Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rincón del Lector: “‘L'estaca’ va camino de convertirse en el estacazo”

El diputado Lluís Llach pide sanciones a quienes no secunden la “desconexión” de Cataluña. Los lectores de EL PAÍS opinan sobre ello mediante sus cartas al director

  • Leo, estupefacta, la noticia de que la Generalitat “sancionará a los funcionarios que no acaten la ley de desconexión” y que “muchos de ellos sufrirán” si cumplen con la legalidad del Estado. Así lo asegura, con total tranquilidad, Lluís Llach, diputado de Junts pel Sí. No sé qué me provoca mayor indignación, si lo aberrante de la noticia o la hipocresía de los que la promulgan. Esos que presumen de liberales, “izquierdistas”, demócratas y tolerantes. Que gritan “libertad” pero que no tienen inconveniente en oprimir a otros para conseguir su objetivo. En Cataluña hace tiempo que se trabaja por y para un único objetivo, y no importa lo que el 50% de su población haya manifestado en las urnas. Ellos lo llaman democracia y derecho a decidir; yo vergüenza y prepotencia.
    1Leo, estupefacta, la noticia de que la Generalitat “sancionará a los funcionarios que no acaten la ley de desconexión” y que “muchos de ellos sufrirán” si cumplen con la legalidad del Estado. Así lo asegura, con total tranquilidad, Lluís Llach, diputado de Junts pel Sí. No sé qué me provoca mayor indignación, si lo aberrante de la noticia o la hipocresía de los que la promulgan. Esos que presumen de liberales, “izquierdistas”, demócratas y tolerantes. Que gritan “libertad” pero que no tienen inconveniente en oprimir a otros para conseguir su objetivo. En Cataluña hace tiempo que se trabaja por y para un único objetivo, y no importa lo que el 50% de su población haya manifestado en las urnas. Ellos lo llaman democracia y derecho a decidir; yo vergüenza y prepotencia. EFE
  • Mi hija se llama Laura en honor a una de las más bellas canciones que he oído en cualquier lengua, en este caso en catalán; idioma que fue perseguido y reprimido igual que lo fueron la mayoría de personas que, con independencia de su lengua vernácula, habitaron este país durante los ominosos 40 años de dictadura totalitaria fascista que arruinó tantas cosas, también la cultura y lengua de sus pueblos. Por eso me produce una inmensa tristeza ver en qué ha devenido el, para mí, más insigne representante de la ‘nova cançó’. Su condición de vocero del más rancio irredentismo, con veladas amenazas a quien no secunde el delirio secesionista, solo puede conducir a la más deprimente melancolía.
    2Mi hija se llama Laura en honor a una de las más bellas canciones que he oído en cualquier lengua, en este caso en catalán; idioma que fue perseguido y reprimido igual que lo fueron la mayoría de personas que, con independencia de su lengua vernácula, habitaron este país durante los ominosos 40 años de dictadura totalitaria fascista que arruinó tantas cosas, también la cultura y lengua de sus pueblos. Por eso me produce una inmensa tristeza ver en qué ha devenido el, para mí, más insigne representante de la ‘nova cançó’. Su condición de vocero del más rancio irredentismo, con veladas amenazas a quien no secunde el delirio secesionista, solo puede conducir a la más deprimente melancolía.
  • El diputado Lluís Llach del Parlament de Catalunya amenaza a los funcionarios de la Generalitat que no acaten la ley de desconexión con el resto de España que los independentistas buscan aprobar en dicho parlamento. Así es más un rancio comisario político que mete miedo a quien no obedezca una "ley" por la que, a su vez, desobedecerá la legalidad democrática en vigor. Uno se queda con el cantautor Lluís Llach que, por ejemplo, cantó a capela ‘L'Estaca’ en la Puerta del Sol de Madrid por la paz y contra la guerra de Irak.
