Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jinetes de las olas: una raza en extinción

Durante décadas, los carros equinos han circulado a través de las aguas poco profundas de Xianrendao (China) para cumplir con el arrastre de medusas, que brotan en las aguas del Mar Amarillo

  • Hombres y mujeres vestidos con altas botas de goma y guantes llenan tanques de hormigón con sal y alumbre, donde las medusas se dejan durante una semana en remojo. Este proceso hace que la piel se pueda quitar con facilidad. En la imagen, la fábrica de salmuera de Xianrendao.
    1Hombres y mujeres vestidos con altas botas de goma y guantes llenan tanques de hormigón con sal y alumbre, donde las medusas se dejan durante una semana en remojo. Este proceso hace que la piel se pueda quitar con facilidad. En la imagen, la fábrica de salmuera de Xianrendao. AFP
  • Con su látigo en mano, Qin Yusheng conduce a sus mulas a través de las olas de la costa de Xianrendao, trabajando para atraer la pesca del día.
    2Con su látigo en mano, Qin Yusheng conduce a sus mulas a través de las olas de la costa de Xianrendao, trabajando para atraer la pesca del día. AFP
  • Qin Yusheng venderá sus mulas el próximo año. No quiere hacerlo, pero no le queda otra opción. En la imagen, Qin Yusheng prepara a sus mulas en su casa de Xianrendao.
    3Qin Yusheng venderá sus mulas el próximo año. No quiere hacerlo, pero no le queda otra opción. En la imagen, Qin Yusheng prepara a sus mulas en su casa de Xianrendao. AFP
  • Ahora, Quin, de 55 años, está a punto de retirarse con sus dos mulas, al tiempo que la tradicional forma de vida se pierde en el pasado. En la imagen, Qin Yusheng cena en su casa mientras su gato le roba parte de su comida, en Xianrendao.
    4Ahora, Quin, de 55 años, está a punto de retirarse con sus dos mulas, al tiempo que la tradicional forma de vida se pierde en el pasado. En la imagen, Qin Yusheng cena en su casa mientras su gato le roba parte de su comida, en Xianrendao. AFP
  • Los pescadores vaciaban sus resbaladizas presas en docenas de carritos tirados por caballos, que los transportaban desde las aguas profundas hasta los cobertizos de procesamiento. En la imagen, Qin Yusheng traslada el propulsor roto de un barco con su carro de caballos a una tienda de reparación, en Xianrendao.
    5Los pescadores vaciaban sus resbaladizas presas en docenas de carritos tirados por caballos, que los transportaban desde las aguas profundas hasta los cobertizos de procesamiento. En la imagen, Qin Yusheng traslada el propulsor roto de un barco con su carro de caballos a una tienda de reparación, en Xianrendao. AFP
  • Ahora, los buques llegan hasta un nuevo muelle de hormigón, donde descargan su producto directamente en camiones. Ya no hay necesidad de los carros tirados por animales, como los de Qin, que no encuentra una alternativa a retirarse. En la imagen, un barco pesquero abandona el embarcadero en busca de medusas, en Xianrendao.
    6Ahora, los buques llegan hasta un nuevo muelle de hormigón, donde descargan su producto directamente en camiones. Ya no hay necesidad de los carros tirados por animales, como los de Qin, que no encuentra una alternativa a retirarse. En la imagen, un barco pesquero abandona el embarcadero en busca de medusas, en Xianrendao. AFP
  • Durante la temporada alta, los empleados trabajan 13 horas al día en las fábricas. Grandes cobertizos abiertos con techos ondulados, donde se separan las cabezas de las medusas de sus cuerpos. En la imagen, una mujer traslada las medusas dentro de cajas de plástico, en la fábrica de recogida de medusas de Xianrendao.
    7Durante la temporada alta, los empleados trabajan 13 horas al día en las fábricas. Grandes cobertizos abiertos con techos ondulados, donde se separan las cabezas de las medusas de sus cuerpos. En la imagen, una mujer traslada las medusas dentro de cajas de plástico, en la fábrica de recogida de medusas de Xianrendao. AFP
  • La medusa es un plato muy popular en la gastronomía china, y la mayor planta de Xianrendao procesa alrededor de cinco millones de kg al año. En la imagen, Qin Yusheng prepara marisco para cenar con su familia, en Xianrendao.
    8La medusa es un plato muy popular en la gastronomía china, y la mayor planta de Xianrendao procesa alrededor de cinco millones de kg al año. En la imagen, Qin Yusheng prepara marisco para cenar con su familia, en Xianrendao. AFP
  • El producto final se exporta a Japón, Corea y a ciudades de toda China, donde a menudo mezclan la medusa con aceite y cilantro para hacer una ensalada fría y crujiente. El negocio funciona bien, según los lugareños, pero las capturas han disminuido año tras año. En la imagen, barcos pesqueros descargan sus cosechas de medusas en camiones, en Xianrendao.
    9El producto final se exporta a Japón, Corea y a ciudades de toda China, donde a menudo mezclan la medusa con aceite y cilantro para hacer una ensalada fría y crujiente. El negocio funciona bien, según los lugareños, pero las capturas han disminuido año tras año. En la imagen, barcos pesqueros descargan sus cosechas de medusas en camiones, en Xianrendao. AFP
  • Según los locales, la culpa la tiene una planta química que hay cerca del municipio, que rocía agua contaminada en el océano. En la imagen, un vendedor rocía con sal las medusas para poder cogerlas, en Xianrendao.
    10Según los locales, la culpa la tiene una planta química que hay cerca del municipio, que rocía agua contaminada en el océano. En la imagen, un vendedor rocía con sal las medusas para poder cogerlas, en Xianrendao. AFP