Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Athina Onassis pagará un millón a su esposo por cada año de matrimonio

La millonaria, que ha estado casada 11 años con Doda Miranda, ha iniciado los trámites de divorcio

Athina Onassis y Doda de Miranda en 2006.
Athina Onassis y Doda de Miranda en 2006.

Athina Onassis y Doda Miranda, el que ha sido su marido durante 11 años, ya han iniciado los trámites del divorcio. Según informa la prensa griega, la heredera del imperio que creó su abuelo, el famoso armador, le va a pagar un millón de dólares por cada año que estuvieron juntos. De acuerdo con estas publicaciones, Athina Onassis firmó un contrato prenupcial que establecía estos términos. La pareja ha presentado su divorcio en un tribunal belga ante el que ya han comparecido ambos.

La nieta del multimillonario armador griego fallecido Aristóteles Onassis y heredera de un gran patrimonio, se separó el pasado marzo del jinete brasileño Álvaro de Miranda Neto, conocido como Doda, aunque no se supo de la separación hasta el pasado mayo, coincidiendo con la disputa del concurso internacional de saltos de obstáculos. Doda Miranda es un destacado jinete brasileño, pero no acudió a la cita deportiva para no coincidir con Athina, que sí participaba en ella.

Athina Onassis y Álvaro de Miranda, en París, en 2015.
Athina Onassis y Álvaro de Miranda, en París, en 2015.

En Brasil se habla de que Doda le habría sido infiel a su esposa. La pareja vivía entre el país carioca y Holanda, donde instalaron su cuartel general para participar en el circuito europeo de competición hípica. Al parecer, el jinete aprovechó una ausencia de su esposa para serle infiel. Fueron unos empleados de la millonaria quienes alertaron de lo sucedido. El encuentro se produjo en una casa de Onassis en Florida.

A Doda, por su parte, se le atribuye esta frase: "Esto es una tormenta, pero no voy a renunciar a mi amor. No va a ser fácil y voy a luchar hasta el final ". Pero dos meses después, el divorcio es un hecho.

Si a su abuelo, el magnate más famoso y temido de la industria naviera del siglo XX, el hombre más rico del mundo en su época —se decía en aquellos años que si vendía todos sus activos, Wall Street temblaría—, le gustaba hacer ostentación de su riqueza, Athina huye de sí misma. Si a su abuelo le gustó disfrutar de poder, fama y conquistó nada menos que a la ex primera dama de Estados Unidos, Jacqueline Kennedy, y a la gran soprano María Callas, ella hasta ahora ha permanecido junto a Doda.

Solo tenía tres años cuando se quedó sin madre. Fue su padre, el playboy Thierry Roussel, quien se hizo cargo de ella. Dejó Grecia para crecer en Suiza con él, su madrastra, Gaby, y sus tres hermanos: Sandrine, Johanna y Erik. Una de ellas de la misma edad que Athina. Y es que Roussel se casó por dinero y posición social con Christina Onassis mientras mantenía otra familia, la que él consideraba suya, en la sombra. Athina no fue feliz y en cuanto pudo cortó amarras. Doda la ayudó a dar el salto definitivo, a independizarse.