    3El diputado Lluís Llach del Parlament de Catalunya amenaza a los funcionarios de la Generalitat que no acaten la ley de desconexión con el resto de España que los independentistas buscan aprobar en dicho parlamento. Así es más un rancio comisario político que mete miedo a quien no obedezca una "ley" por la que, a su vez, desobedecerá la legalidad democrática en vigor. Uno se queda con el cantautor Lluís Llach que, por ejemplo, cantó a capela ‘L'Estaca’ en la Puerta del Sol de Madrid por la paz y contra la guerra de Irak. EL PAÍS
  • Cuesta creer que sea la misma persona quien compuso ‘Campanadas a muerte’, en los estertores del franquismo, y quien ahora vaticina que "muchos sufrirán" refiriéndose a los funcionarios que no obedezcan las órdenes ilegales y antidemocráticas de la Generalitat de Cataluña para la desconexión del Estado español. Debe ser cierto lo que se dice de la volubilidad de las musas.
    4Cuesta creer que sea la misma persona quien compuso ‘Campanadas a muerte’, en los estertores del franquismo, y quien ahora vaticina que "muchos sufrirán" refiriéndose a los funcionarios que no obedezcan las órdenes ilegales y antidemocráticas de la Generalitat de Cataluña para la desconexión del Estado español. Debe ser cierto lo que se dice de la volubilidad de las musas. EFE
  • Para aquellos funcionarios y ciudadanos catalanes a los que Lluís Llach ha amenazado con algún tipo de castigo, sanción, condena o represalia si se muestran desafectos al régimen separatista cuando se produzca eventualmente la desconexión de Cataluña, les traigo una frase del gran Quevedo: "no he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo". Tras el intolerable aviso intimidatorio de Llach quiero añadir que cada día que pasa está más claro que una Cataluña independiente se convertiría en cuestión de horas o días en una tiranía para los catalanes no separatistas.
    5Para aquellos funcionarios y ciudadanos catalanes a los que Lluís Llach ha amenazado con algún tipo de castigo, sanción, condena o represalia si se muestran desafectos al régimen separatista cuando se produzca eventualmente la desconexión de Cataluña, les traigo una frase del gran Quevedo: "no he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo". Tras el intolerable aviso intimidatorio de Llach quiero añadir que cada día que pasa está más claro que una Cataluña independiente se convertiría en cuestión de horas o días en una tiranía para los catalanes no separatistas. EFE
  • Leyendo a Lluís Llach se comprende que 'L'Estaca' va camino de convertirse en el estacazo. ¡Qué cañí y patriótico lo suyo! _____________________________________________ ¿Quién nos iba a decir cuando en plena transición escuchábamos embelesados a Lluís Llach cantar a la libertad que un día amenazaría a los funcionarios catalanes con utilizar la estaca? La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida.
    6Leyendo a Lluís Llach se comprende que 'L'Estaca' va camino de convertirse en el estacazo. ¡Qué cañí y patriótico lo suyo! _____________________________________________ ¿Quién nos iba a decir cuando en plena transición escuchábamos embelesados a Lluís Llach cantar a la libertad que un día amenazaría a los funcionarios catalanes con utilizar la estaca? La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida. EL PAÍS
  • El Gobierno debe pronunciarse de manera inmediata ante las reiteradas amenazas que están recibiendo los funcionarios de Cataluña por parte de algunos parlamentarios de Junts pel Sí si estos se niegan a obedecer la Ley de Transitoriedad Jurídica. «Sufrirán y serán sancionados, incluidos los Mossos reacios al proceso soberanista si rechazan cumplir con la nueva ley», ha llegado a decir Lluís Llach. Unas declaraciones que son del todo inaceptables. Es necesario que el Ejecutivo de España mande a los funcionarios catalanes un mensaje tranquilizador de apoyo y que se ofrezca a buscar una solución para poder sacarles del secuestro político en el que se encuentran.
    7El Gobierno debe pronunciarse de manera inmediata ante las reiteradas amenazas que están recibiendo los funcionarios de Cataluña por parte de algunos parlamentarios de Junts pel Sí si estos se niegan a obedecer la Ley de Transitoriedad Jurídica. «Sufrirán y serán sancionados, incluidos los Mossos reacios al proceso soberanista si rechazan cumplir con la nueva ley», ha llegado a decir Lluís Llach. Unas declaraciones que son del todo inaceptables. Es necesario que el Ejecutivo de España mande a los funcionarios catalanes un mensaje tranquilizador de apoyo y que se ofrezca a buscar una solución para poder sacarles del secuestro político en el que se encuentran. EFE