si el director o los actores pincharon en hueso, el público dio la espalda a estas películas

  • Hay una torre, hay un pistolero y hay un hombre de negro. Eso es en lo único que se parece a la colosal saga de ocho libros que King escribió. Una película de aventuras genérica, con sus chistes malos, sus frases pseudoprofundas y sus planos a cámara lenta que resulta imposible de distinguir del resto de superproducciones que Hollywood nos tira a la cara cada verano. Lo más ofensivo de 'La torre oscura' es lo evidente que resulta que nadie quería estar ahí: Idris Elba y Matthew McConaughey lo apuestan todo a sus ceños fruncidos, las peleas suceden de noche para disimular los efectos visuales torticeros, el montaje con escenas rodadas a posteriori es una chapuza y el guión ignora por completo los libros de King (son ocho: por probabilidad, cabría esperar que tomase ideas de alguno de ellos) para tirar por los clichés del taquillazo fácil de ver y aún más fácil de olvidar. Nadie fue a verla. El público, a veces, huele la podredumbre a distancia.
    1‘La torre oscura’ (Nicolaj Arcel, 2017) Hay una torre, hay un pistolero y hay un hombre de negro. Eso es en lo único que se parece a la colosal saga de ocho libros que King escribió. Una película de aventuras genérica, con sus chistes malos, sus frases pseudoprofundas y sus planos a cámara lenta que resulta imposible de distinguir del resto de superproducciones que Hollywood nos tira a la cara cada verano. Lo más ofensivo de 'La torre oscura' es lo evidente que resulta que nadie quería estar ahí: Idris Elba y Matthew McConaughey lo apuestan todo a sus ceños fruncidos, las peleas suceden de noche para disimular los efectos visuales torticeros, el montaje con escenas rodadas a posteriori es una chapuza y el guión ignora por completo los libros de King (son ocho: por probabilidad, cabría esperar que tomase ideas de alguno de ellos) para tirar por los clichés del taquillazo fácil de ver y aún más fácil de olvidar. Nadie fue a verla. El público, a veces, huele la podredumbre a distancia.
  • A grandes rasgos, esta es una película sobre un señor que está intentando dejar de fumar y lo lleva regular. Un 'thriller' con sorpresa al final que resulta imposible que sorprenda a nadie porque en cada escena te están dando pistas de lo que va a pasar. La década de los 2000 se caracteriza por películas que parecían azules, héroes deprimidos y giros argumentales de "nada es lo que parece". El problema es que 'La ventana secreta' es exactamente lo que parece: una película que se cree mucho más ingeniosa de lo que realmente es. A Johnny Depp no podría importarle menos nada de lo que sucede en ella. A nosotros tampoco.
    2‘La ventana secreta’ (David Koepp, 2007) A grandes rasgos, esta es una película sobre un señor que está intentando dejar de fumar y lo lleva regular. Un 'thriller' con sorpresa al final que resulta imposible que sorprenda a nadie porque en cada escena te están dando pistas de lo que va a pasar. La década de los 2000 se caracteriza por películas que parecían azules, héroes deprimidos y giros argumentales de "nada es lo que parece". El problema es que 'La ventana secreta' es exactamente lo que parece: una película que se cree mucho más ingeniosa de lo que realmente es. A Johnny Depp no podría importarle menos nada de lo que sucede en ella. A nosotros tampoco.