Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro incierto de Isabel Pantoja

La cantante ha vendido 20.000 copias de su primer disco tras salir de prisión, una cifra discreta pese a la gran promoción

La Cantante Isabel Pantoja durante un concierto en Aranjuez.
La Cantante Isabel Pantoja durante un concierto en Aranjuez. Gtres

Isabel Pantoja vuelve a los escenarios después de dos años de silencio obligado tras la condena que la ha mantenido en prisión por un delito de blanqueo de capitales. Desde que quedara libre el pasado mes de octubre, la artista no ha perdido el tiempo. El 11 de noviembre lanzaba su nuevo disco Hasta que se apague el sol (Universal) que ha conseguido el disco de oro, 20.000 copias vendidas, según certifica Promusicae, asociación de Productores de Música de España. Pero ¿son estas las cifras de ventas a las que está acostumbrada la cantante?, ¿siguen siéndole fieles sus fans? Con su anterior álbum de estudio, Diez boleros y una canción de amor(2006, Sony BMG) vendió más de 40.000 copias. El nuevo trabajo de la tonadillera fue el segundo disco más vendido de España, por detrás de Melendi, la primera semana tras su lanzamiento. Con el paso de las semanas ha ido descendiendo hasta ocupar el número 14. Los críticos musicales consultados consideran que va a ser difícil que llegue al disco de platino — 40.000 ejemplares vendidos—.

Seguidores leales

El momento de mayor tirón de ventas de los nuevos trabajos discográficos suele producirse tras su lanzamiento. Los seguidores leales, que tienen disposición de comprar copias físicas, no suelen esperar mucho para tenerlo en sus manos. En el estreno del trabajo de Pantoja se han juntado dos factores claves. El primero, el hecho de ser un disco esperado tras la desaparición forzosa de la cantante y la época navideña. Si con estos dos elementos potenciadores de ventas no ha alcanzado el éxito, será difícil que lo consiga más tarde.

El dato de 20.000 copias vendidas en un mes y medio, con la industria discográfica en crisis (en España las ventas han caído un 75% en 15 años), no puede considerarse un hecho despreciable pero tampoco es un éxito, según fuentes del sector. La vuelta de Pantoja no ha sido un fenómeno de masas pero tampoco se puede valorar como un fracaso. El disco de oro antes se les asignaba a los músicos que llegaban a los 50.000 ejemplares vendidos pero, ante la imposibilidad de que muchos llegaran, se rebajó hasta la cifra actual.

Alejandro Sanz fue el intérprete líder en España en 2015 —últimos datos disponibles— con 155.000 copias de Sirope, seguido por Pablo Alborán (120.000 de Terral) y Manuel Carrasco (70.000 de Bailar el viento). Adele, la primera artista extranjera entre los más vendidos de ese año, superó los 60.000 ejemplares. La cantante publicó su 25 en noviembre de 2015 y en cinco semanas llegó al cuarto lugar. En España venden más los artistas nacionales.

Universal, la discográfica de Pantoja, no ha respondido a las preguntas de EL PAÍS sobre las ventas de la tonadillera. Hasta que se apague el sol es la carta de presentación para sus próximos conciertos: Madrid (11 de febrero), Barcelona (18 de febrero), Viña del Mar (Chile, 22 febrero), Santiago de Chile (5 de marzo) y Sevilla (24 de junio).

 

Más información